Radiofrecuencia

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un método avanzado para mejorar la flacidez de la piel, sin incisiones ni periodo de recuperación. Una terapia médica poco agresiva que da excelentes resultados en el tratamiento de la flacidez facial y corporal ligera.

¿En qué consiste el tratamiento de radiofrecuencia?

La radiofrecuencia se basa en un calentamiento profundo de la piel y del tejido celular subcutáneo. Su aplicación provoca una serie de reacciones, con las que conseguimos mejorar la calidad de la piel.

Más información sobre la radiofrecuencia

Este tratamiento lo ofrecemos a pacientes que presentan distintos grados de flacidez facial o corporal, o celulitis flácida, siempre que además las características físicas del paciente recomienden su aplicación. Esta técnica se basa en el calentamiento del tejido a una temperatura externa de entre 45-55 grados centígrados. El calentamiento de los tejidos que induce la radiofrecuencia produce varios efectos:

  • Calentamiento de tejido graso: La temperatura estimula el sistema linfático y arteriovenoso y mejora el metabolismo del tejido graso lo que induce mejoría en los problemas de celulitis.
  • Contracción de piel: El calor controlado puede producir una contracción inmediata de las estructuras tisulares a nivel de dermis y de septos fibrosos de la hipodermis.
  • Síntesis de colágeno: La llamada neocolagénesis o síntesis de colágeno se produce por la liberación de moléculas HSP (Heat Shock Proteins). Estas proteínas de choque térmico se producen cuando hay aumento de temperatura en los tejidos e inducen la reparación tisular con generación de nuevas fibras elásticas y colágenas que mejoran el tono cutáneo a largo plazo.

Ventajas de la radiofrecuencia

  • Los distintos tratamientos de radiofrecuencia que empleamos, se realizan sin anestesia, de forma que el paciente puede volver a su rutina diaria de forma inmediata.
  • El tratamiento de radiofrecuencia tiene también grandes ventajas prácticas. Estimula la creación de colágeno nuevo para tensar la piel. También favorece la circulación de la piel y del tejido subcutáneo.
  • Los efectos visuales de la radiofrecuencia son muy valorados por los pacientes que aprecian una piel más tersa y rejuvenecida.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Más o menos se precisa un mínimo de 3 – 4 sesiones.

Preguntas frecuentes sobre radiofrecuencia

¿Qué efectos secundarios tiene la radiofrecuencia?

Tras el tratamiento de radiofrecuencia, el paciente puede tener una sensación de calor intenso que apenas dura unos minutos.

También puede aparecer un eritema en la zona tratada, que desaparece en 1 o 2 horas.

¿Qué cuidados requiere el post tratamiento?

Una de las ventajas de la radiofrecuencia que ofrecemos en IML es que permite volver a la rutina normal de forma inmediata tras el tratamiento. Incluso se puede tomar el sol al día siguiente siempre que se cuente con la protección adecuada.

¿Cuántas sesiones se hacen con radiofrecuencia?

En IML contamos con tratamientos como Thêmage que se realizan en sesión única o tratamiento con Exilis que precisa un mínimo de 3 – 4 sesiones.

¿Qué duración suele tener la radiofrecuencia?

El tratamiento de radiofrecuencia que aplicamos en IML suele presentar resultados progresivos durante el primer mes tras su aplicación y estos resultados mejoran a lo largo de los siguientes 4-6 meses.

Para mantener los resultados recomendamos realizar una sesión de mantenimiento cada uno o dos meses. La duración de los resultados también dependerá de los cuidados personales en cuanto a su calidad de vida, su alimentación y el grado de ejercicio que realice.

¡Suscríbete para conocer las tendencias y avances para el bienestar de tu cuerpo y adquiere un 15% de descuento!