Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Fotodermatosis: Cómo tratar la alergia al sol

Los efectos esperados de la exposición solar son bien conocidos, desde la síntesis de vitamina D hasta el precáncer o cáncer cutáneo, pasando por el eritema solar y el fotoenvejecimiento. Algunas pieles, sin embargo, reaccionan de forma anormal a la luz. Son casos de fotodermatosis, fotosensibilidad patológica o alergia al sol. Este artículo describe las más comunes y cómo tratarlas.

 Alergia al sol

La alergia al sol es una reacción anormal de la piel a la luz

 

¿Le llamamos? »

Fotodermatosis: la alergia al sol

Las fotodermatosis son un grupo de afecciones de la piel que aparecen después de la exposición solar y son producidas por una alergia o reacción anormal de la piel a la luz visible, a la radiación ultravioleta o a la radiación infrarroja, emitidas por el sol o por fuentes artificiales.

La moda del bronceado y la reducción del ozono atmosférico son las causas por las que aumentan las consultas sobre fotodermatosis en la Unidad de Dermatología de IML en Madrid.

Tipos de fotodermatosis

Las dermatosis o alergias al sol más comunes son las siguientes, en función del origen de su desarrollo:

  1. Fotodermatosis idiopáticas de origen desconocido
  2. Fotodermatosis secundarias a agentes exógenos
  3. Fotodermatosis secundarias a factores endógenos
  4. Dermatosis fotoagravadas
  5. Dermatosis por conectivopatías
  6. Genodermatosis

Tipos de fotodermatosis o alergia al sol

Solicitar Consulta Gratuita

1. Fotodermatosis idiopáticas de origen desconocido

Son aquellas fotodermatosis cuya causa se desconoce, aunque comparten un patrón común: la disfunción inmunológica que produce una reacción anormal a determinados alérgenos endógenos. Las más frecuentes son:

Erupción polimorfa solar

Es la alergia al sol más común. Se manifiesta con más frecuencia en mujeres de entre 20 y 30 años, con forma de erupción papulosa o vesiculosa tras varias horas después de la exposición al sol.

Las causas de la erupción polimorfa solar son:

  • Rayos UVB (50%)
  • Rayos UVA (25%)
  • Rayos UVB + UVA (25%)

Tratamiento

El tratamiento de la erupción polimorfa solar debe ser preventivo mediante la protección solar:

  • Aplicación de un filtro solar que proteja frente a la radiación UVB y UVA, de forma rigurosa y completa.
  • Fotoprotección mediante la cobertura directa de la piel con prendas de ropa que protejan del espectro visible.
  • Ingerir betacarotenos, que puede morar la respuesta de la piel a la exposición solar. Los betacarotenos están presentes en los frutos de color naranja y amarillo como las zanahorias, aunque también en verduras y hortalizas de hoja verde como el brócoli o las espinacas.

En los casos de fase aguda de la erupción polimorfa solar, el tratamiento consiste en la administración oral o tópica de corticosteroides.

Otras dermatosis idiopáticas de origen desconocido son:

  • Urticaria solar
  • Prúrigo actínico
  • Hidroa vacciniforme
  • Dermatitis actínica crónica

Protección solar: tratamiento preventivo de las dermatosis idiopáticas

Protección solar: tratamiento preventivo de las dermatosis idiopáticas

 

¿Desea más información? »

2. Fotodermatosis secundarias a agentes exógenos

Son aquellas reacciones anormales de la piel causadas por la ingesta de un medicamento específico en combinación con la exposición solar.

Las fotodermatosis secundarias a agentes exógenos pueden ser fototóxicas o fotoalérgicas:

Fototóxicas

No dependen de mecanismos inmunológicos.

Pueden ser provocadas en la mayor parte de los individuos expuestos a la concentración de sustancia química y dosis de luz suficientes.

Cursan con rojez, inflamación y ampollas (vesiculación) en forma de reacción actínica muy exagerados, con bordes muy bien delimitados coincidiendo con el área de piel expuesta a la luz solar.

Fotoalérgicas

La radiación lumínica da lugar a la transformación de una sustancia química de algún fármaco ingerido en otra sustancia que produce alergia. Por este motivo, las fotodermatosis secundarias fotoalérgicas sólo aparecen en pacientes que han sido sensibilizados en exposiciones solares previas a la sustancia que actúa como fotosensibilizante.

Cursa con reacciones en forma de eccema, con extensión a zonas de piel no expuestas al sol. Puede persistir durante semanas mientras el alérgeno siga presente en la piel, aunque el paciente evite la exposición solar.

Los fotoprotectores no suelen ser suficientes para evitar estas reacciones cutáneas y por ello se recomienda la protección de la piel mediante ropa, además de evitar las horas en las que el sol incide sobre la Tierra de forma más vertical.

Las dermatosis fotoalérgicas cursan con reacciones en forma de eczema

Las dermatosis fotoalérgicas cursan con reacciones en forma de eczema

 

Solicitar Consulta Gratuita

Fármacos fototóxicos o fotoalergizantes

Los principales fármacos fotoalergizantes son:

  • Ansiolíticos, como el alprazolam
  • Antidepresivos
  • Antibióticos
  • Diuréticos
  • Anti-inflamatorios no esteroideos

La mayoría de los fármacos relacionados con la fototoxia o la fotoalergia reaccionan con la radiación UV, pero algunos también lo hacen con el espectro de luz visible.

El tratamiento básico es evitar la exposición solar, en caso de que sea imposible interrumpir la toma del medicamento.

Los fotoprotectores no suelen ser suficientes para evitar estas reacciones cutáneas y, por ello, se recomienda la protección de la piel mediante ropa, además de evitar las horas en que el sol incide sobre el planeta de forma más vertical.

Fármacos fotoalergizantes

Algunos de los fármacos fotoalergizantes más comunes son los ansiolíticos, antidepresivos y los anti-inflamatorios no esteroideos

 

Solicitar consulta gratuita »

3. Fotodermatosis secundarias a factores endógenos

La fotosensibilidad endógena más conocida es la relativa al grupo de enfermedades denominadas porfirias.

Las porfirias cutáneas se caracterizan por la presencia de niveles elevados de porfirinas, unas sustancias intermedias de la producción del grupo hemo (hemoglobina, mioglobina y fermentos respiratorios).

El mecanismo de la fototoxicidad requiere la absorción de longitudes de onda lumínicas del 400-410, es decir, del espectro de luz visible, con excitación de la porfirina y la producción de oxígeno reactivo.

4. Dermatosis fotoagravadas

Determinadas enfermedades cursan con un agravamiento ante la exposición solar, tales como la dermatomiositis, el lupus, la poroqueratosis y otros.

5. Dermatosis por conectivopatías

Este tipo de dermatosis son enfermedades sistémicas como el lupus, que empeoran con la exposición solar en un 30% a 50% de los pacientes, ya que cursan con fotosensibilidad.

6.Genodermatosis

Son un grupo de enfermedades dermatológicas hereditarias que cursan con una sensibilidad extrema a las radiaciones ultravioleta.

 

Nuestros expertos en Dermatología pueden asesorarle sobre cuál es el tratamiento más adecuado para usted. Solicite ahora una consulta informativa gratuita en nuestra clínica.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta

 

Otros artículos que pueden interesarle:

Efectos nocivos del sol

Fotobiología y láser. Alergia al sol o al láser

Consejos para una buena protección solar