/uk/

Enfermedades del tiroides y dieta

Tipos de tiroides

Las patologías de la glándula tiroides pueden resumirse en tres grandes grupos a saber, aquellos que cursan con:

  • Disminución de la producción o actividad de las hormonas tiroideas (hipotiroidismo).
  • Incremento de la producción o actividad de las hormonas tiroideas (hipertiroidismo).
  • Cáncer de tiroides.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo da lugar a manifestaciones clínicas muy diversas, entre las que puede destacar un ligero incremento del peso (fundamentalmente por retención de agua y sal). Sin embargo, la obesidad causada por hipotiroidismo supone menos del 0.5%, y se produce en aquellos casos de hipotiroidismo severo y no tratado correctamente de forma crónica en pacientes con un previo exceso de peso.

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo, al producir un incremento del metabolismo puede provocar disminución del peso en un 50-80% de los afectados, sobre todo cuando es severo. Sin embargo, no es infrecuente, sobre todo en mujeres, observar un incremento de peso en casos de hipertiroidismo ligero, debido a que la ingesta alimentaria (por aumento del apetito) es superior al incremento del gasto metabólico.

Hipotiroidismo e hipertiroidismo son las dos patologías más comunes de la glándula tiroides

Hipotiroidismo e hipertiroidismo son las dos patologías más comunes de la glándula tiroides.

 

Tratamiento de tiroides y dieta recomendada

El objetivo primordial del tratamiento de la enfermedad tiroidea por alteración en la producción o actividad hormonal (hipotiroidismo e hipertiroidismo) debe ser un correcto tratamiento a fin de normalizar al paciente, mediante la utilización de hormonas tiroideas (en el hipotiroidismo) o medicación anti-tiroidea o yodo radiactivo (en el hipertiroidismo). La normalización hormonal suele corregir, por sí misma, las alteraciones del peso producidas.

Las recomendaciones dietéticas destinadas a personas con patología de tiroides no difieren en absoluto de las del resto de población. Así, en los casos de hipotiroidismo o hipertiroidismo con sobrepeso es recomendable la realización de una dieta hipocalórica equilibrada en nutrientes, y adaptada a las características físicas y actividad del paciente, así como el incremento de la actividad física.

En los hipertiroideos con pérdida de peso, la dieta debe ser equilibrada para sus características físicas y rica en productos con alto contenido en vitaminas y minerales que compensen las pérdidas producidas; deben evitarse, sin embargo, alimentos con un muy elevado contenido en yodo como suplementos vitamínicos con yodo, sal yodada o algas rojas.

Incidir en la necesidad de implementar el consumo de sal yodada de forma universal en la población general, sobre todo mujeres embarazadas, lactantes y niños. Una deficiencia en el consumo de yodo puede provocar bocio (aumento del volumen de la glándula tiroidea) o hipotiroidismo, y puede ser responsable de una disminución del cociente intelectual y rendimiento de los escolares.

Nuestros expertos en Endocrinología y Nutrición pueden asesorarle sobre cuál es la dieta más adecuada en caso. Solicite ahora una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin