Fotomodulación

Fotomodulación

La Fotomodulación consiste en la estimulación celular a través de la absorción de luz por parte de receptores mitocondriales de las células de la piel. Este proceso permite activar los procesos de regeneración y proliferación celular.

A través de luz led (Omnilux) se caracteriza por ser una luz no coherente de banda estrecha. En IML aprovechamos esta luz en dos técnicas, según el método de aplicación:

  • Terapia fotodinámica, si se emplea ALA (sustancia fotosensibilizante encargada de potenciar la luz atérmica).
  • Fotomodulación, técnica sin ALA (sustancia fotosensibilizante encargada de potenciar la luz atérmica).

El tratamiento de fotomodulación es especialmente útil para tratar:

  • Arrugas finas en la cara,
  • Cuello y el escote,
  • Flacidez de grado leve y moderado,
  • Piel apagada.

Además no es solo un tratamiento correctivo, puede aplicarse como preventivo y así abordar distintos signos de envejecimiento.

Los resultados obtenidos con tratamientos de fotomodulación se caracterizan por ser rápidos, efectivos y muy naturales.

Más información sobre recomendaciones y ventajas de la fotomodulación

La Fotomodulación está recomendada para actuar principalmente sobre:

  • Células madres,
  • La microcirculación sanguínea
  • Fibroblastos (son células que sintetizan el colágeno).

Para ello empleamos sistemas LED, que consiguen emitir luz atérmica no coherente de banda estrecha.

Esta luz emitida se convierte en energía dentro de la célula. Este proceso activa la producción de colágeno y de otros procesos celulares, que están relacionados con la regeneración de tejidos. Así conseguimos estimular las reacciones que mejoran el rejuvenecimiento cutáneo. Como la fuente de energía es luz en lugar del calor, el paciente puede volver a su rutina normal inmediatamente después del tratamiento, sin guardar tiempo de recuperación. En IML disponemos de dos equipos emisores de luz LED coherente para realizar el tratamiento de Fotomodulación y conseguir la bioestimulación de la piel.

Por otra parte, la luz LED que utilicemos puede ser de dos tipos, roja si va a ser utilizada para el rejuvenecimiento facial. Se aplica a 633 nm para mejorar la oxigenación de los tejidos y eliminar manchas y arrugas finas. Y azul para la eliminación de acné y lesiones premalignas, como queratosis actínicas, se aplica a 415 nm. La luz azul es efectiva en el caso de la fotomodulación.

La fotomodulación que se realiza por Gentle Waves, se basa en diodos de emisión de luz LED no térmicos. Son de gran ayuda para la reparación de la piel y su fortalecimiento, en un tratamiento no invasivo.

Es una luz no coherente de banda estrecha, utilizada para rejuvenecer la piel con eficacia, en pacientes de 30 a 40 años. También es muy efectiva para suavizar arrugas finas o que comienzan a aparecer.

*Tratamiento para mejorar el aspecto de la piel, o tratar imperfecciones propias de la edad

¡Suscríbete para conocer las tendencias y avances para el bienestar de tu cuerpo y adquiere un 15% de descuento!