Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Técnica FUSS (FUT, Follicular Unit Transplantation)

El trasplante capilar es la solución más eficaz contra la calvicie. La técnica FUSS o FUT (Follicular Unit Transplantation) o técnica de extracción de tira es un procedimiento quirúrgico poco invasivo que se realiza bajo anestesia local y que puede cubrir áreas amplias con resultados naturales.

La técnica FUSS (FUT) de trasplante capilar ofrece resultados naturales

¿Desea más información? »

En qué consiste la consulta informativa sobre el trasplante capilar FUSS (FUT)

La consulta informativa sobre injerto capilar es crucial tanto para una correcta indicación de microinjerto de pelo como para comunicar a nuestros pacientes las expectativas reales de resultado.

La consulta informativa sobre el trasplante capilar consta de los siguientes pasos:

Examen físico

Aunque en principio todos los pacientes pueden ser candidatos a un trasplante capilar, es importante observar el tipo de pelo que tiene el paciente, su coloración, su calibre y su densidad, así como la extensión de la zona que ha perdido pelo y que se precisa cubrir con el microinjerto capilar.

Para clasificar la idoneidad de la realización de un microinjerto capilar se emplean dos escalas:

  • Escala Norwood, específicamente para hombres.
  • Escala Ludwing, específicamente para mujeres.

Escala Norwood de clasificación de alopecia masculina

Escala Norwood. Clasificación del grado de alopecia masculina. 

Escala Ludwing. Clasificación del grado de alopecia femenina

Escala Ludwing. Clasificación del grado de alopecia femenina.

 

Solicitar Consulta Gratuita

La importancia del grosor y la densidad del pelo donante

El grosor del pelo de la zona donante es un factor muy condicionante en el grado de corrección que vamos a obtener con el implante. El pelo grueso va a crear una mayor sensación de densidad de pelo en la zona receptora, mucho más que si los folículos que se trasplantan corresponden a fino y delgado.

La densidad de pelo de la zona donante también va a determinar la cantidad de folículos disponibles para injertar y también condiciona el resultado francamente. La mayoría de los pacientes de raza caucasiana tienen una densidad de 60 a 100 unidades foliculares por centímetro cuadrado. Los pacientes que tienen menos de 40 unidades foliculares por centímetro cuadrado no tienen una buena indicación para realizarse el trasplante.

La indicación del microinjerto mediante tira viene determinado por la densidad y grosor del pelo. 

Historia de la pérdida de pelo

La extensión en el tiempo del periodo de pérdida de pelo y el ratio de pérdida de pelo son datos que nos ayudan a establecer y graduar hasta dónde puede alcanzarla caída de pelo a efectos de extensión de la zona alopécica y a efectos de la pérdida de densidad de pelo.

Dada la naturaleza multifactorial de la caída del pelo, nunca puede saberse con precisión, pero sí se puede hacer una aproximación importante.

Como norma general, los pacientes que presentan una pérdida de calibre del pelo al final de la adolescencia o en tornoa los 20 años son más proclives a perder más pelo y más precozmente que aquellos que tienen un afinamiento (atrofia) más gradual de pelo, que no se hace cosméticamente visible hasta los 30 o 40 años.

El grado de corrección que se consigue con un implante capilar está condicionado por dos factores:

  1. El número de folículos pilosos trasplantados.
  2. La densidad obtenida frente al ratio de pérdida de pelo progresiva de la zona tratada.

Por ejemplo, un paciente pierde si un paciente pierde 1000 pelos a lo largo de un año y se realiza un implante de 2000 pelos, la densidad final alcanzada será de 1000 pelos al final del primer año y a medida que el tiempo transcurra la densidad resultante será menor. Esto es una realidad clínica que el paciente de microinjerto capilar debe conocer. Debe conocer si su alopecia puede considerarse estabilizada o si realmente continua evolucionando y puede precisar alguna sesión de trasplante capilar adicional.

¡Pide tu cita! Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Medicación

El papel que ocupa la medicación en el trasplante de pelo es un tema que conviene comentar con el paciente porque es muy importante mantener el pelo preexistente. Por este motivo, en ocasiones puede ser interesante comenzar con un tratamiento a base de minoxidil o finasteride para ralentizar la tendencia a la pérdida de pelo.

En cualquier caso, a la hora de diseñar el microinjerto capilar, el médico debe realizar su planificación en cuanto a la distribución del pelo, considerando que puede que el paciente decida dejar la medicación a largo plazo y que la zona de pelo preexistente se puede despoblar en mayor o menor grado.

Además, el médico debe conocer cualquier hecho relevante relativo a la salud del paciente y, por tanto, a la ingesta de medicamentos. Los anticoagulantes dificultan mucho la realización de la técnica. En general los pacientes anticoagulados deberán solicitar permiso de sus médicos especialistas para suspender la medicación anticoagulante para hacer viable el procedimiento del implante capilar.

¿Qué regiones del cuero cabelludo deben ser implantadas?

El resultado del trasplante de pelo debe ser natural a lo largo del transcurso de los años, con independencia de que la tendencia a la pérdida de pelo prosiga y el paciente continúe perdiendo pelo de forma progresiva. Este hecho debe ser muy tenido en cuenta a la hora de definir las características del injerto y debe ser ampliamente comentado con el paciente.

En términos generales, la zona frontal del cuero cabelludo es la zona de resultado más seguro y de resultado más visible para el injerto de pelo, tanto en mujeres como en hombres. La zona de la coronilla es más comprometida, porque si la zona alopécica continúa extendiéndose el resultado puede ser poco natural con el tiempo, al quedar el microinjerto aislado en el centro de la coronilla rodeado de un halo alopécico completo.

 Antes y después del trasplante capilar. Imagen cortesía del Dr. Ruiz Alconero

Antes y después del trasplante capilar. Imagen cortesía del Dr. Ruiz Alconero

 

Ver fotos de casos reales de antes y después del microinjerto de pelo en IML

En qué consiste la técnica FUSS (FUT)

La gran mayoría de los injertos de pelo se realizan con anestesia local, salvo algunos pacientes con más ansiedad que pueden precisar un cierto componente de sedación.

La forma de obtener el pelo puede ser extrayendo una tira del cuero cabelludo (que después se fragmenta en pequeños injertos constituidos por uno o varios pelos) de la región occipital o mediante la técnica FUE, en la que se extraen microinjertos constituidos por entre 1 y 4 folículos que directamente pueden ser injertados en la zona donante.

El paciente debe saber que en el caso de que la extracción del pelo de la zona donante se realice mediante tira, la cicatriz residual puede ser algo visible si decide llevar el pelo rapado o muy, muy corto. Si el paciente desea llevar así el pelo, está más indicado que el paciente se realice la modalidad FUE.

El tiempo que toma realizar la técnica completa está condicionado por el número total de microimplantes que se van a trasplantar. Los casos de 2.000 o 3000 implantes pueden llegar a durar más de 8 ó 12 horas.

Para mejorar el confort del paciente mientras se somete al microinjerto capilar se suele disponer de música, televisión o películas que entretengan al paciente. Terminada la técnica, en ocasiones se coloca un vendaje o bien se deja que el paciente lleve el injerto al aire, debiendo el paciente en cualquier caso ser cuidadoso para no lesionar los injertos recién trasplantados.

En los días siguientes al injerto se pauta con frecuencia prednisona 40 mg oral durante tres días para disminuir el edema frontal. Algunos médicos pautan profilaxis antibiótica y otros sólo medican con antibióticos el primer día al paciente. Algunos paciente precisan tratamiento analgésico los primeros días y otros no tienen molestias que justifiquen su consumo. Se instruye al paciente para que procure no hacer movimientos bruscos durante los primeros días y que procure hacer una vida tranquila durante la primera semana.

Transcurrido el primer día, el paciente puede lavarse el cuero cabelludo dejando correr el agua suavemente sin emplear champú ni frotarse la zona. Entre los 2 y los 6 días se da permiso al paciente para que se enjabone la cabeza con champú para bebés (suave) sin rascar o frotar usando solo las yemas de los dedos. Entre los días 7 y 10 se quitan los puntos o las grapas de la zona donante si la extracción de la zona donante se ha realizado mediante la extracción de una tira. A partir de este tiempo el paciente puede realizar su higiene personal como de costumbre.

Solicitar Consulta Gratuita

Medicación

Es relativamente difícil prever el grado de pérdida futura de pelo en los pacientes jóvenes. Mientras que algunos pacientes a los 30 años han evolucionado hasta el grado VI de la escala Norwood, otros apenas tienen una ligera atrofia casi imperceptible que se traduce por un cierto grado de afinamiento del calibre del pelo.

En el primer caso puede ocurrir que no haya suficiente zona donante para mantener una densidad de pelo mínimamente aceptable a lo largo del tiempo, mientras que en el segundo caso el paciente puede mantener e incluso hacer recuperar el crecimiento de parte del pelo perdido.

Finasteride

Es una medicación conocida comercialmente como Propecia que se toma por vía oral y bloquea la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona con la enzima 5-alfa-reductasa. La mejoría de densidad y grosor del pelo se obtiene entre 1 o 2 años después de haber comenzado la medicación. Debido a que se absorbe por vía sanguínea, el 2% de los pacientes pueden tener disminución de la potencia sexual. En el caso de la mujer, la FDA no tiene autorizado el empleo de finasteride para alopecia femenina, pero la realidad es que ésta puede mejorar cuando es de origen androgenético. Es muy importante que la mujer sepa que no debe tomar finasteride durante el embarazo para evitar efectos feminizantes en el feto masculino.

Minoxidil

En los inicios se empleaba para el tratamiento de ciertos tipos de hipertensión, cuando se comprobó los efectos que tenía en la alopecia androgenética se empezó a pautar como tratamiento tópico en forma de loción contra la pérdida de pelo. Existe en forma de solución al 2 y al 5% y en forma de gel al 5%. Tampoco es recomendable que la mujer lo consuma durante el embarazo.

Asociado o no a un implante de pelo, los pacientes que se realizan este tipo de tratamiento deben esperar un mínimo de 6 a 9 meses para poder evaluar al menor parcialmente el resultado. El tratamiento debe realizarse con constancia y con dosis homogéneas para valorar realmente los resultados.

Injerto de pelo mediante técnica FUSS (tira)

¿Le llamamos? »

La zona donante

El pelo de la región posterior del cuero cabelludo no se ve afectado por los patrones de pérdida de pelo ni femenino ni masculino, por lo que se convierte así en un reservorio de pelo que sirve como zona donante para el trasplante de pelo.

Además, el comportamiento del pelo extraído de esta zona conserva sus características a pesar de ser injertado en otra localización (región delantero-frontal), ya que está codificado genéticamente para mantenerse y crecer con independencia de donde resulte finalmente ubicado.

Es muy importante hacer una buena valoración de la cantidad y calidad de los folículos pilosos existentes en dicha zona pues es un valor muy condicionante para el éxito del trasplante.

En términos generales, en la zona donante, una vez extraído el pelo a injertar en las zonas alopécicas no debe ser perceptible. En el caso de la extracción de los injertos con FUE las marcas que deja el punch de 1 mm de calibre son imperceptibles. En el caso de la extracción mediante tira normalmente queda una cicatriz lineal que puede resultar imperceptible si se realiza la sutura tricofítica. En cualquier caso, el paciente debe saber que la zona de incisión puede ser visible si se rasura el pelo o lo lleva excepcionalmente corto (menos de 1 cm de largo).

Lógicamente, la zona donante es un factor muy condicionante para el microinjerto capilar y tiene sus límites.

Si la zona occipital está codificada genéticamente para perder algo de pelo y afinar su calibre, esta tendencia a la evolución ocurrirá en los folículos que hayan sido trasplantados, pudiendo alterar parcialmente el resultado del injerto a largo plazo.

En los casos en que la zona donante occipital tiene alguna región cicatricial o alopécica, la técnica de extracción de los injertos que resulta de elección es la técnica FUE. El paciente debe saber que el número de folículos pilosos total que se puede trasplantar mediante una sesión de FUT (tira) es normalmente mayor que en el caso de FUE.

La zona donante habitualmente se ubica entre la protuberancia occipital y hasta una línea virtual que pasa por el vértice superior de las orejas. La densidad de folículos pilosos que suele haber en la zona donante occipital está entre los 65 y los 85 folículos por centímetro cuadrado. La densidad de folículos pilosos determinará el tamaño de la tira a extraer en el caso de FUT. En general, para asegurar una buena calidad cicatricial en la zona donante si se extraen los injertos con FUT (FUSS) se recomienda que el ancho de extracción de la tira no sobrepase el centímetro. Es preferible que la tira sea más larga y menos ancha para el resultado final en la zona donante del microinjerto de pelo.

Para el éxito del trasplante de pelo es necesario valorar la cantidad y calidad de los folículos donantes

¿Desea más información? »

La extracción

La zona donante se suele anestesiar con lidocaína al 1% y epinefrina 1:1.000.000 junto con una cantidad de suero salino entre 10 y  30 ml, según la preferencia del cirujano para producir algo de turgencia en el tejido y facilitar la maniobra de extracción.

El efecto tumescente de la infiltración facilita la manipulación del tejido, produce una vasoconstricción transitoria que evita el sangrado y reduce el riesgo de transección en el caso de que la extracción de la zona donante se realice con FUE. La mejor forma de dormir la porción anterior del cuero cabelludo es con un anillo de bloque anestésico y un bloqueo troncular de los nervios supraorbital y supratroclear.

Es muy importante que la extracción se realice a adecuada profundidad, es necesario que la incisión vaya más allá de los bulbos de los folículos en el tejido celular subcutáneo para evitar el menor número de transecciones de los mismos. En el caso de la extracción mediante tira, la zona donante se cose con puntos o con grapas que se retiran a los 7-10 días.

La sutura tricofítica es una modalidad de sutura para obtener un mejor camuflaje de la incisión de la zona donante en el caso de que la técnica sea con extracción de tira (FUT O FUSS).

Los injertos se preparan troceando la tira en pequeños fragmentos de cuero cabelludo que contienen de 1 a 4 folículos completos histológicamente en el caso de FUT (FUSS). La tira de cuero cabelludo se separa en lonchas o capas y después cada una de ellas se fragmenta en tramos pequeños que contienen de 1 a 4 folículos. Se ordenan por número de folículos y se mantienen en suero fisiológico. La manipulación y el preparado de los injertos en el caso de la extracción de tira es un proceso muy meticuloso que requiere el manejo de microscopio.

En el caso de que la extracción sea mediante punch (técnica FUE) los injertos igualmente se recolectan y preparan guardados en suero fisiológico y ordenados por el número de folículos pilosos que contienen. En este caso la extracción es sensiblemente más lenta y existe el riesgo de que se produzca lesión de algunos de los folículos (transección) debido al método de extracción.

¡Pide tu cita! Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Línea de implantación de pelo en el injerto capilar

Es muy importante diseñar el injerto de pelo para que el resultado sea natural. Algunos cirujanos recomiendan usar distancias fijas para el trazado de la zona a implantar teniendo en cuenta ciertas relaciones anatómicas.

Una de las referencias más importantes es que la línea de implantación del pelo debe estar a unos 8 o 9 cms de la glabela (entrecejo).

Debido a que la forma  de la cabeza de los pacientes es bastante variable, el diseño de la zona de implantación es distinta en cada caso y depende mucho de la formación del médico, su sensibilidad estética y su capacidad artística.

Uno de los detalles más importantes a la hora de la marcación es anticipar las zonas por donde continuará progresando la alopecia y el pelo irá siendo más fino. No se debe marcar para injertar pelo más allá de donde el paciente tenía pelo anteriormente (antes de la pérdida de pelo). Debido a que la línea frontal suele ir retrasándose, tener en cuenta que la línea temporal también debe hacerlo. Es bueno preservar una parte de la zona temporal sin pelo porque resulta más natural.

Además, la primera línea de nacimiento del pelo debe ser irregular, un poco festoneada para que sea lo más parecido al crecimiento natural y espontáneo en dicha zona. Y por otra parte, es recomendable no injertar a pacientes muy jóvenes en la coronilla para evitar que de seguir progresando la alopecia le quede un anillo de alopecia en torno a la zona injertada de la coronilla.

 Trasplante de pelo antes y después. Imagen cortesía del Dr. Ruiz Alconero

El diseño inicial del injerto de pelo es importante para obtener resultados naturales

 

Solicitar Consulta Gratuita

La línea de implantación anterior es crucial para obtener un resultado natural, es muy importante ver como enmarcamos la cara del paciente con el injerto. En el primer injerto lo más recomendable es centrarse en el primer tercio anterior de la zona alopécica procurando siempre respetar los pelos residuales preexistentes para lo cual puede ser interesante emplear ópticas de aumento también en la fase de implantación.

Los pacientes con un cráneo más grande pueden necesitar más cantidad de injertos para conseguir el mismo resultado estético que pacientes con el cráneo más pequeño. En ambos casos es muy importante valorar bien el contenido en densidad y calidad de folículos de la zona donante.

Si se realizan injertos de pelo complementarios, podemos trabajar el siguiente tercio medio de la zona con alopecia hacia atrás. En cualquier caso no se recomienda trasplantar pelo a la porción posterior de la coronilla debido a que se cubre con el propio pelo implantando por delante.

Creación de los espacios para los injertos

El lugar para ubicar los injertos se puede preparar mediante distintas herramientas, seguramente lo más frecuente es el empleo de agujas de 18-20 G, que miden entre 1,09 mm y 0,9 mm de calibre. También pueden realizarse los orificios con calibres menores de 0,7 ó 0,6 mm.

Es muy importante que los orificios se realicen en un ángulo entre 30° y 60° y a una profundidad de entre 4 y 6 mm, yendo hacia delante y detrás del centro del cuero cabelludo para reproducir la forma natural que tiene el pelo de crecer en ángulo. Los orificios se deben hacer con un toque ligero y no demasiado cerca, para no poner en riesgo la supervivencia de los injertos. Lo ideal es conseguir un número de injertos por centímetro cuadrado entre 20 y 35 que es entre un 30 y un 50 % de la densidad natural del cuero cabelludo. En pacientes con una excelente zona donante se puede alcanzar una densidad de injertos en la zona tratada de 40 – 50 injertos por centímetro cuadrado.

Para la colocación de los injertos en los orificios es necesario contar con pinzas especiales. Es importante la forma en que se pinzan los folículos para no comprometer su vitalidad una vez trasplantados. Se suelen emplear bastoncillos de algodón para hemostasia y para evitar popping (salida de los injertos de su ubicación). El popping ocurre por aumento de la presión sanguínea, por exceso de infiltración tumescente y por el propio edema de la cirugía. Dependiendo de la calidad del colágeno dérmico el cuero cabelludo de la zona receptora puede tener menor tensión y por tanto retener con más dificultad los injertos, que tienen más incidencia de popping.

El pelo crece en pequeños racimos de 1 a 4 folículos agrupados. Cuando los injertos se extraían mediante punch de 3 – 4 mm, en realidad los injertos tenían de 10 a 20 pelos y esto ofrecía un resultado poco natural. Hoy en día los injertos de pelo se extraen con punch de 1 mm o menores por lo que los injertos tienen entre 1 y 4 folículos como máximo y los resultados son sensiblemente más naturales y estéticos.

Solicitar consulta gratuita »

Evolución

El pelo implantado suele entrar en fase telogen, el tallo piloso se desprende y se cae y a los 4-6 meses el tallo piloso nuevo emerge y crece con un comportamiento biológico normal y propio de la zona de la que procede.

Cirugía de injerto de pelo correctiva

En ocasiones, los injertos de pelo realizados en la década de los 80 no ofrecieron resultados estéticamente buenos.

Todos los injertos de pelo son mejorables y los resultados artificiales se pueden mejorar gracias a la cirugía correctiva o de retoque de injerto de pelo.

Cuando los folículos están demasiado agrupados se pueden fragmentar parcialmente extrayéndolos con punch para reubicarlos de una forma más natural.

En el caso de que el paciente desee eliminar el pelo implantado porque prefiere volver a su situación inicial, se puede realizar depilación con láser. Esto puede eliminar totalmente el pelo, pero en ocasiones no elimina la imagen de relieve en empedrado que puede quedar en la zona donante.

Nuestros expertos de la Unidad de Trasplante Capilar le indicarán si la técnica FUSS (FUE) es lo más adecuado para usted. Pida una cita informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta