Luz Pulsada para Hombres

La Luz Pulsada o IPL es uno de los tratamientos para el hombre que más realizamos en IML.

¿QUÉ ES LA LUZ PULSADA EN LOS TRATAMIENTOS ESTÉTICOS PARA EL HOMBRE?

La Luz Pulsada o IPL es uno de los tratamientos para el hombre que más realizamos en IML.

La luz pulsada es una luz generada por una lámpara de diseño de alta tecnología y es una luz multicromática, divergente y descolimada, se trata por tanto de luz no coherente. El rango de longitudes de onda en las que sale la luz emitida corresponde a un fragmento del espectro luminoso y la calidad de la luz que se deja salir por la pieza de mano es regulada mediante un filtro de corte o cutt-off que se sitúa a la salida de la luz.

En los tratamientos de luz pulsada (IPL) para el hombre es muy importante para valorar si vamos a obtener el efecto terapéutico que buscamos el color de las estructuras cutáneas que deseamos tratar. La eficacia de la luz pulsada en los tratamientos estéticos está condicionada y se modula con los siguientes parámetros:

-Longitud de onda: A mayor longitud de onda la emisión es más penetrante

-Fluencia: Ya que la penetración es mayor cuanta más cantidad de energía sea emitida por unidad de superficie

-Tamaño del spot: La reflexión directa es inversamente proporcional a la superficie de aplicación. De tal manera, cuando el spot es menor de 1.10 cm2 la penetración de la luz desciende sensiblemente. Es muy importante valorar el tamaño de spot porque ante una emisión de longitud de onda en teoría muy penetrante, si tenemos un láser con spot pequeño estaremos perdiendo una parte de la penetrabilidad.

-Duración de pulso: A mayor duración de pulso, mayor aprovechamiento de energía en profundidad.

En relación a la longitud de onda, entre 600 y 1300Nm se considera que existe una ventana óptica que permite introducir energía láser entre dichas longitudes de onda y lograr efectos terapéuticos en la piel.

Procedimiento y usos de la luz pulsada:

El haz de luz se aplica sobre la piel a través de un gel, consiguiendo a lo largo de varias sesiones ir eliminado manchas solares, rojeces, así como estimular el colágeno dérmico para minimizar el poro, dar frescura y firmeza a la piel. Esta energía lumínica hay que aplicarla a las dosis precisas, y en lugares adecuados, estando el tratamiento siempre supervisado por un médico especialista.

El tratamiento completo de luz pulsada (IPL) para el hombre consiste en alrededor de 3-5 sesiones, cada una de las cuales dura unos 30-40 minutos. Se deben espaciar las sesiones unas 3 ó 4 semanas. El haz de luz se aplicará en todas las zonas a tratar (cara, cuello o escote). Se marcarán unos objetivos, ir eliminando manchas, rojeces, poros dilatados, llegando a la estimulación del colágeno con lo que arrugas finas se suavizan, consiguiendo un aspecto rejuvenecido sin necesidad de cirugía. Es importante señalar que se trata de un procedimiento indoloro.

Más información

VENTAJAS DEL TRATAMIENTO DE LUZ PULSADA (IPL) EN EL HOMBRE EN IML

  • Tratamiento no invasivo muy eficaz.
  • Mejora global del aspecto de la piel.
  • Tratamiento rápido.
  • Sin periodo de recuperación.
  • Varios tratamientos en uno.
  • Tratamiento personalizado.
  • En manos de médicos expertos en el manejo de la luz pulsada.
  • Aplicable en todo tipo de piel.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LUZ PULSADA PARA HOMBRES

La luz pulsada como tratamiento para el hombre es capaz además de, por mecanismo fototérmico, eliminar lesiones pigmentadas y vasculares, calentar el colágeno dérmico, al producir una desnaturalización reversible de sus fibras y estimular la producción de otras nuevas. El mecanismo es de calentamiento controlado.

Con la luz pulsada (IPL) podemos realizar tratamientos faciales combinados en el hombre para eliminar la mayor parte de los problemas estéticos de la piel:

 

  1. Eliminar manchas
  2. Eliminar rojeces, capilares dilatados y telangiectasias
  3. Mejorar la textura de la piel
  4. Mejorar la arruga fina
  5. Mejorar el tamaño del poro

 

Mediante la luz pulsada en el hombre podemos realizar tratamientos completos para mejorar el aspecto de la piel de hombre mediante sesiones cómodas que se realizan en 30-40 minutos y que apenas tienen fase de recuperación

 

El uso de la luz pulsada (IPL) en el hombre es uno de los tratamientos de elección para tratar lesiones de la piel en casos de envejecimiento epidérmico (léntigos, melasma, pigmentaciones postinflamatorias), telangiectasias, rojeces, poiquilodermia y pieles grasas con poros dilatados.

El tratamiento de la luz pulsada (IPL) en el hombre es completamente personalizado, programamos el tratamiento con una intensidad, longitud de onda y pulsos de luz en función de las características de la piel de cada hombre. Localizando las lesiones que deseamos eliminar en cuanto a tipo, tamaño y ubicación tanto las manchas marrones, como las manchas rojas o los capilares, rojeces o cuperosis. Con la ventaja de que la luz pulsada en el hombre produce también una estimulación de tejido conectivo con renovación de la red de fibras de colágeno que da lugar a una piel de mejor aspecto, más revitalizada y joven.

Los resultados del tratamiento con luz pulsada en el hombre se van observando a medida que vamos realizando las sesiones.

Mediante luz pulsada podemos realizar con alta eficacia tratamientos avanzados en manos de nuestros dermatólogos expertos tales como la rosácea o la poiquilodermia.

La Poiquilodermia de Civatte, es una alteración cutána que tratamos con luz pulsada (IPL) frecuentemente en el hombre ya que tiene más tendencia a padecerlo que la mujer. La poiquilodermia se elimina muy bien con luz pulsada en el hombre.

La poiquilodermia se caracteriza por la presencia de una alteración de la piel en las zonas más fotoexpuestas como la zona posterior del cuello y la zona anterior del cuello y escote del varón que combina pigmentación oscura de la piel junto con capilares dilatados y deterioro de la textura de la superficie cutánea con poro mucho más abierto y piel atrófica.

El manejo de distintas longitudes de onda permite eliminar los distintos problemas presentes en la poiquilodermia mediante luz pulsada en el hombre. Tanto la parte de pigmento melánico (marrón) como la parte de vasodilatación de los capilares (rojo) y también mejorar la textura atrófica de la piel y el poro abierto.

Con luz pulsada (IPL) en el hombre también alcanzamos resultados muy satisfactorios en el tratamiento de los distintos tipos de rosácea.

La rosácea es un problema cutáneo frecuente que mejora con el tratamiento con luz pulsada en el varón.

La rosácea es una afección inflamatoria de la piel que se manifiesta en mejillas, mentón y frente por alteración de las unidades pilosebáceas y los vasos sanguíneos. Cursa con enrojecimiento y rubor transitorio o permanente. A medida que evoluciona puede dar lugar a la aparición de capilares dilatados, pústulas y pápulas en cuadros de aparición intermitente.

La rosácea en varón con éxito mediante luz pulsada (IPL). La rosácea se define como trastorno de preferencia centrofacial, con un trastorno vascular cutáneo de base y tendencia a una forma particular de acné. Su enrojecimiento característico en mejillas, nariz, mentón y a veces parte inferior de la frente se puede acompañar de telangiectasias (arañas vasculares) y lesiones inflamatorias similares a las del acné en estas zonas. Son muy frecuentes los episodios bruscos de enrojecimiento facial súbito al exponerse al calor, al sol o ingerir alimentos o bebidas de acción vasodilatadora como el alcohol.

En el tratamiento de luz pulsada para el hombre para resolver la rosácea se debe tener en cuenta el tipo de rosácea que presenta el paciente ya que existen varias clases de rosácea:

  • Rosácea eritematosa: Rojez y capilares dilatados.
  • Rosácea pápulo-pustular: aparición de pápulas y pústulas.
  • Rosácea ocular: Afectación ocular.
  • Rosácea fimatosa: Engrosamiento cutáneo.

La rosácea eritematosa y la fimatosa es la que mejor responde al tratamiento con luz pulsada para el hombre.

Con luz pulsada (IPL) para el hombre, realizado un tratamiento con 2-3 sesiones se puede observar una disminución de las rojeces y desaparición de manchas. El tamaño del poro disminuye y la piel está más hidratada y con mejor aspecto. Lo ideal es realizar un mantenimiento con una sesión cada 3 meses, sobre todo si lo que se quiere es trabajar la piel en profundidad. La duración de la sesión es de unos 30 minutos.

 

Como el proceso de envejecimiento es progresivo y no hay tratamiento cuyo beneficio dure de por vida, lo ideal es hacerse un tratamiento de Luz Pulsada en el hombre cada 3-6 meses para eliminar las imperfecciones epidérmicas que van saliendo (léntigos) y para estimular la dermis.

La gran ventaja de este sistema de luz pulsada para hombre es que no precisa un periodo de recuperación, permitiendo al paciente incorporarse a sus actividades en el mismo día. Cuando el paciente sale de la consulta después de una sesión de luz pulsada (IPL), puede notar únicamente una ligera sensación de calor y su piel está enrojecida transitoriamente. Posteriormente el paciente deberá seguir los consejos para el cuidado de su piel que le indique el especialista.

En el Instituto Médico Láser hacemos un planteamiento global del tratamiento que requiere cada paciente, siendo nuestros médicos especialistas los que aconsejan al paciente sobre la conveniencia o no de éste u otros tratamientos. Si es necesario se puede combinar el tratamiento de luz pulsada (IPL) o Fotorejuvenecimiento en el hombre con la utilización de otros equipos, como son el láser para lesiones rojas Cynergy específico para el tratamiento de vasos dilatados, o el láser de Picosegundos específico para lesiones pigmentadas o la Terapia Fotodinámica con luz de Leds para rejuvenecimientos integrales.

También podemos emplear el láser de CO2 para el tratamiento de cicatrices y marcas de acné, así como los láseres Ydun Frax 1550 y Starlux 1540 para el remodelado cutáneo con mejora marcada de la calidad de piel.

¿Tienes dudas acerca de alguno de nuestros tratamientos?

Te atenderemos encantados

Información adicional

Tras realizar la sesión de luz pulsada (IPL) en el hombre solo es necesario aplicar una crema de efecto suavemente calmante durante las primeras 4-6 horas y evitar la exposición solar directa e intensa durante los primeros días.

Tratamientos IML

Equipamiento de alta tecnología

Profesionales altamente cualificados

Los mejores estándares de calidad

Tratamiento
en madrid

Consulta Gratuita

Dr. Javier Moreno Moraga

Dirección
Datos académicos

  • Estudios de Licenciatura en Medicina y Cirugía, iniciados en 1967 y finalizados en el curso 1973-1974. Universidad Complutense de Madrid.
  • Matrículas de honor: 17

Info

Suscríbete a nuestra newsletter

Tenemos un detalle para ti.

Por ser suscriptor, benefíciate de una técnica complementaria al contratar tu tratamiento*. Consulta las bases de la promoción.