/uk/

Tipos de Láser

Un Tipo de Láser para cada Depilación

¿Cuál es el Objetivo de la Técnica de Depilación con Láser?

  • El objetivo es la eliminación del vello por medio de energía lumínica. Para evitar las depilaciones repetidas de por vida de las técnicas convencionales.
  • Todos los equipos de depilación láser actúan emitiendo una luz que debe ser absorbida por el cromóforo del pelo, que es la melanina, con objeto de que la matriz pilosa cargada de células pluripotenciales y responsables de la generación del tallo piloso se calienten y se destruyan por un fenómeno de desnaturalización proteica de carácter térmico.
  • Las distintas características del pelo (calibre, profundidad y cantidad de pigmento) y de la piel (más o menos pigmentada y con una dermis más o menos gruesa) es lo que hace interesante manejar los distintos equipos, que son más eficaces en cada una de estas circunstancias.
  • Los equipos adecuados para depilación son los que poseen una longitud de onda que se encuentra entre los 700 y los 1.200 Nm., por ser en este rango donde existe una mayor absorción de melanina y donde se produce una menor interferencia con otros pigmentos como la hemoglobina.

El objetivo de la depilación láser es eliminar el vello

¿Cómo Funciona la Depilación Láser?

  • Actúa por el principio de fototermólisis selectiva, cuyo objetivo es la eliminación del folículo piloso sin afectar estructuras vecinas. Esto lo hace mediante pulsos de luz de alta energía, con longitudes de onda que sean absorbidas selectivamente por el cromóforo diana, utilizando tiempos de emisión que sean inferiores al tiempo de relajación térmica del folículo piloso (20-60 milisegundos).
  • El folículo piloso contiene un cromóforo natural que es la melanina. Otros cromóforos presentes en la piel son el agua y la hemoglobina. Los láseres que se emplean para depilación tienen como diana la melanina y deben emitir una luz con una longitud de onda adecuada para que presente mucha absorción por ésta pero poca por otros pigmentos. La energía lumínica, al ser absorbida por la melanina, es transformada energía térmica, es decir, en calor, que es lo que va a dañar el folículo piloso.
  • Los estudios clínicos realizados hasta la fecha postulan que si la destrucción se realiza en la papila y la matriz, lo que se observa es un retraso en el crecimiento folicular, y si se lesionaran las células madre del área de la protuberancia en la interfase entre la vaina radicular externa y el tejido conectivo, se conseguiría una depilación permanente.
  • Por este motivo, hoy en día existen láseres de ancho de pulso mucho más largos que empleamos basados en la Teoría Ampliada de la Fototermolisis Selectiva. Teoría modificada de la anterior que propone que los pulsos de energía han de ser bastante más largos para alcanzar con el daño térmico la vaina radicular externa del pelo. Y la realidad es que coexisten láseres de pulsos más cortos y de pulsos superlargos.

Tipos de Láser Empleados en Depilación

Los más adecuados son los que presentan una longitud de onda entre 700 y 1200 Nm., por ser en este rango donde mayor absorción de melanina existe y menor interferencia con otros pigmentos como la hemoglobina. Los más empleados son:

  • Láser de Alejandrita (755 nm.).
  • Láser de Diodo (800 nm.).
  • Láser de Neodimio-Yag (1064 nm.).
  • Luz Pulsada Intensa de Uso Médico (590-1200 nm.).

Láser de Alejandrita

  • Emite en una longitud de onda de 755 Nm. Se pueden tratar fototipos hasta fototipo IV siempre que no haya habido exposición solar reciente. Los láseres Alejandrita pueden ser de pulso fijo o variable y los hay de hasta 18 mm. de tamaño de spot.
  • Algunos equipos incorporan un sistema de escáner que permite tratar zonas más amplias. Como sistema refrigerante emplean gas, gel o aire frío. Tiene la ventaja de que es bastante rápido. Algunos sistemas requieren rasurado de la zona y otros no.
  • Como desventajas presenta que no es el más adecuado para fototipos muy oscuros (V) o recién llegados de la exposición solar estival ni para depilación facial. Es el láser ideal para eliminar pelo mediano o grueso y con más o menos pigmento. Y es nuestro láser de elección para repasar y terminar de eliminar el pelo residual de un tratamiento de depilación láser, que normalmente suele ser algo miniaturizado.

Láser de Diodo

  • Emite en una longitud de onda de 800-810 nm. y permite la variación de la duración de pulso. Tienen un tamaño de spot de 12 por 12 mm. Se pueden tratar fototipos más oscuros (fototipo V) sin producir lesión de la epidermis, y es un láser altamente eficaz siempre que el pelo sea oscuro.
  • Al tener mayor longitud de onda presentan menor absorción por la melanina, por lo que se requiere emplear energías algo más altas. Como sistema de refrigeración presenta en la pieza de mano un cristal de zafiro que está en contacto con la piel. Necesita rasurado. Es un láser de mayor penetrabilidad y es muy recomendable para el pelo profundo del varón.
  • Su ventaja fundamental es que permite tratar fototipos oscuros, preservando la epidermis. Por su longitud de onda y la necesidad de rasurar no es el más empleado para tratamientos faciales.

Láser de Neodimio-YAG

  • Emite en una longitud de onda de 1064 nm. Esta longitud de onda es poco absorbida por los pigmentos, por lo que permite tratar todo tipo de piel con mucha seguridad, incluyendo las muy oscuras, pero su eficacia es menor.
  • Al tener menor absorción por la melanina requiere el empleo de fluencias altas pero permite tratar fototipos oscuros sin riesgo de complicaciones. Los equipos de pulso largo emiten pulsos únicos de duración variable y con un spot de entre 2 y 4 mm.
  • Dado que tiene menor apetencia por la melanina y que precisa más potencia para tener eficacia, es el láser de depilación más molesto y solo está indicado en pelo grueso y oscuro bastante profundo.

Es muy habitual que a medida que avanzan las sesiones los pacientes presenten cada vez menor cantidad de pelo, se mantengan depilados durante más meses y que el pelo residual cuando brote se muestre miniaturizado.

Dado que la morfología del pelo y de la piel son variables y pueden ir cambiando a lo largo del tratamiento en cuanto a carga de pigmento (cromóforo) y otros parámetros, es frecuente que nuestros pacientes comiencen el tratamiento con un tipo de láser y a medida que el tratamiento avanza se continúe el tratamiento con los otros sistemas de depilación existentes en nuestra clínica de Madrid que resulten de elección en función de la evolución del tratamiento en cada momento.

Luz Pulsada Intensa (IPL)

La luz pulsada intensa o IPL permite aplicar diferentes longitudes de onda, desde los 590 a los 1200 nm.

Esta luz mixta puede aplicarse en pieles claras para eliminar el pelo fino de la cara. En ocasiones, la luz pulsada intensa complementa al láser, cuando éste no está indicado para el tipo de piel y pelo del paciente.

No existe, por tanto, un tipo de láser que por sí solo sea mejor que otro. Cada sistema ofrece ventajas y restricciones únicas frente a los demás.

Por este motivo, en IML disponemos de todos los tipos de láser y de Luz Pulsada Intensa, con el fin de ofrecer al paciente el equipo que necesita en cada fase del tratamiento.

Un poco de Historia: El láser en la depilación

El inicio del diseño del láser se inicia con la propuesta de Einstein que formula en 1900 el concepto de emisión de luz estimulada. La aplicación de esta teoría a la piel en sus primeras aplicaciones clínicas fue realizada por Maiman quien, empleando una luz monocromática de 694 nanómetros, desarrolla el primer láser.

Posteriormente los diseños se fueron depurando y así en 1963, el dermatólogo Leon Goldman utilizó el láser de rubí para el tratamiento de algunas patologías cutáneas.

Durante la década de los años 80 aparece el concepto de fototermolisis selectiva de Anderson y Parrish, que contribuyó en gran medida al desarrollo de la tecnología láser y supuso un gran empuje para su uso.

En 1988 aparecen las primeras publicaciones científicas sobre depilación láser de la mano de dermatólogos reputados a nivel internacional como Diericks, Goldbert que realizan estudios comparativos para demostrar la eficacia del láser para la depilación.

¿Cuál es el mejor Láser para la Depilación?

El mejor sistema para depilar es el que más se ajusta a las necesidades concretas del paciente en cada momento del tratamiento. En IML, la elección del tipo de láser es totalmente personalizada y tiene en cuenta numerosos factores, entre los que destacan:

  • Calibre del pelo
  • Cantidad de melanina tanto en el pelo como en la piel
  • Edad y sexo del paciente
  • Profundidad del folículo
  • Fase de crecimiento del pelo
  • Densidad de folículos
  • Zona a tratar, por la influencia hormonal que recibe

Por lo general, a medida que avanza el tratamiento de depilación, el pelo suele mostrar un calibre cada vez más fino y una menor cantidad de melanina. Por tanto, el tipo de láser que era más adecuado en la primera sesión, cuando el pelo era más grueso y más oscuro, puede dejar de ser el equipo idóneo en las últimas sesiones del tratamiento, ya que el pelo (su densidad, su grosor, su color…) ha cambiado. Éste es el motivo por el que en nuestra clínica podemos tratar a un mismo paciente con diferentes tipos de láser.

En ocasiones acuden a consulta pacientes que desean ser tratados con un tipo de láser muy concreto, ya que alguien de su entorno más cercano lo ha probado y ha obtenido buen resultado.

Sin embargo, el pelo y la piel de cada paciente son únicos, por lo que, para conseguir los mejores resultados y el máximo rendimiento en cada sesión, en IML recomendamos a nuestros pacientes confiar en el criterio del médico experto, quien tiene en cuenta diferentes elementos a la hora de elegir el tipo de láser más adecuado en cada caso.

¿Desea conocer cuál es el mejor sistema de depilación para usted? Pida ahora un diagnóstico con uno de nuestros médicos expertos.

Dr. Javier Moreno Moraga
Dra. Josefina Royo de la Torre

WordPress Video Lightbox Plugin