Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

¿Qué dieta es la mejor para evitar la celulitis?

Dieta contra celulitis 1

Al parecer se ha demostrado que existe una relación entre la presencia de un alto índice de toxinas en el cuerpo y la aparición de la celulitis. Teorías y estudios apuntan a que la aparición de la celulitis está altamente relacionada con toxinas generadas por la mala alimentación. También parece que el estreñimiento y los problemas circulatorios podrían favorecer su aparición.

Además, ciertas afecciones, como los problemas digestivos frecuentes, reducen la oxigenación de las células y la sangre se satura de materiales de desecho difíciles de expulsar y que acaban por asentarse en zonas críticas del cuerpo.

Es evidente que existen medidas dietéticas con potencial capacidad para luchar contra la celulitis.

¿Desea más información? »

Para el día a día: 24 buenas costumbres para evitar la celulitis

Estas pautas te ayudarán a evitar la celulitis:

  1. Beber 2 litros de agua al día, ya que estimularemos la diuresis, eliminando así las toxinas, líquidos y otras sustancias que desechan las células.
  2. Ingerir alimentos ricos en fibra que eviten el estreñimiento: verduras, cereales integrales y fruta.
  3. Preparar los alimentos hervidos, a la plancha o al vapor, evitando siempre la ingesta directa de grasas, ya que se acumularían inmediatamente en los lóbulos de tejido graso de la celulitis.
  4. Incrementar el consumo de alcachofa y remolacha, ya que refuerzan el funcionamiento del hígado.
  5. Una vez a la semana hacer dieta depurativa ingiriendo sólo zumos de fruta y hortalizas naturales sin azúcar.
  6. Incrementar el consumo de cítricos, ya que la vitamina C potencia los vasos sanguíneos y ayuda a controlar los edemas venosos:
    1. El pomelo: es purificador, si se toma en ayunas media hora antes del desayuno ayuda a la limpieza de las toxinas nocturnas.
    2. La fresa: es todo fibra, agua y vitamina C, una completa fruta contra la piel de naranja.
    3. El kiwi: es un potente laxante cargado de vitamina C que además ayuda a eliminar los excesos de potasio.
    4. La piña: acelera la reparación de los tejidos, ayuda en la digestión proteica y favorece la eliminación de líquidos retenidos y toxinas.
  7. Tomar vegetales como:
    1. El hinojo: es muy diurético.
    2. El apio: tiene un efecto anti-estrés.
    3. La zanahoria: sus betacarotenos protegen la piel.
  8. La dieta debe consistir en la ingesta de un alto porcentaje de proteínas y un bajo porcentaje de grasas e hidrocarbonatos. Es recomendable incluir en la dieta los siguientes alimentos:
    1. Pollo.
    2. Lácteos desnatados.
    3. Pescado, como merluza, pescadilla, lenguado, rape, rodaballo.
    4. Fiambre de pavo.
    5. Queso fresco.
    6. Clara de huevo (en tortillas se pueden usar 3 claras y 1 yema).
  9. Realizar actividades físicas ligeras como caminar, clases de baile, footing o bicicleta durante al menos 45 minutos diarios. El ejercicio debe estar enfocado a tonificar aquellos músculos en los que la grasa se haya acumulado en exceso, como, por ejemplo, glúteos, caderas, muslos, abdomen y parte superior de los brazos.
  10. La dieta debe ser rica en verduras y hortalizas variadas, tales como lechuga, escarola, judías, zanahoria, remolacha, alcachofas y legumbres.
  11. Ingerir alimentos ricos en potasio que protegen la piel seca, hortalizas como las coles o las berenjenas, frutos secos en pequeñísima cantidad.
  12. Tomar mucha fruta, ya que ofrece a la dieta vitaminas y fructosa, un azúcar de absorción rápida que dará energía pero que se metaboliza fácilmente.
  13. Tomar infusiones y tisanas como el té verde, taraxaco, menta, hinojo y espino blanco, porque aceleran el metabolismo.
  14. Siempre que sea posible, elegir alimentos crudos y frescos, para asegurar la correcta ingesta de oligoelementos como el silicio, crítico para una estructura cutánea óptima.
  15. Desprender la grasa de los alimentos antes de cocinarlos y no freírlos, elaborarlos en el horno, al papillote o al vapor.
  16. Evitar el exceso de sal, ya que potencia enormemente la retención de líquidos.
  17. Cuidar la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que ayudan al proceso de formación de la celulitis. El alcohol tiene calorías vacías que se transforman directamente en grasa.
  18. Limitar el consumo de los alimentos ricos en grasas de tipo animal: embutidos y carnes.
  19. Evitar los alimentos que contengan muchas grasas vegetales como los frutos secos o el aguacate.
  20. Evitar el estrés y la ansiedad en tu forma de vida.
  21. No fumar, el tabaco es un potente vasoconstrictor que perjudica la microcirculación.
  22. Evitar el consumo de hidratos de carbono rápidos como los azúcares y las harinas refinadas, dulces y bollería industrial que además están cargados de grasas “trans”, un tipo de ácido graso insaturado que eleva los niveles de LDL (Low Density Lipoprotein), es decir, las grasas que se acompañan de mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y a la diabetes. Lo mismo se aplica a chocolates, mermeladas o helados.
  23. Usar pocos condimentos, picantes, colorantes y conservantes.
  24. No abusar del café, procurar tomar una sola taza de café al día, por ser estimulante y potenciador de la liberación de adrenalina que induce el ahorro energético.

Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

La Dieta Anticelulítica

La dieta anticelulítica tiene como objetivo controlar el aporte de sustancias grasas, hidratos de carbono, lípidos y azúcar presentes en los adipocitos, con el fin de mejorar la microcirculación del tejido conjuntivo y combatir así la celulitis.

En la dieta anticelulítica se restringen severamente las grasas y con ella es fácil perder hasta 5 kg durante los dos primeros meses, sin riesgo para la salud.

Un Ejemplo de Dieta Anticelulítica

Desayuno:

Infusión con o sin leche descremada; dos rebanadas de pan integral con queso de untar light y el zumo de una naranja.

Comida:

Ensalada natural de atún, con hinojo, tomate, lechuga, apio, zanahoria y cebolla.

Merienda:

Una infusión con o sin leche descremada y una galleta de arroz con queso light.

Cena:

Judías verdes con una patata cocida y dos filetes de merluza al horno.

Nuestros expertos en Medicina Estetica Corporal le indicarán el tratamiento contra la celulitis más adecuado para usted. Pida una cita informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta