Mastopexia o Levantamiento Mamario

¿Qué es la Mastopexia?

La mastopexia es el tratamiento que realizamos en Instituto Médico Láser para levantar un pecho caído y recolocarlo, consiguiendo así su forma más estética y armónica con la silueta femenina.

La caída de pecho, conocida también como ptosis, puede deberse a muchos factores, de los que dos son fundamentales:

En los dos casos se puede producir la caída de mamas, que ofrece un aspecto menos estético. Las mamas aparecen más bajas, vacías en su parte superior con bajada de la posición de la areola y orientación de la areola hacia abajo. Es característico que el polo inferior de la mama apoya sobre el tórax de forma más marcada que en un pecho turgente.

La intervención de mastopexia devuelve la forma levantada al pecho y sube la areola y el pezón a su posición estética más deseable, que normalmente es a una distancia entre 18 y 21 cm de la línea media clavicular.

video

Tratamiento de mastopexia

Ofrecemos tratamientos de mastopexia con los que levantar el pecho volviendo su forma original y recuperando su mejor aspecto estético.

En IML adaptamos el tratamiento de mastopexia a las características de cada paciente y conseguimos resultados muy naturales.

Más información

Ventajas de la mastopexia

  • La mastopexia ofrece resultados muy satisfactorios, con una posición correcta del pecho y la areola, como un pecho joven y turgente.
  • Tras la mastopexia, los senos no requieren ningún tratamiento especial y se comportan como un pecho normal.
  • Tratamiento totalmente adaptado al paciente para maximizar los resultados.

Preguntas frecuentes sobre la mastopexia

Mastopexia Simple:

  • La mastopexia puede ser simple. Consiste en realizar una readaptación de la piel y eliminar quirúrgicamente la parte que sobra, reubicando la posición del complejo areola-pezón. El tipo de diseño de la mastopexia dependerá del punto de partida inicial.
  • Puede realizarse retirando el sobrante de piel del contorno de la areola (mastopexia periareolar) o puede realizarse la reducción cutánea convencional con resección en forma de T

Mastopexia con Prótesis: Es la mastopexia combinada con prótesis. Colocamos prótesis cuando la reducción de piel supone una marcada reducción de tamaño mamario o bien si la paciente además de levantar el pecho desea aumentar su tamaño

El tratamiento de mastopexia puede realizarse con o sin prótesis. La necesidad de colocación de prótesis está condicionado por el nivel de reducción de talla que puede suponer la mastopexia simple y si la paciente desea o no mantener su talla de pecho original o incluso aumentarla.

Por ello, para conseguir un volumen adecuado del pecho,  es frecuente implantar al mismo tiempo una prótesis. Esto, además, ayuda a reducir la longitud de las cicatrices (ya que será necesario resecar menos piel) e incluso permite usar a veces solo la incisión periareolar (mastopexia periareolar).

En la clínica IML de Madrid siempre intentamos que las cicatrices sean lo más pequeñas posibles y que apenas sean perceptibles.

De forma general, las cicatrices son de buena calidad y apenas se notan pasados unos pocos meses.

El tamaño de las cicatrices puede variar por cada paciente, dado que cuanto más caído y flácido esté el pecho, se necesitará realizar incisiones mayores para obtener el resultados deseado.

El resultado es inmediato, pero para valorar el resultado estético es necesario que transcurran dos o tres meses, para dar lugar a la readaptación de la piel, la recuperación de las cicatrices y la conformación resultante del pecho tras la fase inflamatoria.

Por lo que respecta a las cicatrices, pueden necesitar hasta 6 meses para aclararse y perder el tono rosado que va desapareciendo progresivamente

Dependerá del tipo de mastopexia que requiera la paciente. Nuestros cirujanos explican a nuestras pacientes tipo de cirugía de levantamiento de pecho más adecuado para su caso y si el tipo de cirugía permitirá dar el pecho al bebé para lo cual es necesario que la cirugía no afecte a las conexiones de la glándula mamaria.

La pérdida de sensibilidad en los senos es, habitualmente, transitoria y suele desaparecer cuando lo hace la inflamación residual tras la intervención. Normalmente, transcurridos unos meses la paciente recupera la sensibilidad completa.

Concluida la fase de recuperación, la paciente que se ha realizado una mastopexia no necesitará cuidados especiales.

En IML diseñamos el tipo de cirugía para minimizar la cicatrices. Si la mastopexia es periareolar, la cicatriz solo se presenta en el borde de la areola. Si la mastopexia es clásica, puede tener forma de una discreta T invertida. Inicialmente, lo normal es que las cicatrices presenten un tono rosado intenso y vayan aclarándose conforme pasan las semanas-meses hasta quedar blancas y muy poco perceptibles. Dependiendo del tipo de corrección que necesite la paciente, será necesario realizar distinto tipo de incisión y presentará distinto tamaño de cicatrices.

¿Tienes dudas acerca de alguno de nuestros tratamientos?

Te atenderemos encantados

Información adicional de la mastopexia

La intervención de mastopexia puede realizarse de forma ambulatoria (la paciente puede marcharse a casa tras unas horas en observación) o que la paciente quede ingresada una noche.

Durante los primeros días no puede quitarse el sujetador, será su cirujano quien le revise y levante las curas y no deberá mojar la zona intervenida.

Pasados estos dos días, la paciente podrá ducharse, lavarse el sujetador y utilizar cremas hidratantes.

A los 10 días aproximadamente, se retiran los pocos puntos utilizados. Durante el mes siguiente se deberá seguir llevando todo el día sujetador y limitar los movimientos con los brazos, sobre todo si requieren esfuerzo. Y evitar los deportes de alto impacto como saltar o correr. Sí se puede realizar ejercicio tipo caminatas.

Resultados y Complicaciones

Nada más terminar la intervención de mastopexia, el pecho presenta un resultado que no es el definitivo. El cirujano tiene que colocarlo más arriba de su posición definitiva, ya que durante los primeros meses va a producirse cambios, que recolocarán finalmente el pecho en la posición deseada.

Durante las primeras semanas es posible notar falta de sensibilidad. Es debido a la inflamación de la zona y desaparece progresivamente.

Del mismo modo, las cicatrices que al principio están rosadas e inflamadas y a medida que evolucionan con el tiempo se aplanan y blanquean. Resultando finalmente muy poco perceptibles.

En cuanto a posibles complicaciones, en la mastopexia las más frecuentes son los hematomas. Las infecciones son muy raras con este tratamiento. Por último, se puede sufrir rechazo a los puntos internos, lo que ocasiona una cicatriz más visible, que puede corregirse al cabo de 3 meses con anestesia local.

Tras el postoperatorio de mastopexia, la paciente puede notar resultados definitivos muy satisfactorios, con el pecho en la posición correcta, una areola más alta y un pecho con apariencia más joven y turgente.

Contacto

autor

Dra. Josefina Royo de la Torre

Dirección
Datos académicos

  • Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, 1988.
  • Miembro fundador y presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid de la Unión Profesional de Médicos y Cirujanos Estéticos.

Info