Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Vistabel

Uno de los signos más claros de envejecimiento es la aparición de arrugas en el rostro, arrugas que pueden ser estáticas (aquellas en cuya aparición contribuyen factores como el daño solar, la edad y la gravedad) y dinámicas o de expresión, que son las causadas por los movimientos faciales producidos por los músculos miméticos, es decir, provocadas por las contracciones musculares.

Para corregir las arrugas de expresión una de las mejores soluciones es la aplicación de Vistabel®, que produce una parálisis reversible de los músculos responsables de la formación de dichas arrugas. Como el resto de la musculatura del rostro que queda sin tratar se contrae de forma natural, la expresión facial no se ve afectada.

¿Cómo funciona?

Al inyectar la toxina botulínica Tipo A en el músculo, esta actúa sobre la unión neuromuscular y bloquea la liberación de acetilcolina, sustancia encargada de transmitir el impulso nervioso hacia el músculo, de forma que éste no puede contraerse y se relaja. Así, la piel situada por encima de dicho músculo permanece lisa y no se forma la arruga.

La inyección intramuscular de Vistabel® produce una reducción de la contracción muscular, que depende de la dosis. El efecto terapéutico empieza a notarse a las 48-72 horas tras su administración y se completa entre la primera y la segunda semana. La funcionalidad del músculo se recupera entre cuatro y seis meses, desapareciendo así su efecto.

La parálisis del músculo producida por la toxina es reversible. La aplicación de Vistabel® no requiere anestesia, se realiza de forma ambulatoria y el paciente puede regresar a sus actividades de forma inmediata, con las únicas precauciones de mantener la cabeza erguida durante cuatro horas y no masajear el área tratada hasta el día siguiente.

Vistabel® está contraindicado en pacientes con trastornos neuromusculares, como la miastenia gravis y el síndrome de Eaton Lambert, en embarazo y lactancia y en pacientes con alergia a la albúmina.

Los efectos secundarios son raros, puede aparecer un ligero hematoma o pequeña inflamación en los puntos de inyección si se pincha algún capilar, que desaparecerá en pocos días; más infrecuente es la parálisis de otros músculos adyacentes provocando, por ejemplo, la caída de la ceja, en cualquier caso temporal y totalmente reversible.

Vistabel® sólo puede ser administrado en Centros Médicos autorizados que dispongan de depósito de medicamentos y de la correspondiente acreditación otorgada, previa Inspección, por el Ministerio de Sanidad.