Diet Gen: Dieta con perfil genético

IML pone a tu disposición Diet Gen, la dieta basada en el test genético

¿Qué es la dieta con perfil genético?

Tradicionalmente, la nutrición y el mundo de las dietas se ha basado en teorías, kilocalorías y en medidas muy generales que pasaban de unos pacientes a otros sin tener en cuenta nada más que el peso, la altura y el peso objetivo.

En los últimos años, la experiencia y el estudio constante por parte de los profesionales en nutrición han demostrado que las recomendaciones y las dietas que diseñamos no pueden ser iguales para todo el mundo: lo que da resultado para un paciente para otros no es efectivo o, incluso, puede producir el efecto contrario.

¿Qué ocurre? ¿Por qué en un paciente sí que funciona eliminar los hidratos de carbono y en otros no?

Las respuestas se encuentran en nosotros mismos, en algo único y que nos diferencia los unos a los otros: la genética.

¿Cómo influye la genética en la obesidad?

Sabemos que la genética ejerce una gran influencia sobre nuestra salud, por ello es importante tener un buen conocimiento de ella para poder llevar unos hábitos de vida lo más adecuados posible a nuestro organismo.

No podemos pasar por el alto el concepto de heredabilidad genética. La heredabilidad genética es un parámetro estadístico, que se estudia en la población general para ver en que medida una característica concreta del individuo está marcada por una condición genética.

En relación a la obesidad, por ejemplo, la heredabilidad corresponde al 70%, por ello es importante conocer bien la predisposición genética de cada persona, de manera que se pueda elaborar una pauta de alimentación y estilo de vida lo más personalizada posible.

Un estilo de vida y alimentación basado en los resultados de un test genético es entre 2 y 3 veces más efectivo y, además, la adhesión al tratamiento es mucho mayor porque los resultados son mucho mejores.

En IML trabajamos con test genéticos para analizar nuestra condición y respuesta a las dietas y el ejercicio que está codificada en nuestro ADN.

Ventajas de la dieta con análisis genético

  • Información personalizada de tendencias metabólicas.
  • Detalle del perfil alimentario ideal en función del perfil genético del paciente.
  • Predictibilidad de la respuesta a la dieta hipocalórica.
  • Predictibilidad de la respuesta de bajada de peso frente al ejercicio.
  • Control sobre tendencia a desarrollar enfermedades como la Diabetes tipo 2.
  • Conocimiento de los genes que controlan el hambre y la saciedad y su mejor corrección con medidas higiénico-dietéticas.

Preguntas frecuentes sobre Diet Gen, el test genético para personalizar la dieta

En este test se analizan una selección de 175 variantes genéticas implicadas en el desarrollo de la obesidad, diabetes, altos niveles de colesterol así como otros factores de riesgo cardiovascular.

También aporta información acerca de la predisposición a tener mucho apetito, el gasto energético, la respuesta que se tiene a la actividad física, es decir, si el hacer ejercicio físico nos va ayudar a bajar peso o no y la respuesta que nuestro organismo tiene a una dieta hipocalórica, ya que hay personas que no responden a dietas hipocalóricas y por muy poca energía que consuman, no van a conseguir bajar peso.

Con esta información, el laboratorio elabora unas recomendaciones que nuestro equipo de dietética y nutrición utiliza para elaborar una plan personalizado al paciente, ofreciéndole un menú mensual y una serie de recomendaciones acerca del estilo de vida que le viene bien al paciente y que le ayudarán a conseguir su objetivo de salud.

En el test genético que ofrecemos a nuestros pacientes en IML se estudian un conjunto de marcadores genéticos que sirven de prevención precoz y de forma personalizada de:

  • La sensibilidad a la insulina
  • La sensibilidad a la leptina
  • Otros factores de riesgo

En función de los resultados de estos análisis se define el tipo de dieta más adecuada para el paciente, como por ejemplo preferir los alimentos ricos en fibras solubles (carbohidratos complejos), evitar las gras saturadas o grasas trans y consumir productos ricos en ácidos grasos insaturados (con especial hincapié en omega-3).

Con este tipo de recomendaciones se puede aumentar la sensibilidad a la leptina y a la insulina para conseguir los siguientes objetivos:

  • Normalizar el peso corporal
  • Mejorar la sensación de saciedad
  • Ajustar el consumo de calorías

Se pueden realizar recomendaciones alimentarias y suplementación para el aumento de la insulina mediante la activación del gen PPAR, mejorar la sensibilidad a la insulina por los alimentos de índice glucémico bajo y reducir el cortisol mejorando de forma indirecta la sensibilidad a la insulina y a la leptina y reducir la resistencia a la leptina a nivel cerebral.

Con ciertas recomendaciones alimenticias se puede reducir la tendencia al almacenamiento de grasas.

Para aumentar la sensibilidad a la leptina también se pueden realizar cambios en el estilo de vida y controlar la tendencia al aumento de peso y la prevención del síndrome metabólico.

Con este tipo de estudios analítico podemos analizar:

  • La tendencia a la obesidad abdominal como factor de riesgo
  • La tendencia a desarrollar diabetes tipo 2
  • La tendencia a la hipertensión
  • La tendencia a tener niveles altos o bajos de HDL
  • La tendencia a tener niveles altos o bajos de LDL
  • La tendencia a tener niveles altos o bajos de triglicéridos
  • La tendencia a tener problemas para la regulación del apetito
  • El gasto calórico relacionado con hacer ejercicio y su rendimiento para bajar de peso
  • El grado de respuesta del individuo a la dieta hipocalórica
  • El gasto calórico basal

Con toda esta información, podemos asesorar a paciente sobre cuáles son las conductas y cambios en su alimentación y régimen de vida que más le pueden ayudar a mantener un buen estado de salud y el peso deseado.

En la Diabetes tipo 2 se produce una alteración en la utilización o la producción de la insulina.

La insulina es necesaria para facilitar el transporte de glucosa desde la sangre hasta las células.

En la Diabetes tipo 2 presentan en el tejido adiposo, tisular y hepático ciertos tipos celulares con falta de respuesta correcta a la insulina, por lo que se llama a este problema Síndrome de resistencia a la insulina. Las células no absorben la glucosa y se produce una hiperglucemia en sangre que a su vez dispara la producción de insulina en el páncreas que continua siendo in eficaz a nivel celular.

En las personas con sobrepeso, hay más tendencia al cuadro de resistencia a la insulina, porque la mayor presencia de tejido adiposo interfiere en mayor medida en la actuación eficaz de la insulina.

Este problema no solo afecta a personas maduras o mayores, cada vez está más presente en pacientes jóvenes con sobrepeso y es muy importante tener en cuenta que existe una marcada herencia genética y familiar para el desarrollo de esta alteración a la sensibilidad a la insulina.

En los test analíticos que recomendamos a nuestros pacientes se analizan los genes relacionados con la sensibilidad a la insulina FABP2, PPARa, PPARg, que determinan el grado de sensibilidad a la insulina.

La leptina envía señales al cerebro para inducir la sensación de saciedad y acelerar el metabolismo de los lípidos. La inducción de sensación de saciedad suprime el apetito y las ganas de comer entre las principales comidas.

Si los receptores a la leptina no perciben esta señalización, estamos ante un cuadro de resistencia a la leptina. Cuanto más marcada sea esta alteración, más tendencia habrá a que las grasas se acumulen en los adipocitos.

El hipotálamo no recibe la señal de la leptina y se incrementa la tendencia a acumular grasa dentro de las células porque el cerebro considera que el acúmulo de grasas es insuficiente y por tanto provoca una sensación de hambre y conduce al sobrepeso.

Determinados cambios de hábito de vida y dieta pueden modificar esta tendencia mediante cambios que reduzcan la acumulación de lípidos a nivel intracelular y recuperen la correcta comunicación del cerebro con la leptina.

Si existen niveles elevados de leptina en el ayuno es un signo que habla de una alteración de la sensiblidad de los receptores cerebrales a la leptina.

Además, la leptina producida por el tejido adiposo en condiciones normales induce una disminución de la insulina pancreática. Y no existe incremento de acúmulo de tejido adiposo.

Mientras que si existe un mal funcionamiento del sistema de regulación de la leptina/insulina, el nivel de leptina alto y mantenido en sangre (propio de las personas con sobrepeso) hace que las células pancreáticas se tornen resistentes a la leptina, lo que puede conducir a una hiperinsulinemia con hipertrofia e hiperplasia del tejido adiposo y que puede causar hipoglucemias.

En las pruebas analíticas que recomendamos a nuestros pacientes, realizamos el estudio de los genes relacionados con la sensibilidad a la leptina  LEP, y LEPR.

¿Tienes dudas acerca de alguno de nuestros tratamientos?

Te atenderemos encantados

Información adicional sobre Diet Gen

Mediante Diet Gen analizamos también los siguientes factores de riesgo:

  • Capacidad de saciedad (gen GHRL)
  • Tendencia a la hipertensión arterial (GNB3)
  • Tendencia a la obesidad troncular (FTO)

Tratamientos IML

Equipamiento de alta tecnología

Profesionales altamente cualificados

Los mejores estándares de calidad

Tratamiento
en madrid

Consulta Gratuita

Dra. Josefina Royo de la Torre

Dirección
Datos académicos

  • Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, 1988.
  • Miembro fundador y presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid de la Unión Profesional de Médicos y Cirujanos Estéticos.

Info

Suscríbete a nuestra newsletter

Tenemos un detalle para ti.

Por ser suscriptor, benefíciate de una técnica complementaria al contratar tu tratamiento*. Consulta las bases de la promoción.