/uk/

Rejuvenecimiento Facial No Quirúrgico VI: Tratamientos a sub-muscular

Prótesis faciales

El implante de prótesis faciales está recomendado cuando una cara resulta poco sugerente u ofrece un aspecto plano y con pocos ángulos.

Pómulos y mentón son los huesos de la cara que determinan en gran parte la personalidad del rostro y por ello son las prótesis más frecuentemente implantadas. La intervención consiste en colocar una prótesis que "imite" el hueso que es el que está carente de proyección y por eso se suelen utilizar prótesis rígidas o semirrígidas.

El material más empleado sigue siendo la silicona sólida, que es lo que da mejor resultado. También puede emplearse grasa autóloga obtenida del propio paciente o materiales de relleno de alta densidad diseñados expresamente para su implantación subperióstica.

Pómulos y mentón determinan en gran parte la personalidad del rostro

Pómulos y mentón determinan en gran parte la personalidad del rostro.

Pómulos:

Básicamente hay cinco tipos de prótesis de pómulos con distintas formas para rellenar o resaltar, con diferentes matices, la zona donde se colocan: la región malar de la cara.

La colocación de la prótesis de pómulos se realiza practicando una incisión en el interior de la boca por encima de la encía, hacia al nivel de los caninos. Después se sutura con puntos que se reabsorben en menos de una semana.

Mentón:

En relación al mentón, la implantación de una prótesis está indicada cuando el maxilar inferior tiene poco tamaño o le falta proyección (son las típicas "caras de pájaro").

La incisión puede ser externa (se practica por fuera, por debajo de la barbilla), o endobucal. En IML preferimos la vía endobucal, haciendo la incisión en la base de la encía, por delante de los incisivos inferiores. También se sutura con puntos reabsorbibles.

Las prótesis de mentón también tienen distintas formas anatómicas según la corrección que se precisa. Por ejemplo, hay quien precisa implante sólo en la punta del mentón y quien necesita también los lados del mentón.

Ambas técnicas se realizan con anestesia local y tienen un postoperatorio de 4-5 días donde básicamente el paciente presenta un cierto grado de edema y ligeros hematomas. Los puntos de sutura endobucales son reabsorbibles y se eliminan de forma espotánea.

¿Desea recibir más información sobre los tratamientos de Rejuvenecimiento Facial no quirúrgicos? Pida una cita informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos de Madrid.

 

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin