/uk/

Flacidez facial: tratamiento con inductores de colágeno

 

Flacidez facial: tratamiento con inductores de colágeno

iml
11/04/2017

A partir de los 20 años, la producción de colágeno se ralentiza, por lo que a los 35 suelen aparecer los primeros signos de flacidez facial.

Este artículo describe los principales tratamientos faciales inductores de colágeno, que corrigen las primeras manifestaciones de la laxitud de la piel y pueden prevenir el descolgamiento facial prematuro.

El colágeno, clave para una piel firme

El colágeno es una proteína que se organiza en forma de fibras y éstas, a su vez, crean redes que aportan sostén a los tejidos, por lo que es responsable de la firmeza de la piel.

Las fibras de colágeno de tipo I desempeñan una función estructural de la dermis, ya que contribuyen en la forma y propiedades de los tejidos, como la resistencia al estiramiento de la piel.

Los fibroblastos son las células que sintetizan el colágeno. A partir de los 20 años, el número de fibroblastos y su función va disminuyendo progresivamente. Con el paso del tiempo, la estructura del colágeno cambia, de forma que comienza a agruparse en nudos irregulares con amplios espacios entre ellos, en vez de formar una malla homogénea, lo que provoca la flacidez de la piel y el descolgamiento gradual de los tejidos, propios del proceso natural de envejecimiento.

Fibras de colágeno en una dermis joven y envejecida

Disposición de las fibras de colágeno en una dermis joven frente a la de una dermis envejecida

¿Cuáles son las indicaciones del tratamiento inductor de colágeno?

El paciente ideal para el tratamiento con inductores de colágeno es el que presenta flacidez facial de grado leve o moderado:

  • Primeros signos de pérdida de volumen en pómulos
  • Ceja caída
  • Flacidez en la línea mandibular

En Instituto Médico Láser de Madrid, la estimulación de la producción de colágeno se aplica como tratamiento correctivo y preventivo de la flacidez cutánea en pacientes de a partir de 30 años mediante técnicas mínimamente invasivas y sin cirugía.

¿Cuáles son los principales tratamientos inductores de colágeno?

Los tratamientos faciales inductores de colágeno más aplicados en nuestra Unidad de Medicina Estética son:

  • Materiales de relleno infiltrables
  • Hilos faciales
  • Radiofrecuencia

Materiales de relleno infiltrables

Este tipo de materiales de relleno producen una reacción inflamatoria alrededor de la sustancia infiltrada que aporta dos beneficios:

  1. Después de la infiltración produce un efecto tensor inmediato.
  2. A medio plazo estimula la formación de colágeno.

En la actualidad existen diferentes sustancias infiltrables bioestimuladoras del colágeno. Algunas de ellas son:

  • Policaprolactona
  • Betafosfato tricálcico
  • Ácido poliláctico

Estos implantes se infiltran mediante agujas intradérmicas de calibre fino, en un procedimiento totalmente ambulatorio que permite al paciente incorporarse inmediatamente a su actividad habitual.

El resultado es muy natural, puesto que el objetivo del tratamiento no es la aportación de volumen, sino la estimulación de la síntesis de fibras colágenas.

La policaprolactona o el ácido poliláctico son inductores de colágeno

Hilos faciales

Los hilos faciales son filamentos de sustancias reabsorbibles y biocompatibles, como la polidioxanona, que forman una red de sostén para los tejidos al tiempo que estimulan la producción de colágeno. Como resultado, la dermis se redensifica y mejora la flacidez facial.

La implantación de los hilos faciales produce dos efectos:

  1. Fibrosis alrededor de cada hilo, que produce un efecto inmediato de tensión en la piel.
  2. Estimulación del colágeno. Entre 3 y 6 meses después de la implatanción del hilo comienzan a formarse las nuevas fibras de colágeno.

Los hilos tensores faciales ofrecen un resultado muy natural, ya que no se notan bajo la piel y permiten reposicionar el tejido descendido.

En función del grado de flacidez de cada paciente, puede ser interesante combinar la infiltración de policaprolactona con la implantación de hilos tensores, con el fin de obtener un resultado más armónico e integral.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es la aplicación de ondas magnéticas que producen un calentamiento controlado de la dermis que activa los fibroblastos y reestructura las fibras de colágeno existentes.

En IML disponemos de diferentes sistemas de radiofrecuencia, con el fin de ofrecer al paciente el tratamiento de la flacidez que mejor se adapte a sus necesidades específicas:

  • Thermage: radiofrecuencia monopolar en sesión única
  • Exilis Elite: sistema avanzado de radiofrecuencia que permite realizar el tratamiento en distintas sesiones

La elección de uno u otro sistema varía en función del tiempo del que disponga cada paciente y de sus características individuales.

La radiofrecuencia es un tratamiento no invasivo que puede aplicarse en cualquier época del año y que permite al paciente incorporarse inmediatamente a su rutina social y/o profesional.

En algunos casos, nuestros médicos pueden considerar interesante aplicar 3 sesiones de radiofrecuencia transcurridos alrededor de 6 meses desde la implantación de los hilos faciales o de los materiales infiltrables inductores del colágeno.

¿Desea conocer qué combinación de tratamientos es óptima para tratar su flacidez facial? Uno de nuestros médicos expertos estará encantado de responder a todas sus preguntas en una consulta informativa.

Te puede interesar ...

Instituto médico láser

Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
WhatsApp: 637 504 871

Horario

Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
Sábados de 10:00h a 15:30h*
* Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin