Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

StarLux: Tecnología Fraccional Sin Dolor

Hasta ahora, las cicatrices producidas por acné o por heridas y las estrías han sido muy difíciles de reducir. La aparición del láser fraccional no ablativo Starlux abre una nueva etapa en cuanto al tratamiento de las cicatrices y marcas en la piel, mejorando su aspecto en un alto porcentaje.

Esta nueva opción terapéutica para el tratamiento de cicatrices y estrías consiste en la aplicación de un láser de tipo infrarrojo llamado Starlux, cuya longitud de onda de 1540 nm penetra hasta 1 milímetro de profundidad, por tanto alcanza la epidermis y la dermis sin dañar los tejidos colindantes y manteniendo intacta la capa córnea de la piel.

Se distinguen dos tipos de cicatrices, Atróficas e Hipertróficas:

Las cicatrices atróficas se originan tras un proceso inflamatorio, por ejemplo tras padecer varicela, acné o como consecuencia de un estiramiento brusco en la piel, destruyendo el colágeno dérmico y afectando incluso a la hipodermis.

Las cicatrices hipertróficas presentan un aspecto más ancho, rojizo y en algunos casos con relieve. Se producen por el crecimiento desproporcionado de los fibroblastos (fibras de elastina y colágeno). Si la longitud y anchura de la cicatriz hipertrófica es de tamaño mayor que la herida originaria, se denomina queloide, y se originan tras producirse heridas quirúgicas o traumáticas.

Starlux trata ambos tipos de cicatrices. Actúa produciendo columnas verticales de calor cuyo impacto térmico calienta los tejidos para estimular la formación de nuevo colágeno y reorganizar así las fibras elásticas, generando una recuperación rápida de la piel.

El tratamiento con Starlux 1540 se realiza con anestesia local en el rostro y no es necesaria en el resto del cuerpo. Tiene una duración de entre 3 y 5 sesiones, según el diagnóstico de cada caso, y en cada sesión se aplica la pieza de mano varias veces sobre la zona a tratar.

Durante la sesión se produce un enrojecimiento transitorio de la superficie tratada y una ligera inflamación, que remite al cabo de unas horas. Tras la sesión es recomendable aplicar una loción hidratante y usar factor de protección solar superior a 30. Y tras la sesión, el paciente puede incorporarse a sus tareas habituales.