/uk/

Distinguir Celulitis y Acúmulos Grasos

 

Distinguir Celulitis y Acúmulos Grasos

iml
01/11/2011

Celulitis

Es necesario conocer la estructura de la piel y sus diferencias entre el hombre y la mujer para comprender cómo aparece la celulitis y los acúmulos grasos.

La piel, es el órgano más extenso del organismo y está formado por por 3 capas, situadas de fuera a dentro:

  1. Epidermis (capa superficial).
  2. Dermis (capa media).
  3. Hipodermis o tejido celular subcutáneo (capa profunda).

A estas capas se añaden los anejos cutáneos (pelo, uñas, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas). La epidermis constituye el estrato externo de la piel, es una capa de poco espesor pero muy importante pues es la responsable del aislamiento del resto del cuerpo frente al exterior.

 

La dermis es la capa intermedia, está formada por tejido conjuntivo laxo con estructuras celulares fijas (fibroblastos, entre otras), proteínas fibrosas (colágeno, elastina), sustancia fundamental amorfa (agua, mucopolisacáridos, sales y glicoproteínas) y estructuras celulares migratorias (linfocitos, plasmocitos, leucocitos). Es atravesada por vasos sanguíneos, linfáticos y nervios.

La hipodermis es la capa más profunda, está formada por tejido conjuntivo laxo que se intercala entre lóbulos de tejido graso (entre 0.5-1.0 cm de tamaño) formando tabiques de fibras colágenas delgadas perpendiculares a la superficie, también tiene vasos y nervios.

A su vez la hipodermis se subdivide en dos capas:

  • Grasa areolar, la más superficial y responsable de la aparición de los problemas de textura de la celulitis. La capa de grasa de esta zona varía con los cambios de peso.
  • Grasa profunda, situada a continuación entre la grasa superficial y los músculos. Esta capa es la responsable de los acúmulos de grasa localizados que alteran la figura, a este problema estético también se llama lipodistrofia y no varía apenas con los cambios de peso.

¿Qué es la Celulitis?

CelulitisEl término celulitis solo hace referencia al componente inflamatorio del tejido subcutáneo y el tejido adiposo cuando el problema es bastante más complejo. Mantendremos, el término celulitis ya que es el más popularmente conocido.

¿Cómo Se Produce La Celulitis?

La celulitis es un problema casi exclusivamente femenino, que se produce la capa de grasa más superficial, la que está en contacto con la dermis. Puede llegar a afectar a casi totalidad de la población femenina (más del 90%) debido a que está asociada a la presencia de estrógenos.

Se caracteriza por conferir a la piel un aspecto abollonado semejante a la piel de naranja. Aunque no hay un acuerdo científico absoluto, muchos autores están de acuerdo en que en sus inicios se produce una afectación de la microcirculación de la zona. Las demás cascadas de efectos que van presentándose en su evolución facilitan que se cronifique.

 

Fases De La Celulitis

  • Fase de edema: Por aumento de la permeabilidad capilar se produce una fuga de líquidos con edema.
  • Fase exudativa: El acúmulo de líquidos fuera del espacio vascular se acompaña de escape de proteínas de alto peso molecular al medio intersticial en el tejido conjuntivo.
  • Fase de fibrosis: Si los excesos de proteínas no son despolimerizados por los macrófagos, hay una estimulación de más formación de fibras que se endurecen progresivamente y atenazan las células de tejido graso que tienden a hacerse más grandes.
  • Fase de esclerosis: La evolución de los problemas anteriores conduce a situación de endurecimiento y engrosamiento de las de las fibras, que acaban por comprimir algunas terminaciones nerviosas haciendo dolorosa la celulitis.

¿Cómo Se Puede Tratar La Celulitis?

Los médicos estéticos son grandes expertos en el tratamiento de la celulitis. Dado que el problema de la celulitis se apoya en una situación multifactorial, los recursos terapéuticos también son variados. Dependiendo el estadio evolutivo y del tipo de celulitis el facultativo seleccionará los tratamientos más indicados para cada paciente.

Los recursos terapéuticos para tratar la celulitis pueden resumirse en:

  • Medidas higiénico-dietéticas para eliminar factores agravantes conocidos.
  • Aplicación de cremas, geles y aceites esenciales de efecto tópico.
  • Masaje manual: Drenaje y estimulación de la microcirculación.
  • Presoterapia: Mejora del retorno veno-linfático.
  • Mesoterapia: Venotónicos, lipolíticos y re-esstructurantes.
  • Carboxiterapia: Mejora de la microcirculación y efecto lipolítico.
  • Terapia Subdérmica: Tonificación cutánea y mejora circulación.
  • Microestimulación Alveolar: Efecto microdrenante en superficie cutánea.
  • Radiofrecuencia: Estimulación de nuevas fibras de colágeno. Efecto lipolítico.
  • Sistemas combinados de Radiofrecuencia, Vacum y luz infrarroja: Estimulacin de neocolágenogénesis y mejora de la microcirculación de drenaje.
  • Sonocavitación Médica (Ultrasonidos no focalizados): Lipólisis superficial, adelgazamiento del panículo adiposos.
  • Ultrasonidos Focalizados (Hi-Fu): Adipocitolisis.
  • Terapia Vibracional: Tonificación muscular, drenaje.
  • Láser de Infrarrojo: Estimulación dérmica para neocolágenogénesis.

Así, por ejemplo, en una paciente con celulitis flácida seleccionaríamos la mesoterapia reestructurante, la radiofrecuencia y/o el láser infrarrojo (o los sistemas combinados). Mientras que en una celulitis edematosa emplearíamos sistemas de drenaje como la presoterapia o la microestimulación alveolar junto a la carboxiteraia y la mesoterapia fundamentalmente con venotónicos.

 

¿Qué Son Los Acúmulos Grasos o Liposdistrofia?

La lipodistrofia es la presencia de mayor cantidad de tejido graso profundo en una región anatómica concreta. Se debe a la hipertrofia y la hiperplasia de los adipocitos que aumentan en número y en carga lipídica.

La lipodistrofia clásicamente se localiza en la capa de la grasa hipodérmica profunda, si bien es muy frecuente encontrar pacientes con un problema combinado de celulitis en la grasa superficial y lipodistrofia en los planos profundos.

¿Cómo Se Tratan Los Acúmulos Grasos?

CelulitisEl tratamiento clásico de la lipodistrofia corporal ha sido la liposucción. Las lipoaspiraciones secas que se realizaban en los años 70 experimentaron una gran mejoría de seguridad y resultado estético con la incorporación de la técnica tumescente (lipoescultura) que reduce intensamente el sangrado y el proceso anestésico.

A lo largo de los últimos 20 años las técnicas de liposucción-lipoescultura se han refinado de la mano de herramientas complementarias como los ultrasonidos, la vibrolipoescultura o la lipoescultura asistida (VAL).

La búsqueda de un mejor resultado estético y un menor nivel de agresividad tisular que acorte la recuperación de los pacientes ha dado lugar a la aparición de la técnica conocida como láserlipolisis (Lipoláser® en IML) en la que el láser juega un papel determinante. La liposucción no elimina la piel de naranja, igual que es difícil corregir una lipodistrofia marcada con los tratamientos enumerados en el apartado celulitis.

¿Tiene alguna duda sobre los tratamientos para la celulitis y los acúmulos grasos? Puede solicitar una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

 

Te puede interesar ...

Instituto médico láser

Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
WhatsApp: 637 504 871

Horario

Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
Sábados de 10:00h a 15:30h*
* Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin