Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

La toxina botulínica en el tratamiento de la hiperhidrosis axilar

La Hiperhidrosis o sudoración excesiva es una patología frecuente que afecta al 2% de la población y que puede llegar a impedir la actividad normal del paciente, acomplejándole o limitándole en las relaciones sociales y laborales.

IML dispone de una técnica segura y eficaz para la hiperhidrosis axilar: la toxina botulínica, que se aplica en las palmas de las manos, plantas de los pies y axilas.

¿Desea más información? »

¿Qué es la hiperhidrosis?

El exceso de sudor, incontrolable y que no responde a la función de termorregulación, se denomina hiperhidrosis y consiste en el aumento de la secreción de las glándulas sudoríparas, especialmente en axilas, manos y pies.

Esta patología puede interferir en la vida diaria del paciente, afectando a sus relaciones en el ámbito social y laboral. Por ejemplo, para evitar que se vean las manchas de sudor en la ropa, los pacientes adoptan posturas rígidas en los brazos, apretándolos contra las axilas. Estas pautas de comportamiento incrementan, por lo general, el nivel de ansiedad en los pacientes.

Tipos de hiperhidrosis

Existen dos tipos de hiperhidrosis:

  • Hiperhidrosis Primaria: su causa no es del todo conocida. Se relaciona claramente con la hiperactividad de las glándulas sudoríparas y por un exceso de la respuesta sudomotora, aunque no se conoce la causa objetiva que explique este fenómeno.
  • Hiperhidrosis Secundaria: es la manifestación de una enfermedad o de la ingesta de ciertos fármacos. Por ejemplo, la menopausia, la disfunción de la glándula tiroides, algunos tumores o el consumo de determinadas drogas, entre otros.

IML dispone de tratamientos para la hiperhidrosis axilar

En IML tratamos la hiperhidrosis axilar con láser o con toxina botulínica

 

Solicitar Consulta Gratuita

Tratamiento de la hiperhidrosis primaria axilar en IML

La infiltración de Toxina Botulínica tipo A es el tratamiento de elección en IML para la hiperhidrosis axilar y palmo-plantar.

Las infiltraciones de toxina botulínica en axilas tienen como objetivo la interrupción temporal de los impulsos nerviosos que activan la producción de sudor en las glándulas sudoríparas.

Puede aplicarse en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies.

La duración de los resultados es temporal, de alrededor de 6 meses. Transcurrido este tiempo es necesario repetir el tratamiento.

¿Desea recibir más información sobre el tratamiento Hiperhidrosis? Pida una cita informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos de Madrid.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta