Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

LUNCH TIME TREATMENT: Los mejores tratamientos no quirúrgicos de rejuvenecimiento facial

Hoy, más que nunca, se lleva la naturalidad y los grandes “gestos quirúrgicos” están cayendo en desuso. Cualquier persona busca un aspecto joven, espontáneo, sin alterar la expresión del rostro y sin periodos de recuperación. Por este motivo ha aumentado la demanda de tratamientos que mejoran la calidad y el aspecto de la piel, sin pasar por el quirófano.

“La nueva generación de tratamientos produce una mejoría sustancial en los signos del envejecimiento, con un bajo riesgo de complicaciones, sin anestesia y, lo más importante, sin periodo de convalecencia, por lo que el paciente puede incorporarse inmediatamente a su actividad habitual” declara la Dra. Josefina Royo, Subdirectora del Instituto Médico Láser. Son los llamados “tratamientos de mediodía” (lunch time treatment), y están de moda por la naturalidad de los resultados y el efecto reluciente y fresco que aportan a la piel.

El envejecimiento

El aspecto general de la piel en el proceso de envejecimiento se relaciona principalmente con los aspectos cuantitativos de la luz solar, pero también se ve afectado por factores genéticos, hormonales (como la menopausia), nutrición inadecuada, tóxicos (como alcohol o tabaco) y el propio envejecimiento asociado con la edad.

Clínicamente, el envejecimiento cutáneo se caracteriza por una piel áspera en superficie, con el tamaño del poro aumentado, con cambios pigmentarios y vasculares, y con una clara disminución en el número y función de las fibras de colágeno y elastina. Además, las contracciones repetidas de ciertos músculos dejan sus huellas en forma de arrugas, en determinadas zonas faciales.

Hoy en día, la mejor solución es la combinación de las siguientes técnicas:

  • Toxina Botulínica.
  • Mesoterapia facial con ácido hialurónico.
  • Aplicación de luz pulsada intensa (IPL).

Toxina botulínica

La toxina botulínica, cuyo nombre comercial en España con fines estéticos es Vistabel, está indicado para el tratamiento temporal de las arrugas de expresión del tercio superior de la cara: patas de gallo, entrecejo, arrugas de la frente y permite una discreta elevación de la cola de la ceja (mejorando de este modo la expresión de la mirada).

Es una técnica segura, sencilla y no invasiva. Los resultados son rápidos y temporales y produce un alto grado de satisfacción en el paciente, ya que se consigue una expresión y una mirada serena y relajada, así como la atenuación de las arrugas de expresión. El tiempo del tratamiento es de aproximadamente 20 minutos. Los resultados son visibles a las 24-48 horas y totales a las dos semanas. La duración varía de cuatro a seis meses, pero se puede volver a realizar el tratamiento a los tres meses si se desea, porque la aplicación repetida va prolongado el efecto, de modo que las arrugas van disminuyendo progresivamente.

Mesoterapia facial con ácido hialurónico

Se trata de pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico en la dermis, realizadas con una aguja fina. Se puede realizar en la cara, cuello y escote. Es una técnica muy segura, rápida y que devuelve a la piel hidratación, luminosidad y tersura.

El ácido hialurónico es el responsable de la compactibilidad de los tejidos y es capaz de recolectar a su alrededor una gran cantidad de agua, lo que le permite mantener la adecuada hidratación de la piel, y consecuentemente su turgencia, que es una característica evidente de juventud. Paralelamente a esta acción hidratante y reestructurante, está demostrada la eficacia del ácido hialurónico en la protección de los radicales libres.

El número de sesiones depende de las condiciones de la piel y de la respuesta al tratamiento, pero en general suelen programarse 2-3 sesiones cada 3-4 semanas y alguna sesión de mantenimiento, que se suele distanciar alrededor de tres meses.

Luz Pulsada Intensa

El IPL produce una disminución de las arrugas, cierra el poro, aporta luminosidad y mejora la tersura de la piel. Asimismo, fragmenta la melanina dando homogeneidad al color de la piel.

El número de sesiones varía según el estado de la piel, pero suelen ser suficientes 5 ó 6. El intervalo entre tratamientos también es variable, pero habitualmente se distancian 3 ó 4 semanas. La sesión dura aproximadamente 20 minutos y el paciente puede incorporarse a sus actividades inmediatamente después de finalizar.