/uk/

Enrojecimiento Facial: Flushing y Blushing

Inicio | Preguntas frecuentes | Enrojecimiento Facial: Flushing y Blushing

El enrojecimiento facial es la consecuencia de una vasodilatación transitoria de los vasos sanguíneos locales y cursa con un incremento temporal del volumen circulante de los vasos sanguíneos de la zona.

La mayor densidad de distribución de capilares en la zona y su mayor superficialidad facilita que los vasos sanguíneos (su contenido) sean más visibles a través de la piel.

Las zonas en las que es más frecuente el enrojecimiento de la piel son:

  • Rostro.
  • Cuello.
  • Escote.
  • Epigastrio (parte superior del abdomen).

El enrojecimiento facial es la consecuencia de una vasodilatación transitoria

El enrojecimiento facial es la consecuencia de una vasodilatación transitoria

¿Por qué se produce el enrojecimiento facial?

El enrojecimiento facial se desencadena por factores relacionados con la función neurológica y la liberación de sustancias vasoactivas en la zona.

El control neurológico local produce predominantemente vasodilatación, aunque también produce vasoconstricción. Además, el sistema nervioso autónomo también controla la secreción de las glándulas ecrinas de la piel, por lo que es frecuente que la vasodilatación local que aparece con el enrojecimiento facial vaya asociada a un aumento simultáneo de la sudoración de la zona.

Los episodios de vasodilatación aguda dan lugar a la aparición de cambios inflamatorios que refuerzan la vasodilatación y la liberación de linfocitos, provocando a la larga la dilatación permanente de las arteriolas y las vénulas, que las hace más visibles bajo la piel y favorece la aparición de arañas vasculares o telangiectasias.

Las causas de las rojeces en la cara pueden ser de distinta naturaleza:

  1. Rojeces relacionadas con una patología cutánea o sistémica (flushing).
  2. Rojeces relacionadas con una respuesta emocional intensa (blushing).

1. Rocejes por patología cutánea o sistémica (flushing)

  • Reacciones de fotosensibilidad.
  • Dermatitis seborreica.
  • Reacciones cutáneas por fármacos.
  • Enfermedades sistémicas como lupus eritematoso.
  • Hipertiroidismo.
  • Síndrome carcinoide.
  • Rosácea.
  • Eczemas.
  • Psoriasis.
  • Dermatitis irritativa de contacto.
  • Otros.

2. Rojeces por respuesta emocional intensa (blushing)

Las rojeces conocidas como “blushing” están relacionadas con una respuesta emocional intensa, en ocasiones sin factor desencadenante y es más frecuente en pacientes de piel clara.

Este enrojecimiento aparece de forma repentina y en ocasiones se acompaña de sensación de calor, hormigueo o mareo. Se relaciona con sentimientos de vergüenza, pero realmente es el blushing el que produce el sentimiento de vergüenza. Puede acabar produciendo un complejo importante en el paciente, ya que el enrojecimiento puede llegar a afectar a sus relaciones sociales, en las que algunos pacientes adoptan conductas de evitación y casos de ansiedad.

En el siguiente vídeo puede ver casos reales de antes y después del tratamiento de manchas rojas en la piel del rostro:

¿Cómo se trata el enrojecimiento facial?

En función de su gravedad y de sus causas, los tratamientos para el enrojecimiento facial pueden ser:

  • Tratamientos cosméticos.
  • Tratamiento con láser.
  • Tratamiento quirúrgico.

Tratamientos cosméticos

El tratamiento cosmético se basa en la aplicación de productos tópicos que posean las siguientes propiedades:

  • Función antiinflamatoria, como los salicilatos (aloe vera) o el bisabolol.
  • Función protectora de barrera (mucopolisacáridos presentes en el aloe vera e higo chumbo o nopal).
  • Polifenoles (aceite de té verde, aceite de onagra, ginko biloba).
  • Factores hidratantes (alantoína).

Hoy en día no existen evidencias científicas que demuestren que los vasoconstrictores cosméticos puedan frenar la reacción de vasodilatación.

Tratamiento con láser

Existen diferentes sistemas de láser para la fotocoagulación de los capilares dilatados, que consigue eliminar una parte o el total de las rojeces faciales. Todo depende del mecanismo etiológico de la rojez.

Las telangiectasias faciales, arañas vasculares o dilataciones responden bien al tratamiento con láser. 

Algunos de los láseres que aplicamos en Instituto Médico Láser de Madrid para tratar el enrojecimiento son:

  • Láser de colorante pulsado a 595 nm
  • Láser de neodimio-yag a 1064 nm
  • Láser KTP (1064 nm y 532 nm)

La elección del tipo de láser varía en función del calibre de los vasos a tratar, del grosor de la piel del paciente y de la localización anatómica. Es el dermatólogo experto en el manejo de esta tecnología quien debe definir el tratamiento más eficaz y buscar el tratamiento para las frecuentes patologías que se presentan asociadas a este problema.

Tratamiento quirúrgico

En algunos casos de rubor emocional muy intenso se puede plantear como opción terapéutica la simpatectomía torácica por vídeotoracoscopia. Es el mismo tratamiento quirúrgico que se emplea para la hiperhidrosis, que consiste en la interrupción quirúrgica de la conducción nerviosa de la cadena nerviosa simpática (simpaticotomía).

Nuestros Dermatólogos expertos pueden asesorarle sobre  el tratamiento más adecuado para usted. Solicite ahora una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin