/uk/

Las varices en el embarazo

 
varices en el embarazo

Las varices en el embarazo

Agencia
19/02/2018

Las várices son venas que se dilatan y las más superficiales pueden observarse cerca de la superficie de la piel. Por lo general se presentan en las piernas, con todos azules o morados. En ocasiones un poco retorcidas y también pueden aparecer en otras zonas del cuerpo.

A las mujeres les afecta por lo general después del primer embarazo y con el pasar del tiempo tienden a empeorar las varices en el embarazo. Existen varices que no resultan molestas, pero la mayoría generan sensación de pesadez y causan dolor. En cuanto a la piel cerca de una variz, podría sentirse sensación de picor, ardor o dolor . Las personas más afectadas son aquellas que se mantienen de pie por largos periodos de tiempo.

Se pueden prevenir las varices durante el embarazo

Existen algunas pautas que puedes seguir para prevenir las varices del embarazo.

Lo principal es realizar ejercicios a diario . Esto ayudará a mejorar la circulación sanguínea y, por consiguiente, contribuirá a reducir lo más posible cualquier variz. Otro consejo es mantener una dieta sana y equilibrada, ya que el aumento de peso superior a lo recomendado no ayuda en la prevención.

Se recomienda levantar las piernas y los pies cada vez que puedas , haciendo uso de algún banco para apoyar las piernas mientras permanezcas sentadas o colocando las piernas sobre una almohada durante el tiempo que estés acostada. Al momento de esta sentada, evita cruzar las piernas o doblar los tobillos.

Nunca permanezca periodos largos de tiempo sentada o parada . Esto perjudica tu circulación, por lo que aprovecha para hacer pausas en las que puedas moverte un poco. También existen en el mercado ciertos productos como medias específicas que te ayudan a prevenir la hinchazón y estimulan la circulación sanguínea. Antes de adquirir cualquier de los productos disponibles en el mercado, es mejor que acudas a tu médico para que te asesore.

¿Qué hacer con las varices después del embarazo?

Una vez hayas dado a luz, los médicos aconsejan continuar con el uso de medias compresivas que estimulan la circulación, mantener una rutina de ejercicios con cierta regularidad, evitar los periodos largos de tiempo en una misma posición, ya sea sentada o parada y levantar las piernas cada vez que puedas.

En algunos casos, las varices mejoran durante los primeros meses posteriores al parto. Si no es tu primer embarazo, existen mayores probabilidades que la mejoría sea más lenta. Si en tu caso, las várices no desaparecen, son incómoda y dolorosas, lo aconsejable es que acudas a profesionales para evaluar las distintas opciones de tratamiento que existen para eliminar varices graves.

Le puede interesar ...






    Instituto médico láser

    Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
    WhatsApp: 637 504 871

    Horario

    Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
    Sábados de 10:00h a 15:30h*
    * Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

    Consulta gratuita

    WordPress Video Lightbox Plugin