Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Contour Threads no Reabsorbibles

Se trata de un material en forma de hebra, que es tan fino como un pelo y que se ha empleado con éxito durante años en cirugía reconstructiva. Su aplicación para la corrección de la flacidez y la caída de los tejidos en cara y cuello se lleva realizando en EEUU hace más de siete años. La ventaja frente a otros hilos subcutáneos, es que esta sutura con dientes microscópicos dispuestos en simetría helicoidal (espiral), posee un mínimo ganchito en un extremo, que permite fijarlos a una estructura fija, evitando posibles desplazamientos.

Corrección del Tercio Medio de la Cara

Esta modalidad permite reposicionar la mejilla, corregir el surco nasogeniano y eliminar las líneas de amargura.

  • Se practica una incisión (2 mm) escondida en el pelo a nivel de la sién. A través de ella se introducen varias hebras en forma de abanico con una aguja que las dirige hasta el surco nasogeniano, por donde salen.
  • El ganchito que poseen en el extremo opuesto permite el anclaje al periostio, tejido fibroso, no elástico, que envuelve los huesos. Después, se cortan los ganchitos y se anudan las hebras por pares, de forma que los hilos queden atados entre sí mismos y al anclaje.
  • La piel se recoloca sobre estos pequeños dientes a demanda de la corrección necesaria, y una vez adquirida la nueva posición, se cortan los extremos salientes de las hebras, que quedan escondidos bajo la piel.

Corrección del Tercio Medio y del Cuello

Esta técnica permite corregir el descolgamiento del óvalo facial y eliminar el excedente de piel en el cuello y la región submandibular.

  • Se practica una incisión (2mm) a nivel de la mastoides, escondida detrás de la oreja. A través de ella y guiadas por una aguja a la que se enhebran, se colocan cuatro o cinco hebras hasta el centro de cuello.
  • Las hebras se disponen en paralelo, confluyendo en la incisión realizada tras la oreja. El resto del procedimiento es igual que en el tercio medio de la cara.

Las Ventajas

  • Los Contour Threads no solo tienen el visto bueno de la FDA y de la CCE, sino que están autorizados en España. De reciente aparición, son absolutamente precisos, se anclan mejor y son las suturas que permiten mejores correcciones, siendo muy seguros en el resultado.
  • La técnica se puede realizar con el paciente incorporado, repartiendo mejor la corrección entre los múltiples dientes de la hebra.
  • La resituación del tejido no se concentra en una sola dirección de tensión, sino que se reparte en toda la superficie microdentada.
  • Estas suturas, que se pueden combinar con hilos Aptos, materiales de relleno inyectables, Box o cualquier otra técnica, no está estudiada sin embargo, para compaginar con la aplicación de radiofrecuencia.

La Suspensión Tisular: Hilos Push Up

La técnica persigue la reposición de estructuras faciales y cervicales desfiguradas por la flacidez, mediante elementos tensores que evitan la cirugía. Estos elementos tensores permiten realizar una corrección de diseño, a la medida de las necesidades de cada paciente. Su colocación se realiza a nivel de la hipodermis superficial, debajo de la epidermis y la dermis, en la grasa que está inmediatamente situada debajo de la piel.

  • Se realiza con anestesia local en los puntos de entrada y salida de los hilos tensores.
  • Se recomienda no haber ingerido aspirinas los días previos para evitar los hematomas.
  • Inmediatamente después de colocar los tensores, se desencadena una reacción inflamatoria discreta, que se mantiene durante 48 horas y que no impide en absoluto la incorporación a la vida social de forma inmediata.
  • Se recomienda cobertura antibiótica durante cuatro días y la ingestión de antiinflamatorios no esteroideos del tipo Ibuprofeno durante 48 horas.
  • La técnica de suspensión tisular es compatible con un lifting quirúrgico posterior.
  • Se pueden realizar retoques, colocando más hebras unos años después, si posteriormente se necesita una corrección complementaria.

Los principales riesgos son:

  • La extrusión: Esta reacción a un cuerpo extraño, que produce la eliminación hacia fuera de la hebra, se da en 1 cada 2.500 casos. Si ocurre, se retira el extremo externo de la hebra, sin problema.
  • Colocación muy superficial: De producirse, se observa en el post inmediato. Entonces solo hay que retirar la sutura y colocarla de nuevo en una posición correcta.
  • Fibrosis retráctil deformante: Es una posibilidad que aún no se ha observado en ningún caso.
  • Si son azules: Se pueden transparentar en la piel.

Tensores Reabsorbibles (Happy Lift)

  • Se trata de hebras de ácido poliláctico, componente de suturas reabsorbibles como el Dexon o el Vycril, que son las más empleadas desde hace 15 años en medicina convencional. Esta circunstancia hace que la respuesta de la piel sea muy conocida.
  • Frente a su seguridad sin embargo, los hilos Happy Lift son difíciles de colocar por ser especialmente finos. A pesar de la disposición helicoidal (espiral) de sus flequitos microscópicos, son suturas que tienen poca capacidad de tensión y por lo tanto, de corrección. De hecho, funcionan mejor en las pieles finas con tejido subdérmico escaso, que en las pieles grasas o muy pesadas, donde no se puede confirmar su capacidad de suspensión.
  • Dado que son un material reabsorbible, estos tensores desaparecen porque son metabolizados por la piel al cabo de 8 meses. La corrección obtenida en teoría, se mantiene gracias a la fibrosis generada por el tensor durante su tiempo de existencia. Como esta fibrosis está condicionada por la respuesta de la piel en cada paciente, los resultados son parcialmente aleatorios respecto al nivel de la corrección y a la perdurabilidad a largo plazo. Los Happy Lift son los menos interesantes, pero son los primeros autorizados en España. Pueden servir como material de relleno complementario a otros tipos de tensores, que son de carácter permanente.

Tensores No Reabsorbibles (Hilos Aptos)

Fueron ideados por el Dr. Sulamanize, de origen ruso, hace más de 10 años. Hoy por hoy, existen dos tipos en el mercado:

Clásicos

  • Se trata de hilos con pequeños dientes, que se disponen de forma helicoidal en las tres dimensiones del espacio. Estos pequeños flecos están repartidos en un ángulo de dirección opuesta, desde el centro hacia cada uno de los extremos.
  • Esta singular disposición se debe a que no cuentan con elementos de sujeción a estructura fija alguna, y a que el tensor necesita ejercer como contención en ambos sentidos para mantener la corrección.
  • Básicamente, la corrección se obtiene por la recolocación de la piel sobre las hebras dentadas.
  • Como no son reabsorbibles, la corrección es permanente. Aunque el desplazamiento es muy raro, puede producirse por que no van anclados a ninguna estructura rígida de cara o cuello.

Nuevos

  • Ideales para recolocar las mejillas, son la mejor alternativa para pieles gruesas y pesadas.
  • Se emplean montados en una aguja con un orificio central, lo que permite ir y venir a la herramienta por debajo de la piel, sin que la hebra asome en ningún momento.
  • Los hilos se colocan a través de una incisión (2 mm) a nivel de la sien. Por ahí entran y salen, se estiran y se anudan por los extremos. No se anclan a ningún sitio porque en realidad, constituyen una sutura que se cose sobre sí misma.
  • En el proceso se implantan varias hebras solapadas (como máximo 5) para evitar que la tensión no descanse en un solo hilo, repartiendo la corrección en las distintas estructuras.
  • Se mantiene que este tipo de hebras no reabsorbibles son capaces de conservar la corrección durante 5 años como mínimo.
  • Se pueden retirar si hace falta, aunque puede resultar difícil si la fibrosis generada es muy intensa. Normalmente sin embargo, el tipo de fibrosis que produce este material suele ser muy elástica y se retiran con facilidad.
  • Por tratarse de hebras azules, no se pueden emplear en pieles muy finas porque se transparentan. Este inconveniente sin embargo, permite detectarlas fácilmente con una fuente de luz polarizada, extrayéndolas sin dificultad mediante un ganchito semejante a los de croché.