/uk/

Preguntas Frecuentes sobre Hilos Tensores

Mínimamente invasivo
Efecto inmediato
Alta efectividad
Rostro y Cuerpo

Los hilos tensores mejoran la flacidez de grado leve o moderado.

Es un tratamiento de regeneración de los tejidos muy demandado por sus ventajas: poco invasivo, seguro, eficaz, con efecto lifting sin cirugía y apto para el rostro y el cuerpo.

  1. ¿Qué son los hilos tensores?
  2. ¿En qué casos están indicados los hilos mágicos?
  3. ¿Cómo se colocan los hilos mágicos?
  4. ¿Cómo actúan los hilos mágicos?
  5. ¿Qué resultados se consiguen con los hilos mágicos?
  6. ¿Cuáles son las Aplicaciones de los Hilos Tensores?
  7. ¿Es compatible con otros tratamientos?

Los hilos mágicos son hilos tensores que mejoran la flacidez en rostro y cuerpo

1. ¿Qué son los hilos tensores?

Los hilos tensores son unos filamentos del grosor de un cabello compuestos por sustancias como la polidioxanona (PDO), un material sintético, estéril, reabsorbible y totalmente biocompatible, por lo que no produce alergias ni rechazo. Esta sutura se emplea en la cirugía cardíaca, ya que facilita la recuperación de los tejidos.

2. ¿En qué casos están indicados los hilos tensores?

Los hilos tensores están indicados a partir de los 30 años, ante los primeros signos de flacidez o bien como tratamiento preventivo de la laxitud cutánea. Pueden aplicarse en la cara, cuello y cuerpo. El objetivo es reafirmar la piel y mejorar la flacidez sin cirugía.

Indicaciones de los hilos mágicos en el rostro

Los hilos tensores en la cara están indicados para mejorar los siguientes aspectos:

  • Elevar cejas y mejillas
  • Mejorar las líneas de marioneta y el código de barras
  • Mejorar el surco nasogeniano
  • Reafirmar el cuello

Indicaciones de los hilos tensores en el cuerpo

En el cuerpo, los hilos tensores están indicados para mejorar la flacidez en las siguientes zonas:

  • Cara interna de brazos y muslos
  • Glúteos
  • Abdomen
  • Mamas
Los hilos mágicos mejoran la flacidez en abdomen, glúteos, brazos y muslos
Los hilos mágicos mejoran la flacidez en la cara interna de brazos y muslos, glúteos y abdomen

3. ¿Cómo se colocan los hilos tensores?

La técnica de implante de hilos PDO es sencilla y rápida . Dura alrededor de  30 minutos , no requiere hospitalización y basta con aplicar crema anestésica en la zona a tratar antes del procedimiento. El paciente puede continuar su  vida normal  tras finalizar la técnica.

El médico estudia detalladamente la zona a tratar del paciente, ya sea facial o corporal, y marca en la piel una serie de vectores, cuya ubicación ocuparán después los hilos tensores.

El hilo se coloca en una aguja portadora de calibre fino, siguiendo el trazado de líneas que el médico ha dibujado previamente. Una vez colocado en lugar exacto, la aguja se retira fácilmente.

El hilo produce una fibrosis en los tejidos colindantes que activa los fibroblastos, que a su vez generan nuevas fibras de colágeno y elastina. Esta fibrosis, además, garantiza que el hilo no se desplace.

El colágeno y la elastina son fibras elásticas que soportan la estructura del tejido conjuntivo. Cuantas más fibras elásticas de calidad sujeten los tejidos, mayor firmeza presentará la piel.

Por este motivo, los hilos  producen un  doble efecto lifting sin cirugía :

  • Efecto lifting inmediato : Se consigue tras la colocación de los hilos, debido a la tensión que provocan éstos y al edema que se produce.
  • Efecto lifting a largo plazo : Los hilos comienzan a actuar desde que se implantan y los efectos visibles se alcanzan transcurrido un mes, siendo a los 2 ó 3 meses el momento en el que el  efecto alcanza su máximo grado de corrección.

Los hilos mágicos reafirman y mejoran la flacidez en cara interna de muslos y de brazos, glúteos, abdomen y mamas

Los hilos reafirman y mejoran la flacidez en cara interna de muslos y de brazos, glúteos, abdomen y mamas

4. ¿Cómo actúan los hilos tensores?

Una vez posicionado, el hilo produce dos efectos:

  1. Una fibrosis tensora en el tejido circundante al hilo
  2. La estimulación de la síntesis de colágeno y elastina , responsables de la firmeza de la piel

5. ¿Qué resultados se consiguen con los hilos tensores?

La estimulación del colágeno que se produce alrededor del hilo implantado genera un efecto lifting sin cirugía.

  • Inmediatamente después de su implantación, los hilos producen una tesión con efecto lifting.
  • A los 2 ó 3 meses de la implantación se consigue el máximo de corrección. La piel gana en elasticidad y luminosidad y se observa una mejora en la flaccidez de la piel tratada.

El organismo reabsorbe los hilos en aproximadamente 8 meses. Después de este tiempo, la actividad de los fibroblastos sigue estimulando el colágeno y la elastina, por lo que el efecto lifting puede prolongarse hasta el año o los dos años.

¿Desea saber si los hilos tensores son el tratamiento más adecuado para usted? Pida ahora una cita informativa con uno de los médicos expertos de Instituto Médico Láser de Madrid.

6. ¿Cuáles son las Aplicaciones de los Hilos Tensores?

Los hilos tensores, también llamados hilos de polidioxanona o PDO, hilos japoneses o lifting japonés, son unos filamentos que levantan las estructuras faciales y corporales.

Sus aplicaciones comprenden desde la prevención de la flacidez y del descolgamiento de los tejidos como la corrección de la flacidez leve o moderada ya instalada.

Esta técnica tensora es un procedimiento idóneo para aquellos pacientes que no desean someterse a una intervención quirúrgica o que necesitan poder continuar con sus actividades habituales de inmediato.

En el área facial, los hilos mejoran la flacidez de la piel, corrigen las líneas de marioneta o línea de amargura, mejoran el código de barras o reafirman el cuello, entre otros.

En el área corporal, los hilos de polidioxanona se emplean para mejorar la flacidez en la cara interna de muslos y brazos, glúteos, abdomen e incluso mamas.

7. ¿Es compatible con otros tratamientos?

Los hilos tensores son compatibles con distintos tratamientos, como la Terapia Regenerativa con Factores de Crecimiento, la mesoterapia o la Toxina Botulínica.

En ocasiones puede ser interesante aplicar sesiones de radiofrecuencia después de al menos 5 meses de la implantación de los hilos, ya que hemos comprobado que el efecto de choque térmico de la radiofrecuencia multipolar incrementa la generación de fibras de colágeno y elastina, por lo que ayuda a potenciar y mantener los resultados.

¿Desea conocer  si el tratamiento de Hilos Tensores es adecuado para usted? Solicite ahora una cita informativa gratuita en nuestro centro médico estético.

Consulta gratuita

WordPress Video Lightbox Plugin