/uk/

Flacidez corporal: 5 tratamientos para combatir la flacidez

 

Flacidez corporal: 5 tratamientos para combatir la flacidez

iml
11/03/2016

La flacidez corporal forma parte del envejecimiento cutáneo y es un proceso irrefrenable y continuo. La prevención y el tratamiento del descolgamiento de la piel tienen como aliada a la Medicina Estética Corporal, cuyos tratamientos ayudan a detener la desestructuración del colágeno y a estimular la producción de nuevas fibras elásticas para conseguir una piel tersa.

5 tratamientos de IML para combatir la flacidez corporal

En función de la masa ósea y muscular de cada paciente y de su grado de flacidez, los médicos de IML eligen los siguientes tratamientos:

  1. Radiofrecuencia.
  2. Hilos tensores.
  3. Ácido poliláctico.
  4. Infiltraciones de silicio orgánico.
  5. Terapia Regenerativa con Factores de Crecimiento.

1. Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es el gold standard o tratamiento de referencia para la flacidez. Se trata de una tecnología reconocida en Medicina desde hace más de 70 años que tiene como objetivo el calentamiento de los tejidos para estimular la génesis de colágeno y elastina.

La radiofrecuencia es un tipo de onda electromagnética que al incidir sobre los tejidos provoca oscilaciones muy rápidas en los campos electromagnéticos, lo que se traduce en un aumento de la temperatura de los tejidos. Este efecto térmico produce, por un lado, moléculas Heat Shock Proteins o proteínas de choque térmico, que son responsables de la síntesis de colágeno. Y, por otro lado, estimula la producción de elastina.

IML dispone de los sistemas de radiofrecuencia más avanzados para el tratamiento no invasivo de la flacidez cutánea: Exilis Elite y Thermâge.

Exilis Elite

Exilis Elite es un sistema de radiofrecuencia monopolar con características perfeccionadas:

  • Calienta el tejido de manera uniforme.
  • Reparte la energía a diferentes profundidades del tejido.
  • Monitoriza en tiempo real la temperatura del tejido.

El tratamiento puede requerir entre 6 y 8 sesiones, en función del grado de flacidez que presente la piel del paciente, y se aplica una sesión por semana. Cada sesión puede tener una duración de aproximadamente 30 minutos, en función del área a tratar.

Este método es totalmente invasivo y tras su aplicación el paciente puede retomar inmediatamente su actividad habitual.

El colágeno y la elastina necesitan tiempo para formarse, por lo que los resultados finales se observan a partir del tercer mes a contar desde la última sesión.

Pieza de mano de Exilis Elite, uno de los sistemas de radiofrecuencia de IML

Piezas de mano de Exilis Elite, uno de los sistemas avanzados de radiofrecuencia de IML

Thermâge

Thermâge es un sistema de radiofrecuencia monopolar que produce campos de calentamiento a niveles profundos, mientras que la epidermis o capa más superficiale de la piel permanece indemne.

El tratamiento con Thermâge se realiza en una sola sesión, que puede repetirse al año para mantener los resultados.

Los resultados finales, al igual que con Exilis Elite, son visibles transcurridos entre 3 y 6 meses desde la sesión.

2. Hilos  tensores

Los hilos tensores son hilos de polidioxanona (PDO), una sustancia biocompatible y reabsorbible que se utiliza desde hace más de una década en la sutura cardíaca.

Una vez implantados en la dermis, los hilos tensores producen dos efectos:

  1. Estiramiento de la piel de la zona tratada. El anclaje del hilo tensor provoca este efecto mecánico de tensión.
  2. Fibrosis tensora. El hilo implantado produce una fibrosis en los tejidos de alrededor que estimulan la producción de colágeno y elastina.

La implantación de los hilos se realiza de forma ambulatoria sin anestesia, mediante agujas muy finas, en un procedimiento de entre 30 y 60 minutos de duración. Tras la implantación de los hilos mágicos, el paciente puede retomar su actividad normal. Sólo se recomienda no aplicar masajes ni presión en la zona tratada.

Los hilos de polidioxanona mejoran la flacidez y el tono de la piel. Los resultados finales pueden observarse a partir del segundo o tercer mes desde la implantación de los hilos mágicos, cuando las fibras de colágeno y elastina que han sido estimuladas comienzan a actuar.

Estos hilos son compatibles con la radiofrecuencia, la infiltración de silicio orgánico y la Terapia Regenerativa con Factores de Crecimiento.

Los hilos mágicos de polidioxanona mejoran la flacidez y el tono de la piel

Los hilos mágicos de polidioxanona mejoran la flacidez y el tono de la piel

3. Ácido poliláctico

El ácido poliláctico es un implante biocompatible y reabsorbible que se infiltra a nivel subcutáneo para estimular la producción de colágeno.

Los tejidos reaccionan a la infiltración del ácido poliláctico mediante una fibrosis que, por una parte, aumenta la densidad del tejido conjuntivo y, por otra, estimula los fibroblastos o células responsables de producir colágeno y elastina.

Los resultados inmediatos consisten en una corrección de la flacidez por el efecto relleno del ácido poliláctico. Y a largo plazo, el estímulo de la síntesis de fibras colágenas y elásticas mejora la firmeza y densidad de la piel.

En función del grado de flacidez que presenta el paciente, pueden ser necesarias entre 2 y 3 sesiones.

La infiltración de ácido poliláctico es compatible con la radiofrecuencia y nuestros médicos recomiendan aplicar una media de 3 sesiones para potenciar la estimulación del colágeno y la elastina.

[[compartido=consulta_desp]]

4. Infiltraciones de silicio orgánico

El silicio orgánico es un puente enre dos de las sustancias que componen el tejido conjuntivo, los glicosaminoglicanos y los poliurónicos. Además, favorece el mantenimiento de la matrix extracelular de ácido hialurónico y de las fibras de colágeno, por lo que es un elemento importante contra la flacidez.

La infiltración del silicio orgánico se realiza con la técnica de la mesoterapia corporal, mediante finas agujas en un procedimiento que suele ser muy bien tolerado por los pacientes.

Los médicos de IML suelen recomendar 12 sesiones de infiltración de silicio orgánico, cuya combinación con la Terapia Regenerativa con Factores de Crecimiento y la radiofrecuencia obtienen resultados muy satisfactorios.

El Plasma Rico en Plaquetas estimula los fibroblastos

Los factores de crecimiento estimulan los fibroblastos

5. Terapia Regenerativa con Factores de Crecimiento

La Terapia Regenerativa con Factores de Crecimiento consiste en la aplicación de una fracción del plasma concentrada 8 veces sobre los valores normales de la sangre.

Los factores de crecimiento se obtienen de la sangre del propio paciente, que se somete a un proceso de centrifugado durante unos 14 minutos. La centrifugación separa la fracción líquida del resto de la sangre. A continuación, esa fracción vuelve a centrifugarse para separar la porción con mayor concentración de plaquetas.

La fracción rica en plaquetas contiene un alto nivel de factores de crecimiento intraplaquetarios que estimulan los fibroblastos, las células responsables de generar fibras colágenas y elásticas.

Esta fracción se infiltra mediante la técnica de la mesoterapia convencional, a través de aguajs finas. La generación de colágeno y elastina dan como resultado un incremento de la firmeza de la piel.

Suelen ser necesarias entre 2 y 3 sesiones. Para potenciar los resultados, esta técnica puede combinarse con las infitlraciones de silicio orgánico y la radiofrecuencia.

¿Desea conocer qué combinación de tratamientos es la más adecuada para usted? Solicite ahora una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos.

Te puede interesar ...

Instituto médico láser

Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
WhatsApp: 637 504 871

Horario

Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
Sábados de 10:00h a 15:30h*
* Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin