Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Retoques Estratégicos

Barbilla prominente, arrugas de conejo, nariz hacia abajo… Estos y otros pequeños defectos, que a menudo requerían una intervención quirúrgica para solucionarlos, pueden resolverse hoy mediante una novedosa técnica de “retoques” con materiales correctores (Vistabell) y distintos rellenos (Aquamid, Sculptra, Hyalurónico). Para realizarla se requiere una absoluta precisión, un manejo muy sutil de los implantes y un profundo conocimiento anatómico de la estructura facial.

La Dra Gemma Perez Sevilla, cirujano máxilo-facial y médico-estético del Instituto Médico Láser, la utiliza para suavizar los rasgos y mejorar la expresión sin producir un cambio radical en el tercio central e inferior de la cara.

Premisas

Para mejorar la expresión del rostro desde los ojos hacia abajo es imprescindible un manejo muy sutil de los recursos y un estudio individualizado de cada paciente. No solo ha de estudiarse la silueta nasal y el perfil mentoniano, sino los músculos contractotes y sus antagonistas. Es necesario explorar los músculos cinéticos, hiperkinéticos, hipertónicos, hipocinéticos, hipotónicos y atónicos, localizando las discretas asimetrías anatómicas existentes y las diferencias de sus respectivas potencias en la mímica.

La expresión facial se controla por el balance entre los músculos elevadores que tiran de los tejidos hacia arriba y los músculos depresores que tiran de ellos hacia abajo porque las fibras de todos ellos están entrecruzadas. La gran interacción de la actividad entre unos y otros, obliga a abordar esta técnica con un balance detallado de la potencia de cada estructura muscular y del papel que juega en la expresión del rostro.

¿Pequeños defectos? Grandes Soluciones

Perfil nasal recto: A parte del típico caballete, existen irregularidades en la nariz que afectan a la transición del hueso a la punta. "Escalones" nasales más o menos perceptibles, aristas óseas asimétricas y golpes de la infancia, se pueden camuflar con pequeños rellenos de 0,2 ó 0,3 ml. Los utilizados son materiales biocompatibles de carácter permanente (Aquamid), reabsorbibles a largo plazo (Sculptra) o a medio plazo (Hialurónico de alta trabeculación). Esta técnica suaviza enormemente la expresión facial.

Angulo nasolabial: Está formado por la columnela (eje central que separa los orificios nasales) y el filtrum (zona entre la nariz y el labio superior). En el caso femenino debe ser mayor de 90º. En el masculino sin embargo, debe oscilar entre los 88 y los 90º. En ambos casos, unas gotas de relleno en la unión de la columnela con el filtrum permiten modificarlo hasta conseguir el deseado.

Mejoras a la rinoplastia quirúrgica: Ante un exceso de corrección en el tabique, se puede camuflar la imperfección colocando discretas cantidades de material de relleno. Frente a un defecto de corrección distal del tabique, con ángulo nasolabial menor de 90º, se puede matizar el resultado inyectando pequeñas cantidades de relleno en dicho ángulo.

Arrugas de conejo: Para corregir estas líneas transversales, que se producen en el entrecejo, es necesario relajar el tono del músculo nasal y reducir parcialmente la potencia de los músculos de Glabela (Procerus y Corrugador) con 2 unidades de Vistabell.

Proyección de la punta nasal: Existe una estructura anatómica discretísima que se sitúa en la columnela y que se llama ligamento Depresor de la punta o Depresor Septi-nase. Cuando es hiperquinético o está más desarrollado de lo normal, baja la punta al hablar y expresarse espontáneamente. Cuando es hipertónico, se haya permanentemente contraído. 1 o 2 unidades de Vistabell, debilitarán esta minúscula estructura muscular, mejorando la proyección del vértice nasal hacia una posición más recta y equilibrada.

Surco nasolabial: Los responsables de esta depresión, que va desde las aletas de la nariz hasta la comisura labial, son el músculo Nasogeniano y el músculo Elevador del Labio. Para realizar una corrección duradera es preciso utilizar un material de relleno que "levante" el surco e inyectar 2 unidades de Vistabell, que relajen la potencia de ambos músculos.

Líneas de amargura: En la formación de estas depresiones, que marcan el tercio inferior de la cara desde las comisuras hacia abajo, están concernidos los músculos Depresor del ángulo bucal y Depresor del labio inferior. Su corrección pasa por inyectarles 2 unidades de Vistabell y 0,3 ml de relleno en cada línea.

Barbilla de bruja: Los pacientes con el músculo Mentales hipertónico tienen una barbilla demasiado proyectada hacia arriba. Basta relajarlo parcialmente con 2 ó 4 unidades de Vistabell para obtener una notable mejoría de su perfil y de sus posibles arrugas.

Cara cuadrada (solo mujer): El tratamiento busca evitar la hipertonía de los Maseteros, músculos de la masticación. Para suavizar la cara cuadrada que otorgan cuando están muy desarrollados, se inyectan 4 unidades de Vistabell en cada uno. De esta forma, se relaja el tercio inferior del óvalo y mejora la proyección de los pómulos por contraste.

Músculos Concernidos

Los músculos principales en el centro de la cara son:

  • Elevador del labio superior, que lo levanta hacia arriba.
  • Zygomático Mayor, que tira de las comisuras de la boca hacia fuera y hacia arriba.
  • Zygomático Menor, que tira del labio superior hacia arriba y hacia abajo.
  • Risorio, que tira lateralmente de las comisuras de la boca.
  • Depresor Septi Nase, que tira de la punta de la nariz para abajo.

Los músculos principales en el tercio inferior de la cara son:

  • Orbicular de la boca, que produce las arrugas del labio superior.
  • Elevador del ángulo bucal, que tira de las comisuras hacia arriba.
  • Depresor del ángulo bucal, que tira de las comisuras hacia abajo.
  • Depresor del labio inferior, que tira de él para abajo.
  • Mentales, que arruga y otorga prominencia a la barbilla.