/uk/

¿Cuál es la mejor época para hacerse un Lipoláser?

 
Cuál es la mejor época para hacerse un Lipoláser

¿Cuál es la mejor época para hacerse un Lipoláser?

IML
18/04/2018

Con los primeros rayos de sol primaveral suele aumentar el número de consultas de Medicina Estética Corporal, en las que son frecuentes cuestiones como cuál es la mejor época para hacerse un Lipoláser de cara a lucir un nuevo contorno corporal durante las vacaciones de verano.

En este artículo detallamos la importancia del factor tiempo, que el paciente debe tener en cuenta si está pensando en hacerse un Lipoláser, así como las ventajas de programar su tratamiento para la primavera.

¿Cuál es la mejor época del año para la liposucción láser?

Aunque hacerse el tratamiento en determinadas estaciones tiene ventajas diferenciales, la realidad es que Lipoláser puede hacerse en cualquier época del año, y la mejor de ellas depende de las circunstancias de cada paciente.

La mayoría de nuestros pacientes desea reducir la grasa localizada que no han podido eliminar mediante la combinación de dieta y ejercicio físico y que se localiza en zonas muy concretas, como las cartucheras, los muslos o el abdomen. En la mayoría de los casos, el objetivo del paciente es disfrutar de los resultados de la liposucción láser en sus vacaciones de verano.

Pero también existe un grupo de pacientes más reducido que aprovecha el período estival para su recuperación, ya que su agenda profesional no le permite plantearse un tratamiento como Lipoláser durante la primavera o el otoño.

Por tanto, para conocer la mejor época del año para Lipoláser es necesario que el médico conozca las expectativas del paciente y que éste tenga en cuenta el factor tiempo, clave en la recuperación post-tratamiento.

El objetivo de la mayoría de los pacientes es disfrutar de los resultados de Lipoláser durante el verano

Recuperación post-Lipoláser: aspectos a tener en cuenta

Los médicos de IML, tras realizar una historia clínica completa y confirmar que el paciente es candidato a Lipoláser, el primer aspecto que tienen en cuenta es el peso. Lipoláser no es un tratamiento para adelgazar o perder peso de forma generalizada, sino sólo para reducir cúmulos de grasa localizados en zonas muy específicas. Por tanto, si el peso del paciente está por encima de su peso ideal, el médico puede recomendar una reducción ponderal antes de aplicar el tratamiento.

La reducción de peso se realiza mediante una dieta personalizada y la adopción de hábitos de vida saludables. Este plan dietético es diseñado por los expertos en Nutrición de Instituto Médico Láser, quienes lo ajustan a las necesidades concretas del paciente y también a sus preferencias y circunstancias especiales.

Aunque el adelgazamiento depende de muchos factores, por lo general la pérdida de peso se produce con una cadencia de entre 1 y 2 kg al mes, por lo que, si el paciente presenta sobrepeso u obesidad, primero deberá perder ese peso sobrante antes de someterse a Lipoláser.

El factor tiempo también influye en los pacientes que están en su peso ideal, ya que la recuperación del tratamiento no es inmediata.  El organismo de cada paciente responde de una forma única, por lo que los tiempos de recuperación post liposucción no pueden tomarse como valores estrictos aplicables en todos los casos. Sin embargo, a modo orientativo, a continuación presentamos la duración media más frecuente en cada etapa de la recuperación, que según nuestra experiencia suele ser:

Recuperación inmediata: 2 días.

Las 48 horas posteriores al Lipoláser el paciente puede estar en su domicilio, ya que no es necesaria la hospitalización, pero esos dos días debe tomarlos de descanso.

Faja compresiva: 15 días.

La faja compresiva es una prenda de tejido elástico que es necesario utilizar al menos durante los primeros 15 días, aunque este período puede prolongarse según la evolución de cada paciente y la recomendación del médico.

La faja postlipoláser optimiza la recuperación y los resultados del tratamiento, ya que el efecto compresivo mejora la circulación de la sangre en la zona, evita la retención de líquidos, mejora la adherencia de la piel y mantiene los apósitos quirúrgicos en su sitio.

Proceso inflamatorio: 1 mes.

La inflamación es un efecto esperado tras el tratamiento de Lipoláser y, por lo general, un buen porcentaje de la misma se resuelve durante el primer mes, aunque el organismo de cada paciente y sus circunstancias personales pueden influir en una respuesta más o menos lenta, requiriendo así más tiempo para su total resolución.

Equimosis: 15 días.

Según la respuesta individual de cada paciente, el hematoma postliposucción suele reabsorberse pasadas entre 2 y 4 semanas.

Resultados finales: a partir de 3 meses.

Los resultados finales de Lipoláser deben valorarse a partir de los 3 meses del tratamiento, ya que la formación de fibras nuevas de colágeno y la reestructuración de las presentes durante el tratamiento es un proceso que requiere tiempo, entre 3 y 6 meses.

Estas estimaciones del tiempo de la recuperación son útiles para que el paciente planifique mejor su Lipoláser. Por ejemplo, si el paciente está pensando en hacerse un Lipoláser antes del verano, ha de saber que no deberá tomar baños en la playa o piscina hasta que transcurra como mínimo 1 mes desde el tratamiento y que las incisiones, aunque son mínimas, deben protegerse rigurosamente del sol hasta que transcurran 6 meses, para evitar su hiperpigmentación, por lo que la época ideal para realizar el tratamiento es la primavera.

Ventajas de Lipoláser en primavera, otoño e invierno

Aunque, como ya hemos referido, el tratamiento puede aplicarse en cualquier época del año, es cierto que elegir las épocas de temperaturas bajas supone algunas ventajas que describimos a continuación:

  • Menor riesgo de hiperpigmentación. Durante los meses en los que la piel aún está cubierta por la ropa se reduce el riesgo de que aparezcan manchas producidas por el sol en el tejido cicatricial.
  • Mayor confort. Las altas temperaturas suelen influir en la comodidad de la recuperación, especialmente en el uso de la faja.
  • Mayor discreción. Los pacientes que prefieren mantener en privado las cuestiones relativas a los tratamientos que reciben pueden encontrar ventajas en aplicarse el Lipoláser en primavera,  otoño o invierno, ya que son épocas en las que es más común salir menos y permanecer más tiempo en casa, por lo que pueden evitar así responder a ciertas preguntas que podrían formularle desde su entorno social.

Le puede interesar ...

Instituto médico láser

Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
WhatsApp: 637 504 871

Horario

Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
Sábados de 10:00h a 15:30h*
* Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

Consulta gratuita

WordPress Video Lightbox Plugin