Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Hitos del Láser y sus aplicaciones médicas

Hitos del láser y sus aplicaciones médicas. Introducción.

La aparición de los distintos modelos de láser para diferentes aplicaciones en el campo de la medicina y la cirugía estética ha supuesto una sucesión de hitos escalonados a lo largo de los últimos 30 años.

Teniendo en cuenta la principal virtud de un láser, su gran precisión, y la capacidad que tiene de resolver un patología o un problema estético sin alterar el resto de tejidos, sin cirugía convencional y sin recuperación; es muy comprensible que cada vez que ha aparecido un prototipo láser que ha resuelto un nuevo tema, se haya dado un paso de gigante en este campo.

El láser tiene como principales virtudes su<br />precisión y su capacidad de tratar una patología sin alterar el resto de tejidos

El láser tiene como principales virtudes su precisión y su capacidad de tratar una patología sin alterar el resto de tejidos.

En la imagen, uno de los equipos láser de picosegundos para eliminar tatuajes disponibles en IML

 

¿Le llamamos? »

Cada vez que aparece un láser desarrollado para el tratamiento de un problema concreto, se abre un nuevo horizonte terapéutico.

La posibilidad de eliminar manchas en la piel, la posibilidad de eliminar tatuajes, arrugas, verrugas, nevus, angiomas, varices o telangiectasias faciales como de las piernas con un método preciso, eficaz, resolutivo, sin secuelas ni cicatrices ha supuesto una sucesión de hitos dentro del mundo de la estética.

Con la invención del láser ocurre como con la invención del automóvil: una sucesión de ideas y desarrollos científicos en una cronología que se extiende a lo largo de muchos años dio lugar al desarrollo de la tecnología láser que conocemos hoy día.

Historia del láser

La historia comenzó en 1916, cuando Albert Einstein estudiaba el comportamiento de los electrones en el interior del átomo. Einstein previó la posibilidad de estimular los electrones para que emitiesen luz de una longitud de onda determinada. A pesar de que R. Ladenberg verificó el pronóstico de Einstein en 1928, nadie pensó seriamente en construir un dispositivo basado en el fenómeno en cuestión hasta principios de los años cincuenta.

En los años 50 se producen distintas propuestas técnicas para elaborar prototipos que permitieran la estimulación de los electrones, con la participación de científicos de distintas zonas del orbe. Hemos de destacar que el interés de las líneas de investigación han sido inicialmente bélicas.

La primera propuesta es de 1951 y de origen soviético, si bien la patente no se publicó hasta 1959. Paralelamente y desde distintos puntos del mundo, se avanza de la mano de científicos como Weber, Basov y Prokhorow, Towes y es en 1964 cuando Townes, Basov y Prokhorov compartieron el premio Nóbel de física. A raíz de este evento se concede la primera patente de láser de rubí.

En 1977 le fue otorgada una patente a Gould relacionada con la técnica del bombeo óptico y, en 1979, Gould recibió una segunda patente que cubría una amplia gama de aplicaciones del láser.

Solicitar Consulta Gratuita

Aplicaciones de los primeros equipos láser en Medicina

Los primeros láseres con amplia utilización en el campo de la medicina fueron los láseres de Helio-Neon de baja potencia, que por su efecto de fotoestimulación en profundidad se aplicaron en rehabilitación y en medicina estética en el tratamiento del dolor musculoesquelético y en la celulitis.

A principios de la década de los 80 surgen 3 equipos con un valor más específico:

  • Láser de CO2.
  • Láser de Neodimio-YAG.
  • Láser de colorante pulsado, muy conocido en nuestro país.

Es muy difícil trazar una barrena nítida en cuanto al comienzo de las aplicaciones de los láseres en medicina y cirugía estética. En la década de los 80 surgen tres láseres que persiguen otros tipos de tratamientos alejados de la estética y que tímidamente empiezan a aplicarse para tratamientos estéticos: Así, el láser de CO2 y el láser de Neodimio-YAG se emplean fundamentalmente como herramienta quirúrgica de corte y coagulación.

Por ellos sus aplicaciones iniciales fueron en el campo de la otorrinolaringología (uvulopalotoplastia o cirugía del ronquido), en las tunelizaciones de cuello uterino en ginecología y en el tratamiento de angiomas faciales y corporales infantiles.

El láser de colorante pulsado fue el primer aparato no invasivo que era capaz de resolver los angiomas planos faciales (manchas de vino de Oporto o antojos), las telangiectasias faciales (las venitas siempre atribuidas al exceso de alcohol) y la cuperosis; con él se abre la puerta a los tratamientos dermoestéticos mediante la aplicación transcutánea de un láser.

Coincidiendo con el cambio de decenio (1990) aparecen los láseres alejandrita y de rubí para tratamiento de tatuajes y lesiones pigmentarias de la epidermis (las manchas de la cara, léntigos, melasmas, etc).

En 1990 surge el láser Alejandrita para eliminar tatuajes y lesiones pigmentarias

En 1990 surge el láser Alejandrita para
eliminar tatuajes y lesiones pigmentarias.

 

Solicitar consulta gratuita »

A partir de la aparición de estos dos equipos entramos en una etapa de desierto para la tecnología láser en la que no se avanza prácticamente nada. Los equipos no se mejoran, el uso del láser entra en una etapa valle en cuanto a desarrollos debido a que, si bien aportaban mejorías sustanciales, no eran capaces de resolver todos los problemas a los que se enfrentaban. La inversión de la clínica privada en láser se ralentiza durante más de un lustro.

¿Cuándo comienza a aplicarse el láser para la depilación médica?

Como consecuencia de la continua aplicación de los láseres de alejandrita y rubí para el tratamiento de lesiones vasculares y para la eliminación de tatuajes, se empieza a observar que las áreas tratadas por lesiones vasculares o pigmentarias se acompañaban de una depilación persistente de las mismas que en estas ocasiones se consideraba un efecto indeseable, ya que de alguna forma estigmatizaba al paciente al que quitándole el tatuaje le dejábamos un área alopécica marcada.

En 1996 el Congreso Nacional Americano de Láser tiene por primera vez una ponencia extensa de la aplicación del láser para depilación del pelo no deseado. La efectividad y la demanda social que acompaña a la depilación provocan el desarrollo frenético de esta tecnología.

Es en este año cuando se consolida como una herramienta derivada de la tecnología láser pero con diferentes características lumínicas la Luz Pulsada Intensa. Con muy diferentes aplicaciones, dada su gran versatilidad.

Al amparo de la demanda depilatoria, las grandes firmas internacionales fabricantes de láser cuentan de nuevo con fondos para destinar a I+D. Se empieza a esperar más de nuevo de esta tecnología y las líneas de investigación en diversas aplicaciones del láser se amplían y ramifican notablemente.

¡Pide tu cita! Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

De esta manera, para poder hablar de láser a partir del año 1998 se debe realizar una diferenciación inicial de los tipos de láser:

  • Por una parte, tenemos los láseres invasivos con aplicaciones en cirugía ORL, ginecología y urología de ámbito hospitalario y que representan una pieza más del complicado arsenal de un quirófano hospitalario actual.
  • De otro lado, los más conocidos son los láseres no invasivos o mínimamente invasivos, que en el fondo tienen una vocación de mejorar la apariencia estética de los pacientes.

Cronología del láser aplicado a la depilación médica

1998. Como consecuencia de la investigación se perfeccionan los láseres de CO2 y surge el láser de Erbio-Yag para rejuvenecimiento facial.

1999. Aparecen nuevos prototipos de Neodimio-YAG específicamente diseñados para el tratamiento de las varices de las piernas.

2000. Se desarrollan nuevos láseres para la eliminación de manchas y para la eliminación de más colores de tintas de los tatuajes.

1996-2007. Los láseres de depilación mejoran cada año, se hace imprescindible contar con un contrato de up grade o actualización cuando se adquieren los equipos, porque la tecnología avanza tan rápido que es imprescindible poder hacer actualizaciones a los equipos para contar con las excelencias de la técnica que aparecen cada año. Aparecen los equipos “Super-Long-Pulse” o longitud de onda super larga.

2002. Surge la Terapia Fotodinámica en distintos ámbitos, para lesiones cutáneas, para varices, para acné, como una alternativa terapéutica que mejore la eficacia de los láseres minimizando el periodo de recuperación y garantizando resultados mucho más resolutivos e intensos.

2004. Se inventa la tecnología fraccional para garantizar un mejor tiempo de recuperación en los tratamientos de rejuvenecimiento facial.

2004. Aparecen los tratamientos con LEDs, Luz emitida por Diodos para rejuvenecimiento facial, tratamiento del acné y de las lesiones pigmentadas pre-malignas.

2005. Aparece la luz pulsada de pulso rectangular, que permite obtener resultados en sesión única que hace 7-8 años obteníamos en 4 sesiones.

2005. Aparecen los primeros equipos que combinan láser o luz pulsada y radiofrecuencia.

2006. Aparecen los primeros equipos Multiplex que modifican las características fotoquímicas del target con un primer impulso para optimizar la sensibilidad del tarjet a la segunda luz emitida.

2007. Aparece el nuevo láser de CO2 Fraccional Active Fx.

2007. Aparece el nuevo sistema de depilación láser Super Hair Removal, 10 impulsos por segundo, sin limitaciones para el color de la piel.

2008. Aparece el láser no ablativo fraccional para el tratamiento de cicatrices, estrías y marcas de acné.

2009. Aparecen los láseres para laserlipólisis o liposucción asistida por láser (Lipoláser) con capacidad de destruir grasa y producir un tensado de la piel.

2012. Aparecen los nuevos equipos de láser de diodo (Vectus) para depilación con tamaño de spot “ultragrande”.

2014. Se desarrolla Picosure, el primer láser de picosegundos del mundo para la eliminación de tatuajes y lesiones pigmentadas.

2015. Aparece Soprano Ice, el primer láser que integra tres sistemas distintos en un mismo equipo: diodo, alejandrita y neodimio-yag. Fue presentado por IML en primicia nacional.

Además hemos de destacar que el proceso se extiende a otras tecnologías no láser. La sinergia entre los nuevos prototipos de tratamiento y la gran demanda social que se desata produce una escala ascendente de progresión.

La investigación médica no cesa y la tecnología busca satisfacer la demanda cada vez mayor de servicios estéticos no quirúrgicos.

Pida cita ahora con uno de nuestros médicos expertos de Madrid, quien valorará su caso de forma personalizada.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta