Bichectomia

Bichectomia

Las bolas de Bichat son depósitos de grasa que se localizan en los laterales de las mejillas. Las bolas de Bichat las presentan todos los bebés, a medida que la persona se hace mayor, tienden a desaparecer. Pero en algunos casos no ocurre así y dan lugar a un aspecto facial de cara más redondeada o “con mofletes”.

El efecto de las bolas de Bichat más desarrolladas en algunos pacientes, es el de presentar una cara redonda. Se asocia a menudo esta imagen con un rostro infantil o con un exceso de peso.

Más información sobre Bichectomia

Procedimiento de la bichectomía

En el procedimiento se realizan primero dos incisiones intraorales a nivel de cada carrillo, desde las que podremos acceder directamente a las bolas de Bichat.

Mediante láser se resecan, el láser actúa como instrumento de corte y coagulación y así se reduce el sangrado y la inflamación y la pequeña cirugía es más precisa.

Cuando los cúmulos de grasa se han extraído, realizamos unos puntos de sutura muy pequeños, reabsorbibles e invisibles ya que están dentro de la cavidad de la boca.

A nivel externo se aprecia el adelgazamiento del óvalo facial de forma que el rostro se ve más favorecido, resultando la cirugía imperceptible.

Ventajas de la bichectomía

  • La bichectomía es un tratamiento mínimamente invasivo que realizamos con anestesia local.
  • El paciente está cómodo y sin molestias durante todo el proceso. Una vez terminado puede regresar a su domicilio.
  • El resultado del tratamiento de bichectomía que realizamos en IML es definitivo. Además, la cicatriz que queda es imperceptible en el rostro del paciente.
  • Gracias al tratamiento de bichectomia se puede disfrutar de un rostro de forma más ovalada, más favorecido.

¿Cómo es el post-operatorio?

El paciente de bichectomía puede reanudar su actividad diaria 24 horas después de la intervención.

Desde IML recomendamos un reposo relativo durante los dos o tres días posteriores a la intervención. Durante este tiempo solo hay que tener precaución de evitar realizar esfuerzos físicos importantes y comer alimentos suaves, mejor no muy calientes como purés, sopas o helados, lácteos o similares. Hasta que la mucosa oral haya cicatrizado.

¡Suscríbete para conocer las tendencias y avances para el bienestar de tu cuerpo y adquiere un 15% de descuento!