Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Ponencia: Cómo optimizar los tratamientos de Radiofrecuencia Facial

Ponencia de IML en el Congreso de la SEME 2008

Uno de los problemas más consultados es le de la flacidez facial.  La radiofrecuencia es una de las opciones más adecuados para los casos leves e incipientes. Su propósito es la remodelación dérmica mediante calor. Este calor va a producir una desnaturalización controlada del colágeno que va a engrosar y acortar sus fibras lo que se traduce en un engrosamiento y tensión de la piel.

Es esencial que exista una buena indicación( paciente relativamente joven con flacidez leve-moderada y que tenga unas expectativas realistas), una técnica depurada y sobre todo dar tiempo a que los cambios se produzcan, siendo necesario esperar al menos 6 meses.

En IML contamos con dos sistemas  para realizar radiofrecuencia facial: Thermacool de Thermage y Accent de Alma Laser.

Thermacool emite una radiofrecuencia monopolar a 6 MHz capaz de penetrar a la dermis y los septos fibrosos.

Dependiendo del tip utilizado la penetrancia es diferente y se puede adecuar al tratamiento de cara o de zonas de piel fina como labios y párpados. Se realizan varios pases a energías tolerables para el paciente, no siendo necesario que sea doloroso para que sea eficaz. Los pases están estudiados para tensar zonas como la piel de la frente y elevar las cejas, o modelar el óvalo de la cara. El tratamiento consta  de  una sola sesión.

Accent XL consta de dos módulos: el unipolar y el bipolar. El primero es más penetrante y se aplica más en zonas de piel gruesa y el segundo realiza un efecto más superficial y es más delicado con la piel fina, aunque se suelen usar los dos en un mismo tratamiento.

Se recomiendan sesiones quincenales que luego se van espaciando par el mantenimiento.

Como siempre, la combinación con otras técnicas es la clave del éxito y de la satisfacción del paciente pudiéndose asociar con luz pulsada, toxina botulínica, mesoterapia, rellenos; sin olvidar el tratamiento domiciliario con una cosmética adecuada y suplementos de glicosaminglicanos para actuar en los diferentes frentes contra el deterioro del colágeno.