/uk/

Tensor-Flash centrofacial

Tensor-Flash centrofacial es un lifting mínimamente invasivo específico para elevar la región central de la cara: levantar pómulos, doble ojera y surco nasogeniano.

 

¿Cómo envejece el tercio medio del rostro?

En el tercio medio del rostro, el envejecimiento produce los siguientes cambios:

  • Descendimiento de la grasa de los pómulos y pérdida de volumen (pómulos caídos).
  • Pérdida de volumen en el SOOF (suborbicular oculi fat), reducción de la grasa suborbicular.
  • Desdibujamiento del arco mandibular, debido a la grasa descendida que va acumulándose en la mandíbula.
  • Doble ojera o festón malar, fruto del descendimiento de la grasa de los pómulos.
  • Acentuación del surco nasogeniano.

El envejecimiento centrofacial se caracteriza por la doble ojera, el surco nasogeniano y la pérdida de definición mandibular

El envejecimiento centrofacial se caracteriza por la doble ojera, el surco nasogeniano y la pérdida de definición mandibular

¿En qué consiste la técnica Tensor-Flash centrofacial?

Tensor-Flash centrofacial es un lifting específicamente diseñado para corregir los signos del paso del tiempo en el centro de la cara. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que reposiciona los tejidos descendidos y el volumen perdido del centro del rostro. En un solo acto, esta técnica consigue los siguientes beneficios:

  • Devolver el volumen a los pómulos.
  • Eliminar la doble ojera.
  • Mejorar el surco nasogeniano.

¿Cómo se realiza Tensor-Flash centrofacial?

La técnica se realiza de forma ambulatoria y bajo anestesia local.

  • Se realiza una pequeña incisión con láser a través de la conjuntiva, por dentro del párpado inferior. Por tanto, las cicatrices son invisibles. A través de esta incisión se introduce una sutura que será la responsable de recoger los tejidos descendidos, levantándolos y anclándolos a la zona del hueso inferior de la órbita ocular.
  • En algunos pacientes, si el descendimiento de los tejidos es muy severo, puede ser necesario realizar una incisión de 1 cm a nivel de la pata de gallo. Se aprovecha una de estas arrugas para no dejar marcas visibles.

Tensor-Flash facial tiene una duración aproximada de entre 60 y 90 minutos y el paciente puede regresar a su domicilio inmediatamente después de la intervención. Ocasionalmente, si ha requerido una incisión adyacente, deberá llevar un apósito del color de la piel a ambos lados de los ojos durante 5 días.

La recuperación es rápida, de 5 a 7 días y varía en función de la gravedad del descendimiento de los tejidos y de la tendencia del paciente a la inflamación.

El resultado es rápido, duradero y, sobre todo, muy natural, ya que no se estira la piel, sino que se recolocan los tejidos que han ido descendiendo con el paso del tiempo.

Nuestros cirujanos son expertos en aplicar técnicas personalizadas para corregir inestetismos muy específicos. Si desea conocer cuál es el procedimiento más adecuado para usted, solicite ahora una consulta informativa gratuita con uno de nuestros expertos de la Unidad de Cirugía Estética Facial de IML.

 

Preguntas frecuentes relacionadas con el tratamiento

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Deja este campo en blanco, por favor.

WordPress Video Lightbox Plugin