/uk/

Ácido Poliláctico

El ácido poliláctico es una sustancia biocompatible y reabsorbible que se utiliza en Medicina como componente de los hilos de suturas reabsorbibles y como relleno facial.

Esta sustancia sirve de guía para la formación de tejido conectivo, estimulando la síntesis de colágeno y mejorando así la apariencia global de la zona tratada.

El ácido poli-L-láctico es un derivado natural de los alfa-hidroxiácidos. Se sintetiza a partir sustancias extraídas del maíz. No posee proteínas, por lo que no produce alergias.

Indicaciones del ácido poliláctico

El ácido poliláctico  es un estimulante dérmico indicado para rellenar surcos y arrugas, así como para corregir falta de volumen:

El ácido poliláctico estimula el colágeno para mejorar la calidad de la piel

El ácido poliláctico estimula la síntesis de colágeno

Mecanismo de acción del ácido poliláctico

El ácido poliláctico favorece la formación de colágeno, ya que genera una fibrosis o reacción de cuerpo extraño que estimula los fibroblastos y aumenta la densidad en la zona tratada.

El producto infiltrable consta de partículas de ácido poliláctico que deben diluirse en agua 2 horas antes del tratamiento.

A diferencia de otros productos inyectables, no se observa el efecto completo en el momento de la inyección.

La inyección de ácido poliláctico debe practicarse en la dermis profunda o tejido celular subcutáneo.

Entre 2 y 5 días después de la infiltración se produce un efecto de aumento de volumen y aparente corrección.

Posteriormente, el organismo reabsorbe el agua con el que se reconstituyó el producto y desaparece esa corrección inicial.

A partir de las siguientes 4-6 semanas hay una mejoría progresiva de la piel por la síntesis de nuevo colágeno.

El polímero del ácido poliláctico se degrada lentamente a ácido láctico, que se elimina del organismo sin metabolistos activos ni productos residuales.

Por lo general, suelen ser necesarias entre 2 y 3 sesiones, aplicadas con un intervalo de 4 semanas, para obtener los mejores resultados.

El ácido poliláctico mejora la apariencia global del área tratada

El ácido poliláctico mejora la apariencia global del área tratada.

 

Técnica de infiltración del ácido poliláctico

La técnica de infiltración del ácido poliláctico consta de los siguientes pasos:

  • Reconstitución: El ácido poliláctico debe reconstituirse al menos 30 minutos antes con 5 ml de agua bidestilada (puede incluirse anestésico local ; mepivacaína al 1-2%).Posteriormente se deja reposar a temperatura ambiente.Se debe utilizar cuanto antes, máximo una semana.
  • Inyección:
    • Para la restauración del contorno de la cara se aconseja el mallado de la zona en sesiones sucesivas.
    • El plano es la dermis profunda y tejido celular subcutáneo, por lo que tras comprobar que estamos en ese plano y no es un vaso , inyectarenos retrógradamente y dejaremos de inyectar antes de sacar la aguja para no depositar producto en la superficie de la piel.
  • Si inyectamos en la capa media y superficial objetivaremos una palidez que dura 1 ó 2 segundos, que debe evitarse.
  • Posteriormente se aplica presión con un dedo y se disemina el producto.
  • Aplicaremos frío local y diremos al paciente que se realice un masaje todas las noches durante 3-4 minutos varios días.

Contraindicaciones del ácido poliláctico

  • Infección en la zona a tratar.
  • Material de relleno previo en la zona.
  • Tratamiento con anticoagulantes.
  • Zona roja de los labios.

Efectos secundarios del ácido poliláctico

  • Nódulos: Esto puede minimizarse no inyectando superficialmente y masajeando bien la zona a tratar.
  • Abscesos.
  • Granulomas.
  • Hipertrofia o atrofia facial.
  • Reacción de hipersensibilidad.
  • El tratamiento para zonas nodulares o formación tardía de granulomas consiste.

¿Tiene alguna duda sobre el tratamiento con acido poliláctico? Puede solicitar una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin