Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Rejuvenecimiento del cuelloCorsé cervical (mínimamente invasivo)

El corsé cervical es una técnica poco invasiva para rejuvenecer el cuello, ya que tensa la piel y elimina las bandas platismales incipientes.

Lifting de cuello mínimamente invasivo para eliminar las bandas verticales

El corsé cervical es un lifting poco invasivo para eliminar las bandas platismales incipientes

¿Cómo envejece el cuello?

Uno de los signos de envejecimiento del cuello es la formación de dos cuerdas platismales o pliegues verticales que van desde el mentón hasta la clavícula, conocidos como "cuello de gallo".

Estas bandas verticales en el cuello son consecuencia de la laxitud del platisma, un músculo muy fino que abacar desde el tórax hasta la mandíbula.

Cuando el grado de laxitud de las bandas platismales es leve o moderado, se puede aplicar la técnica del corsé cervical.

Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

¿En qué consiste la técnica de corsé cervical?

El corsé cervical es un procedimiento poco invasivo y mucho menos traumático que un lifting normal. Se realiza bajo anestesia local y de forma ambulatoria en un procedimiento de menos de 30 minutos de duración.

Se realiza mediante una pequeña incisión por debajo de la barbilla y otra de 2 mm detrás de las orejas. Desde la incisión de la barbilla se pasan unas suturas de retención que enganchan el músculo platisma por uno de los lados, al igual que el tejido facial que esté descolgado, y se llevan al lado contraleteral del cuello, anclándolo detrás de la oreja. De esta forma se tensa el músculo y desaparecen las bandas verticales, definiendo el ángulo entre el mentón y el cuello.

Tras el procedimiento, el paciente debe llevar un ligero vendaje compresivo durante las primeras horas.

Los resultados se mantienen entre 2 y 3 años y la técnica se puede repetir pasado ese tiempo.

¿Desea conocer nuestras técnicas mínimamente invasivas para el rejuvenecimiento del cuello? Pida una cita informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta