Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

¿Cómo es la primera consulta para injerto capilar?

La primera consulta informativa para el trasplante de pelo es muy importante, ya que en ella el paciente descubrirá si es buen candidato para la técnica y qué resultados puede obtener, en función de, entre otros, el tipo de alopecia, su edad y la calidad de la zona donante.

¿Qué puntos se tratan en la consulta informativa?

Es importante que el cirujano analice con el paciente distintos aspectos durante la consulta informativa para el trasplante de pelo:

Valoración del tipo de alopecia y su grado

Mediante la historia clínica y la clasificación de Norwood para hombres y Ludwing para mujeres, el cirujano determina el grado de alopecia del paciente.

Análisis del estado de las zonas donante y receptora

El cirujano debe estimar el calibre del pelo del paciente en la zona donante, la densidad de folículos pilosos y el número de pelos que integran cada unidad folicular.

Las densidades bajas o el pelo muy fino no obtendrán un resultado brillante en el injerto de pelo, por lo que está contraindicado. En general, la zona donante es apta para el trasplante cuando tiene más de 70 unidades foliculares por centímetro cuadrado (70 uf /cm2), y que el calibre del pelo debe ser mayor de 80 micras.

En la primera consulta, el cirujano valora el estado de las zonas donante y receptora

En la primera consulta de injerto capilar, el cirujano valora el estado de las zonas donante y receptora

 

¿Le llamamos? »

Análisis de la evolución de la alopecia

Es fundamental que la evolución de la alopecia esté estabilizada, bien porque el paciente haya alcanzado la edad madura o bien porque la tendencia a perder pelo esté controlada mediante tratamiento farmacológico, con finasteride o minoxidil.

El paciente debe saber que la alopecia continuará avanzando si su evolución no está estabilizada. Así, las alopecias muy intensas en pacientes jóvenes suelen ser motivo de contraindicación, ya que la tendencia a seguir perdiendo pelo es muy intensa y el área injertada, con el paso del tiempo, podría quedar rodeada de una corono alopécica muy poco estética. Por este motivo, si la evolución de la alopecia no está controlada, el injerto de pelo puede estar contraindicado.

En el caso de la mujer, se considera que el injerto dará buen resultado si la paciente está entre los grados II y III de la escala Ludwing, siempre que tenga una buena zona donante.

Información sobre el procedimiento

El cirujano explica al paciente en qué consiste el procedimiento y qué resultados puede ofrecerle. En este sentido, el médico le muestra imágenes de antes y después del injerto de pelo en otros pacientes, lo que le ayudará a conocer el tipo de corrección que puede conseguir.

Es interesante que las fotografías que vea el paciente sean de casos similares al suyo, en el que pueda ver cuál ha sido la evolución del resultado, desde el día de la cirugía hasta transcurridos entre 6 y 12 meses, en el que el pelo injertado ya ha cobrado longitud y se alcanza el máximo de corrección esperable.

Antes y después del injerto de pelo

Antes y después del injerto de pelo

 

Solicitar Consulta Gratuita

En el caso de que el procedimiento se realice mediante la técnica FUT o extracción de una tira de cuero cabelludo, el paciente debe saber qué tipo de cicatriz le quedará oculta en el pelo. Si el paciente desea llevar el pelo muy corto o incluso raparse la cabeza, la técnica de elección para recolectar el pelo donante debe ser FUE, ya que la extracción con punch deja marcas prácticamente imperceptibles.

Instrucciones previas a la cirugía de injerto de pelo

El paciente debe realizarse una analítica para conocer su hemograma y su nivel de coagulación. No debe tomar medicación con efecto anticoagulante los días previos a la cirugía, obteniendo permiso de su médico para suspender temporalmente la medicación. Debe procurar dejarse crecer el pelo de la zona donante para que éste camufle la cicatriz de la tira en caso de realizar la técnica FUT, o el área de extracción con la técnica FUE.

Es interesante que el pelo de la zona donante mida al menos 2 cm. El día de la cirugía debe lavarse el pelo con un champú de efecto antiséptico.

En la primera consulta de injerto capilar el paciente conoce las expectativas reales de los resultados

En la primera consulta de injerto capilar el paciente conoce las expectativas reales de los resultados

 

¿Desea más información? »

Información sobre cómo va a quedar la zona donante

Cuidados posteriores a la cirugía de injerto de pelo

Tras el microinjerto capilar, el objetivo es mantener la viabilidad de los injertos hasta que éstos hayan prendido en su nueva ubicación. Por ello, durante las 24 horas siguientes a la cirugía sólo se debe humedecer la zona con suero fisiológico periódicamente, cada 2 ó 3 horas.

Es importante que la zona trasplantada no se vea sometida a roce o fricción. Es necesario evitar los ejercicios o movimientos intensos durante la primera semana.

El segundo y tercer día tras la cirugía el paciente puede mojar el cuero cabelludo, dejando caer suavemente agua de la ducha sobre la cabeza, pero sin frotar ni meterse las uñas en el cuero cabelludo.

Al cuarto día, el pacientes se puede enjabonar la cabeza con un jabón neutro similar a los que se aplican a los bebés. Debe enjabonarse con las yemas de los dedos sin frotar y aclarar suavemente.

A partir de la semana puede lavarse la cabeza con algo menos de reservas, pero con la yema de los dedos. Estos lavados ayudarán a que se vayan desprendiendo las pequeñas costras que se forman en cada injerto.

Aproximadamente al cabo de 10 días puede lavarse la cabeza como hace normalmente y puede recuperar su ritmo de vida habitual, hacer ejercicio, etc.

El pelo que existe en el interior de cada folículo trasplantado entra en fase telogen, se desprende y se cae. El nuevo pelo que se forma en cada folículo comienza a fabricarse transcurridas unas semanas más y comenzará a ser visible al cabo de los primeros 3 ó 4 meses. A medida que el pelo injertado vaya cobrando longitud, su efecto tapizante y la capacidad de cobertura de cada pelo será mayor, con lo que el resultado estético irá mejorando con el tiempo. Se considera que el resultado final puede evaluarse transcurridos 12 meses desde el injerto de pelo.

¿Desea recibir más información sobre el injerto de pelo? Solicite ahora una consulta informativa gratuita con uno de nuestros cirujanos expertos de Instituto Médico Láser de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta