Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Cuello y papada: 4 problemas estéticos y su tratamiento

La piel del cuello y del escote es pobre en glándulas sebáceas, melanina y colágeno, por lo que presenta una dermis más fina que la del rostro, se defiende peor de las agresiones solares y envejece más deprisa. El programa Neck Booster de Instituto Médico Láser es una combinación de técnicas que hidratan, rejuvenecen, eliminan manchas y reafirman la piel del cuello  ajustándose a los problemas estéticos específicos de cada paciente.

¿Por qué es tan frágil la piel del cuello y del escote?

La piel del cuello y del escote es más frágil que en el rostro por sus características fisiológicas y anatómicas:

  • Zonas muy expuestas: El cuello y el escote están casi tan expuestas al sol y a las agresiones externas como el rostro.
  • Menos glándulas sebáceas: La escasez de lípidos en cuello y escote favorecen su deshidratación.
  • Menos colágeno y elastina: La dermis del cuello y del escote presenta una trama muy pobre de fibras de colágeno y elastina, por lo que la piel de estas zonas tiende a la flacidez y a las estrías.
  • Menos melanina: Cuello y escote poseen muy baja cantidad de melanocitos, las células responsables de la generación de melanina, que a su vez protege las células de la radiación solar. Este escudo natural es muy débil en estas zonas, lo que supone su envejecimiento prematuro.
La piel del cuello es más frágil que la del rostro por sus características fisiológicas y anatómicas
La piel del cuello es más frágil que la del rostro por sus características fisiológicas y anatómicas

¿Desea más información? »

Problemas estéticos del cuello y su tratamiento

A partir de los 35 años empiezan a aparecer los signos de la edad en el cuello, provocados por la pérdida de colágeno y elastina, por la acumulación de radiación solar y por el fallo del músculo platisma. Instituto Médico Láser de Madrid ha diseñado el programa Neck Booster, una serie de técnicas específicas para tratar los problemas estéticos del cuello propios de cada etapa de la vida de la mujer.

1. Falta de tono cutáneo y pérdida de luminosidad

Este problema estético empieza a manifestarse a partir de los 35 años. La disminución progresiva del colágeno y la elastina otorgan a la piel del cuello un aspecto mate y apagado.  

El tratamiento rehidrata la piel, reafirma y mejora la calidad del tejido en todas sus capas es la mesoterapia con vitaminas, ácido hialurónico no trabeculado y silicio orgánico. Se recomienda realizar una sesión cada 6 meses.

2. Arrugas horizontales y verticales

A partir de los 40 años comienzan a aparecer unas arrugas horizontales alrededor del cuello, llamadas “collar de Venus”, que tienen un alto componente genético.

Para camuflar estos anillos y tensar la piel de la zona, en IML aplicamos un relleno con ácido hialurónico trabeculado, infiltrándolo tanto en el seno de cada arruga como en el mastoides. Nuestros médicos recomiendan una sesión al año.

Las arrugas verticales, más o menos finas, pueden afectar a la estética del escote. Estas arrugas aparecen como consecuencia de un exceso de exposición solar o adoptar posturas como dormir de lado.

Para eliminar estas arrugas verticales aplicamos el láser de CO2, que elimina de forma controlada todas las capas cutáneas afectadas por el envejecimiento, al tiempo que estimula la formación de nuevo colágeno en profundidad.

A partir de los 40 años comienzan a aparecer arrugas en el cuello

A partir de los 40 años comienzan a aparecer arrugas en el cuello

 

Solicitar Consulta Gratuita

3. Descolgamiento facial debido al fallo del músculo platisma

El platisma es una lámina músculo-fibrosa delgada que se extiende desde la parte superior del tórax hasta el borde inferior de la mandíbula. Se sitúa inmediatamente debajo de la piel. Con el paso del tiempo pierde elasticidad y se afloja, dando lugar a las bandas platismales o cuerdas platismales, otorgando un aspecto de “cuello de gallo” o “cou de coq”, por su parecido con los colgajos que presenta el gallo bajo el pico.

A partir de los 45 años comienzan a ser visibles los efectos de la laxitud del músculo platisma.

Bandas platismales oblicuas

Es el primer síntoma de la laxitud del platisma. Las cuerdas platismales oblicuas se corrigen mediante infiltraciones de toxina botulínica, aplicada en puntos estratégicos del músculo. Se recomienda realizar una sesión cada 6 meses.

Descolgamiento leve del cuello

La pérdida de elasticidad de la dermis, la reducción de fibras elásticas y el fallo incipiente del músculo plastisma dan como resultado un leve descolgamiento del cuello y del óvalo facial.

Se corrige mediante corsé cervical, un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza bajo anestesia local y que consiste en anclar y retener el platisma detrás de la oreja, en el mastoides, con hilos de suspensión.

Descolgamiento moderado del cuello

A partir de los 50 años, coincidiendo con la menopausia, se acelera la pérdida de fibras elásticas y colágenas. El músculo platisma continúa su proceso de laxitud, lo que provoca un descolgamiento de grado medio en el cuello y en el óvalo facial.

Se corrige mediante microlifting, reposicionando el SMAS o capa que sustenta la piel del cuello. Esta capa se sujeta al arco cigomático, corrigiendo así la flacidez de la zona y definiendo el óvalo facial.

Descolgamiento intenso del cuello

A partir de los 55 años, el fallo severo del músculo platisma y la pérdida importante de colágeno y elastina provocan un descenso de las estructuras del óvalo facial y un cuello de gallo muy marcado.

En IML aplicamos Lift Express, una técnica mínimamente invasiva que reposiciona todas las estructuras del cuello y del tercio inferior del rostro. No deja cicatrices visibles y se realiza en sesión única.

Antes y después de la corrección de las bandas platismales con Lift Express

Antes y después de la corrección de las bandas platismales con Lift Express

 

Solicitar consulta gratuita »

4. Papada o doble mentón

La papada es un acúmulo de grasa bajo la mandíbula como consecuencia del sobrepeso o de tendencia hereditaria.

La papada se corrige mediante la técnica de Lipoláser, una liposucción mínimamente invasiva realizada mediante láser que elimina la grasa sobrante y contrae la piel. Esta técnica ofrece un tiempo de recuperación muy reducido, ya que el láser produce una coagulación que evita hematomas e inflamaciones.

¿Desea conocer qué tipo de técnica es la adecuada para su cuello o papada? Solicite ahora una consulta informativa con uno de nuestros médicos de la Unidad de Cirugía Facial.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta

Otros artículos que pueden interesarle:

Corsé cervical para eliminar el cuello de gallo 

Lift Express para definir el mentón 

Consejos para cuidar la piel del escote