Depilación Láser

Última actualización enero 11th, 2019 en 09:56 pm

video

Tratamientos de depilación láser

Nuestros médicos personalizan el tratamiento de depilación láser adaptándolo a las necesidades de cada paciente.

La depilación láser en IML es eficaz, tomamos todas las precauciones para proteger la piel y generalmente tiene unos efectos duraderos salvo en determinadas regiones corporales donde la influencia hormonal es importante.

Más información

Ventajas del Tratamiento de Depilación Láser en IML

  • Es un tratamiento tolerado, duradero y cómodo que presenta ciertas contraindicaciones que nuestro médico descartará en la consulta informativa gratuita. De hecho, en algunos casos puede solucionar otros problemas de la piel como foliculitis (pelos enquistados).
  • La depilación láser se tolera bien, pero algunos pacientes prefieren evitar las molestias y  asistir al tratamiento habiendo aplicado previamente crema anestésica tópica, sobre todo en determinadas zonas más sensibles.
  • El tratamiento de depilación láser es una de las mejores soluciones para pacientes con problemas de foliculitis o de pelo enquistado.
  • A medida que vamos realizando sesiones, cada vez el paciente presenta menor densidad de pelo y las sesiones se van espaciando cada vez más porque el pelo cada vez tarda más en volver a aparecer.
  • La duración de las sesiones de depilación láser depende de la extensión de la zona a depilar. La región peribucal se depila en un minuto, las axilas en tres o cuatro minutos y las ingles en diez minutos.  
  • Es un tratamiento válido tanto para hombres como para mujeres. En IML adaptamos el tipo de láser necesario a la piel, pelo, sexo y edad de cada paciente de forma personalizada a lo largo del tratamiento de depilación.

Preguntas Frecuentes de la Depilación Láser

El número de sesiones necesarias para una depilación láser efectiva varía según el sexo del paciente, la zona a tratar y el tipo de pelo que tenga.

De forma general, el número medio de sesiones es 8 para obtener un aclaramiento de la densidad del pelo mayor del 85%. Puede ampliarse a 12 en pacientes que presenten una mayor densidad de pelo.  

En regiones andrógeno-dependientes como la región facial de la mujer o la barba, espalda y tórax-abdomen del varón, pueden necesitar sesiones de mantenimiento espaciadas en el tiempo.

En IML siempre contamos con equipos de depilación láser de uso médico de la más alta calidad, seleccionando el tipo de láser más adecuado para cada paciente.

Los láseres de depilación emiten en una longitud de onda de entre 700 y 1.400 nm, ya que en este rango existe una mayor absorción de melanina que es el cromóforo que captará la energía del láser para alcanzar la matriz pilosa y que esta deje de generar pelo.

Los tipos de láser más utilizados son los siguientes:

  • Láser de Alejandrita (755 nm): Para fototipos entre el I y el  IV no bronceado.
  • Láser de Diodo (800 nm): Para fototipos desde IV bronceado hasta V, con la cualidad de preservar la epidermis.
  • Láser Superdiodo (800nm): Para pieles oscuras o tratamientos de gran superficie y pelo más bien profundo.
  • Láser Soprano ICE para depilación dinámica o Super Hair Removal (SHR), para todo tipo de fototipo, incluyendo el fototipo VI
  • Láser de Neodimio-Yag (1.064 nm): Gracias a que su longitud de onda es más penetrante, es un láser interesante para pelo especialmente profundo. También es seguro en fototipos altos.,

Luz Pulsada Intensa (590-1.200 nm): En IML lo recomendamos para vello facial. Es un tipo de sistema muy versátil y con una curva de aprendizaje importante que permite emplear parámetros muy interesantes en función del tipo de pelo y piel del paciente

La depilación láser se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, menos en el borde inferior de las cejas por seguridad para el globo ocular.

Las zonas más favorables a la depilación láser son las ingles (y toda la región púbica) y las piernas, en tercer lugar las axilas. En ellas se nota una disminución importante del vello en las primeras sesiones con efectos muy notables en pocas sesiones.

En el caso de los hombres, también ofrecen resultados muy satisfactorios los tratamientos de depilación láser aplicados sobre barba, espalda y tórax, si bien el varón debe saber que precisará más sesiones y puede precisar sesiones de mantenimiento para eliminar el eventual pelo nuevo que puede generar a lo largo de los años.

A la hora de determinar el tipo de láser y su efectividad en cada paciente, el médico debe valorar entre otros los siguientes factores:

Densidad de melanina del folículo piloso: Cuanto mayor sea la densidad, mejor. La pigmentación de la matriz del pelo es mayor y la eficacia del láser también.

Densidad de melanina en la piel: La piel más morena corre riesgo de sufrir efectos secundarios porque la melanina epidérmica puede captar parte de la energía destinada al folículo piloso. Por este motivo, siempre recomendamos asistir a la sesión de depilación láser asegurándose de que al menos ha transcurrido un mes desde la última exposición solar para los fototipos I a III y dos meses para fototipos IV y siguientes. También ante fototipos más altos utilizamos láseres con mayor longitud de onda y una duración de pulso largo, que protegen más la piel.

La duración de la sesión está determinada por la extensión de la superficie a depilar. Algunas sesiones pueden realizarse en apenas 1 minuto, como las destinadas al labio superior. Otras zonas más amplias, como las piernas o la espalda, duran de media algo menos de una hora.

La piel recién bronceada puede absorber de forma indeseada parte de la emisión lumínica al contener más cantidad de melanina en la epidermis. Esto le resta eficacia al tratamiento al no destinarse toda la energía al folículo piloso y puede motivar la a aparición de quemaduras superficiales que se resuelven espontáneamente en pocos días pero que se deben evitar.

Si se ha tomado el sol y la piel se ha bronceado, se recomienda esperar al menos un mes para la siguiente sesión de depilación láser. Y en pieles más oscuras recomendamos esperar dos meses.

Tras la realización de la sesión de depilación con láser, la exposición al sol no es recomendable hasta transcurridas 48-72 horas después de una sesión de depilación.

La depilación láser es un tratamiento que se tolera bien. No obstante, algunos pacientes sí confirman sentir algunas molestias durante el mismo y prefieren acudir al tratamiento con la aplicación de crema anestésica previa (45 minutos antes de realizar la sesión)

Al terminar la sesión es normal que la piel presente un discreto eritema, que al día siguiente desaparece.

En el caso de pelo muy grueso, puede aparecer edema perifolicular, que es simplemente una pequeña inflamación temporal alrededor de cada folículo piloso. Esto indica que el tratamiento ha resultado netamente eficaz.

En algunos pacientes, días después de la sesión, aparecen pequeños puntos negros. Es el pelo muerto residual que está a punto de caer.

En algunos pacientes con predisposición se pueden presentar pequeños hematomas que se reabsorben espontáneamente en unos días.  Con muy poca frecuencia se puede presentar un episodio transitorio de foliculitis, sobre todo en pacientes que presentan mucho pelo y muy grueso, que también remite en dos o tres días con  aplicación de una crema antibiótica.

Primero realizamos un diagnóstico previo del paciente, teniendo en cuenta sobre todo la morfología del pelo y de su piel,  para posteriormente realizar una correcta parametrización del láser que vamos a seleccionar para realizarlo.

La sesión de depilación láser en sí misma consiste en aplicar la emisión del láser en las zonas a depilar para lograr un calentamiento de los folículos pilosos suficiente para destruir su capacidad de generar pelo.

El tratamiento requiere sesiones sucesivas que se van espaciando cada vez más en el tiempo. Normalmente,  el tiempo que el paciente se mantiene depilado después de cada sesión es cada vez más largo y, cada vez, la densidad de pelo antes de la siguiente sesión será menor. Cuando se hayan realizado las sesiones apropiadas, el paciente disfrutará de una ausencia de vello permanente o muy prolongada, según las características personales y de la misma zona tratada.

¿Tienes dudas acerca de alguno de nuestros tratamientos?

Te atenderemos encantados

Información adicional de la Depilación Láser

Te aconsejamos que entre las sesiones respetes el intervalo de tiempo  entre sesiones pautado por el médico especialista.

En la mayoría de casos, este intervalo sigue el siguiente esquema, aunque puede personalizarse según las características individuales de cada paciente:

  • De la 1ª sesión a la 2ª: 2,5 meses.
  • De la 2ª sesión a la 3ª: 3 meses.
  • A partir de la 3ª y 4ª sesión: cada 3 meses o 3,5 meses.

El médico especialista puede ofrecerte unos consejos, tanto antes como después el tratamiento de depilación láser:

  • De forma previa es recomendable no exponer la piel al sol o rayos UVA al menos un mes antes de la siguiente sesión.
  • Tampoco te depiles con cera, pinzas y máquinas que arranquen el pelo de raíz porque si no, el tratamiento tendrá menor efectividad.
  • Si estás tomando un medicamento, informa de ello al médico especialista.

Aunque antes de la sesión también es aconsejable, sobre todo después de la sesión debes hidratar bien la zona depilada, dos o tres veces al día.

En primer lugar es preciso señalar que la depilación médica láser es a largo plazo más rentable que la depilación cosmética.

Partiendo de esta base, también te informamos de que nuestra clínica ofrecemos precios muy ajustados, personalizados y con descuentos por paquetes y por sumar zonas muy interesantes y a la medida de las necesidades de tratamiento de cada paciente.

Además, también te ofrecemos distintas facilidades de pago, así como de financiación. Puedes solicitar información en una primera consulta gratuita con uno de nuestros médicos expertos.

En la depilación láser debemos diferenciar entre 4 tipos de tratamientos generales que, aunque para cada pacientes sus condicionantes particulares pueden influir en algunos factores a tener en cuenta, normalmente presentan estas características.

  • Depilación facial femenina: Las zonas más demandadas y de resultado más satisfactorio son labio superior y barbilla.
  • Depilación facial masculina: La barba (completa o parcial), el entrecejo y los pómulos son las zonas que más se solicitan en tratamientos de depilación facial masculina con láser con son muy satisfactorios.
  • Depilación corporal femenina: Los tratamientos más frecuentes ingles, ingles brasileñas, piernas, axilas, línea alba, areolas y canalillo y antebrazos. Con resultados altamente satisfactorios.

Para que un tratamiento de depilación láser sea eficaz, te recomendamos que siempre acudas a especialistas con experiencia en el sector y con un equipo médico de la mayor calidad.

En IML, además de estos elementos, te ofrecemos un servicio completamente personalizado, en el que aplicar un tratamiento eficaz para tu tipo de piel, de pelo, así como en base a otros factores personales que anteriormente hemos detallado.

Contacto

autor

Dra. Josefina Royo de la Torre

Dirección
Datos académicos

  • Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, 1988.
  • Miembro fundador y presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid de la Unión Profesional de Médicos y Cirujanos Estéticos.

Info