Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Envejecimiento: ¿Cómo envejece la cara?

El envejecimiento es un proceso natural que comporta cambios morfológicos y funcionales en las distintas estructuras faciales. En este artículo repasaremos los principales factores por los que envejece la cara, así como los tratamientos que corrigen y previenen los signos de envejecimiento en el rostro.

¿Cómo envejece la cara? IML explica los cambios que el envejecimiento produce en el rostro

¿Cómo envejece la cara? IML explica los cambios morfológicos y funcionales que el envejecimiento produce en el rostro

¿Cómo envejece la cara?

El envejecimiento de la cara es un proceso natural de deterioro de todas las estructuras faciales que, de menor a mayor profundidad, son:

Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Cambios en la piel

Según pasan los años, la función de la piel de la cara va debilitándose:

  • Tiene una textura cada vez más delgada.
  • La reducción de la actividad de los melanocitos hace que la piel de la cara esté peor protegida de la radiación solar.
  • Pueden aparecer, además, lesiones malignas como el carcinoma basocelular o el melanoma y lesiones premalignas, como la queratosis actínica.
  • La producción de colágeno y elastina también es menor, por lo que la piel presenta elastosis o flacidez y arrugas.
  • Los vasos sanguíneos se tornan frágiles y la producción de las glándulas sebáceas es menor, lo que se traduce en deshidratación facial.

Cambios en la grasa subcutánea

Durante la juventud, la grasa subcutánea está dispuesta principalmente en el tercio medio facial.

Según avanza el tiempo, las estructuras de sostén se relajan y la grasa subcutánea que da volumen a los pómulos va descendiendo, desplazándose hacia abajo. Éste es el motivo por el que aparece el surco nasogeniano y las líneas de marioneta, las cocochas o descolgamiento de las mejillas y el hundimiento malar o depresión bajo los párpados inferiores.

Cambios en el SMAS

El SMAS (sistema musculoaponeurótico superficial) es una capa muscular situada bajo la grasa subcutánea y tiene como función cubrir y conectar entre sí los músculos faciales.

El SMAS actúa como una red que posiciona y tensa los músculos. Cuando pierde su tensión por el paso de los años, los músculos faciales se descuelgan, produciendo al mismo tiempo flacidez.

Cambios en los ligamentos y en los músculos faciales

Los ligamentos soportan los tejidos blandos. Cuando los ligamentos pierden su tensión, las almohadillas grasas descienden, produciendo surcos como el nasogeniano o descolgamientos en la barbilla (mofletes).

La contracción permanente de los músculos faciales hace que se hiperdesarrollen, como los músculos responsables de fruncir el ceño o los que levantan las cejas. Esta hipertrofia provoca las arrugas de la frente, las que aparecen junto a los ojos o patas de gallo y las que se localizan alrededor de la boca.

Por su parte, el músculo platisma se desprende de los planos profundos, provocando las bandas platismales o cuello de gallo, que consiste en dos cuerdas localizadas en el cuello perpendiculares al rostro.

Cambios en los huesos

El envejecimiento produce una reducción de la masa ósea. La ralentización de la regeneración ósea es responsable de la reducción del volumen de los huesos faciales que crea hendiduras, como la que se produce bajo los rebordes de los ojos.

La imagen ilustra los cambios que produce el envejecimiento en las distintas capas y estructuras de la piel

La imagen ilustra los cambios que produce el envejecimiento en las distintas capas y estructuras de la piel

¿Desea más información? »

¿Cuáles son los signos de envejecimiento en la piel?

Los signos más comunes del envejecimiento en la piel son:

Otros factores que influyen en el envejecimiento facial

Además del envejecimiento cronológico, existen otros factores que pueden acelerar la degradación de las estructuras de la cara. Estos factores son:

Radiación solar

La radiación solar es la principal culpable del fotoenvejecimiento o envejecimiento prematuro de la piel.

La radiación UVA y UVB, la infrarroja e incluso la luz visible provocan manchas, afectan a los fibroblastos o células que generan colágeno y pueden producir daño indirecto en el ADN celular.

Los rayos UVA penetran en las capas más profundas de la piel

Los rayos UVA penetran en las capas más profundas de la piel

Tabaco y alcohol

Las sustancias nocivas del tabaco, además de afectar a la salud general del paciente, aceleran el envejecimiento facial.

Fumar produce una reducción de la microcirculación sanguínea, por lo que la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos es menor. Por otro lado, los radicales libres que se generan al fumar afectan al colágeno, por lo que la piel pierde elasticidad.  

El consumo excesivo de alcohol estimula la producción de histamina, reduce los niveles de vitamina A y dilata los capilares, por lo que la piel sufre el riesgo de deshidratarse y de presentar lesiones como la rosácea, las arañas vasculares y otras rojeces faciales.

Estrés

El estrés crónico produce alteraciones en el sueño y en la circulación sanguínea, factores clave en la regeneración cutánea.

La falta de descanso provoca ojeras y bolsas en los ojos. Las alteraciones en la circulación de la sangre impiden la correcta nutrición y oxigenación de los tejidos, por lo que la piel se torna flácida y deshidratada.

Además, el estrés se asocia al empeoramiento de los brotes de psoriasis y de acné en muchos casos.

Mala alimentación

Una dieta desequilibrada tiene su impacto en la piel. Algunas dermatitis están relacionadas con déficits nutricionales, como la dermatitis herpetiforme.

Un aporte adecuado de vitaminas, minerales, ácidos grasos y oligoelementos ayuda a combatir el estrés oxidativo y favorece la salud de la piel.

Gestos como la protección solar y la hidratación ayudan a mantener la piel saludable

Gestos como la protección solar y la hidratación ayudan a mantener la piel saludable

¿Le llamamos? »

Grados de envejecimiento. Clasificaciones

El grado de envejecimiento de la cara no siempre corresponde a la edad cronológica del paciente. Es bastante frecuente encontrar signos de envejecimiento prematuro en pacientes jóvenes cuya piel ha sido expuesta al sol de forma continuada, sin protección.

Para cuantificar los daños provocados por el sol o por el envejecimiento biológico, nuestros dermatólogos y médicos estéticos emplean diferentes clasificaciones, como la clasificación de Rubin o la escala de Merz. La más común de todas ellas es la escala de Glogau.

Clasificación del envejecimiento según la escada de Glogau 

La escala de Glogau distingue cuatro tipos de envejecimiento:

  • Tipo I: sin arrugas.
  • Tipo II: arrugas con movimiento.
  • Tipo III: arrugas en reposo.
  • Tipos IV: sólo arrugas.
La escala de Glogau ayuda a nuestros médicos a clasificar el grado de envejecimiento del paciente
La escala de Glogau ayuda a nuestros médicos a clasificar el grado de envejecimiento facial del paciente

Consejos para prevenir el envejecimiento del rostro

El envejecimiento facial, como veíamos al inicio del artículo, es un proceso biológico natural que hoy en día no es posible frenar, aunque sus síntomas sí pueden mejorar.

En nuestra mano está, sin embargo, reducir los factores externos que empeoran o aceleran el envejecimiento:

Usar protección solar

La protección solar debe aplicarse todos los días, en cualquier época del año y en todas las zonas expuestas, tanto en la cara como en el cuello, escote y manos.

Para facilitar su uso diario, podemos elegir texturas que hidraten además de proteger del sol. Así nos acostumbraremos más fácilmente a usar el protector solar, por ejemplo, como base para el maquillaje.

Llevar una dieta equilibrada

Una dieta equilibrada que aporte al organismo la hidratación y los nutrientes que necesita para su regeneración y para luchar contra el estrés oxidativo ayuda a mantener la piel sana.

Se recomienda incorporar a la dieta más frutas y verduras, legumbres y ácidos grasos omega 3.

Descansar

Dormir sin interrupciones ayuda a la correcta regeneración celular, así como a evitar bolsas en los ojos y ojeras moradas.

Tomar complementos nutricionales

Los antioxidantes como las vitaminas, los polifenoles o las isoflavonas ayudan a mantener la piel en buen estado. Es recomendable consultar con el médico, quien indicará al paciente cuáles son sus carencias y las sustancias más adecuadas en cada caso.

Hidratar mediante cosméticos

Las cremas y lociones tópicas ricas en sustancias hidratantes ayudan a mantener la hidratación de la piel.

¿Desea más información? »

Tratamientos para prevenir y corregir el envejecimiento facial

La Medicina Estética actual busca la prevención y la corrección con resultados naturales con la mínima invasión. Bajo estas premisas, Instituto Médico Láser de Madrid ofrece tratamientos de Medicina Estética avanzada para adelantarse a las consecuencias del proceso de envejecimiento y para mejorar los signos del paso del tiempo, con resultados acordes a la edad de cada paciente. Puede hacer clic en cada punto para conocer en qué consiste cada tratamiento:

¿Desea saber cuál es su grado de envejecimiento cutáneo? Nuestros médicos estéticos estarán encantados de valorar su caso en una consulta informativa gratuita:

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta

Otros artículos que pueden interesarle:

IPL para el rejuvenecimiento facial

Técnicas faciales mínimamente invasivas

Preguntas frecuentes sobre rejuvenecimiento facial