Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Láser de CO2 fraccionado. Aplicaciones en IML

El láser de CO2 fraccionado es una de las herramientas terapéuticas más versátiles en nuestro centro médico estético, ya que posee numerosas aplicaciones en diferentes especialidades, como la Dermatología, la Medicina Estética, la Ginecoestética y la Cirugía Estética. Este artículo explica qué es el láser fraccionado de dióxido de carbono y cuáles son sus indicaciones.

El láser de CO2 fraccionado tiene aplicaciones en Dermatología, Medicina Estética, Ginecoestética y Cirugía Estética.

El láser de CO2 fraccionado tiene aplicaciones en Dermatología, Medicina Estética, Ginecoestética y Cirugía Estética

¿Qué es el láser de CO2 fraccionado?

El láser de CO2 fraccionado es un láser molecular que combina el dióxido de carbono con una fuente de calor, como puede ser el láser de diodo o la radiofrecuencia.

Ambos tipos de láser están disponibles en Instituto Médico Láser de Madrid.

¿Cómo funciona el láser de CO2 fraccionado?

El funcionamiento del láser de CO2 fraccionado se basa en una corriente continua que produce una descarga eléctrica, cuyos electrones chocan con las moléculas de CO2, generando así la energía a una longitud de onda de 10.600 nm. Este láser pertenece a la clasificación de los infrarrojos.

La diana de este láser es el agua. La piel, tanto en la epidermis o capa superficial como en la dermis o capa intermedia, posee numerosas moléculas de agua. La energía del láser de CO2 las evapora, coagulando así los tejidos más superficiales, al tiempo que su efecto térmico residual activa la generación de fibras de colágeno nuevas y la formación de vasos sanguíneos nuevos.

¿Desea más información? »

¿Cuáles son las aplicaciones del láser de CO2 fraccionado?

En función de la potencia seleccionada, el láser de CO2 fraccionado puede aplicarse con dos objetivos:

  1. Vaporizar.
  2. Cortar.

Láser de CO2 como herramienta de vaporización

La vaporación consiste en exfoliar las alteraciones cutáneas superficiales. La energía del láser penetra en la piel en forma de haces o columnas microscópicas rodeadas de piel sana. Las moléculas de agua contenidas en los tejidos absorben la longitud de onda emitida por el láser, produciendo así su coagulación. La vaporización se aplica, entre otros, en la eliminación y corrección de las siguientes lesiones y patologías:

Láser Smartxide, uno de los láseres de CO2 disponibles en Instituto Médico Láser de Madrid
Láser Smartxide, uno de los láseres de CO2 disponibles en Instituto Médico Láser de Madrid

Solicitar Consulta Gratuita

Láser de CO2 como herramienta de corte

El láser de CO2, parametrizado a altas potencias en breves lapsos de tiempo, consigue un efecto ablativo o de corte muy preciso, coagulando al mismo tiempo los pequeños vasos sanguíneos y linfáticos, por lo que apenas produce hemorragia.

El láser de CO2 como bisturí se aplica en los siguientes casos:

  • Blefaroplastia, como herramienta de corte y coagulación y para mejorar el resultado de la cirugía de párpados.
  • Eliminación de determinados tumores cutáneos, como el carcinoma basocelular superficial o las queratosis actínicas.
  • Quistes epidérmicos.
El siguiente vídeo muestra cómo funciona el láser de CO2 fraccionado en una Blefaroplastia:

¿Cómo es una sesión con láser de CO2 fraccionado?

La sesión de tratamiento con láser de CO2 fraccionado como herramienta de vaporización no requiere ningún requisito previo.

Gracias a la fracción de la energía del láser, la recuperación es mucho más rápida que con el sistema ablativo convencional, ya que el tejido sano que queda entre las columnas térmicas favorecen la regeneración de los tejidos en menos tiempo.

Tras el tratamiento, la piel presenta eritema o enrojecimiento y, transcurridos dos o tres días, aparecen microcostras de color marrón, signo de la reepitelización cutánea. Ambos remiten al cabo de 5 ó 6 días, tiempo en el que comienza a percibirse la renovación de la piel, con una evidente mejoría de la calidad cutánea.

Para una correcta recuperación es imprescindible que el paciente siga todas las pautas post-tratamiento que el médico le indique, y que incluyen la hidratación y la protección solar extrema.

Tras el tratamiento, la piel sigue mejorando en los 6 meses siguientes, tiempo que necesita el colágeno para su total reestructuración. Por lo que se obtienen dos tipos de resultados: inmediatos y a medio plazo.

No todos los pacientes responden igual al proceso de recuperación, ya que en él intervienen diferentes factores, como la edad, la propia estructura dérmica y hábitos como el tabaco. Además, el láser de CO2 es una herramienta terapéutica que solo debe ser aplicada por médicos que cuenten con un entrenamiento adecuado y experiencia en su manejo.

Por otro lado, nuestra clínica estética ofrece diferentes tratamientos para una misma lesión. La elección del láser de CO2 u otra técnica está sujeta a criterio médico, basándose en las características y necesidades específicas de cada paciente.

¿Desea conocer qué tratamiento es el más adecuado para usted? Nuestros médicos estarán encantados de informarle en una cita gratuita:

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta

Otros artículos que pueden interesarle:

Eliminación de verrugas con láser de CO2

Blefaroplastia transconjuntival con láser de CO2

Tratamientos de Dermatología con láser en IML