Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

¿Cómo se realiza la técnica de injerto mediante tira?

El microinjerto de pelo mediante tira o FUT es una técnica mínimamente invasiva que consiste en la extracción de una tira del cuero cabelludo de la región occipital de la que se obtienen microinjertos de entre 1 y 4 folículos pilosos que son implantados en la zona donante. 

La técnica de injerto de pelo mediante tira se realiza en tres etapas:

  1. Extracción de los injertos en la zona donante.
  2. Preparación de los injertos.
  3. Implante de los injertos en la zona receptora.

El microinjerto de pelo mediante tira obtiene resultados naturales

¿Le llamamos? »

1. Extracción de los injertos en la zona donante

En la mayoría de los casos es recomendable que el paciente tome un relajante o un ansiolítico para mejorar su confort durante las horas que dura la cirugía, entre 4 y 6 horas.

Si el paciente tiene miedo al dolor y está muy tenso se le puede aplicar una sedación suave controlada por anestesista, en cuyo caso es necesario realizar la técnica en un quirófano como el de IML, es decir, dotado de los sistemas de monitorización necesarios para el control de la sedo-analgesia.

Definir el largo y ancho de la tira

La zona donante es el área occipital, aunque en algunos casos puede ser también la temporal.

El área occipital es la zona que conserva más cantidad de pelo y con menos tendencia a sufrir alopecia androgenética.

Por lo general se considera la zona donante una banda de 5 cm de ancho y aproximadamente 25 cm de largo situada entre las orejas. La extracción no debe realizarse en una zona muy alta, ya que con el paso del tiempo esta zona puede verse afectada por la progresión de la alopecia a nivel del cérvix (coronilla).

El tamaño de la tira dependerá de la densidad de unidades foliculares que tenga el cuero cabelludo del paciente en esa zona.

La longitud de la tira deberá disponer de tantos centímetros cuadrados como sean necesarios para obtener el número de injertos acordados con el paciente para su trasplante de pelo.

Es recomendable que el ancho de la tira no sea superior a 1 cm, para que la sutura de la zona donante no se realice con tensión y se asegure así la calidad cicatricial posterior. Por tanto, adaptaremos el tamaño de la tira, haciéndola más larga o más corta en función de los injertos que precisamos obtener.

Solicitar Consulta Gratuita

Anestesia local

Una vez definido el largo y ancho de la tira a extraer se coloca la anestesia local. Se suele infiltrar una solución de lidocaína al 1% con adrenalina 1:1.000.000 diluidos en 20 ó 30 ml de suero fisiológico para obtener una buena anestesia, vasoconstricción y turgencia en la zona infiltrada, lo que facilitará la maniobra de extracción de la tira.

Extracción de la tira

La extracción de la tira se realiza mediante bisturí de hoja fina. El bisturí se coloca en la misma orientación en la que crece el pelo de la zona occipital para obtener varios beneficios:

  • Reducir la transección de los folículos pilosos.
  • Encontrar más folículos pilosos viables.
  • Reducir la visibilidad de la sutura, al respetar los folículos remanentes a ambos lados del corte. En este sentido, la sutura tricofítica permite asegurar que exista pelo emergente de la propia cicatriz y que ésta sea menos visible.

El cierre de la zona donante se realiza con sutura directa, con puntos sueltos o con grapas, asegurando que los bordes de la incisión tricofítica sean muy coincidentes y exista un buen acercamiento de bordes para evitar el ensanchamiento de la cicatriz.

Preparación de los injertos de pelo

Las unidades foliculares se mantienen continuamente hidratadas hasta su implantación

 

Solicitar consulta gratuita »

2. Preparación de los injertos

La tira extraída se fragmenta en unidades foliculares de 1, 2 ó 3 pelos, para que éstos puedan ser injertados en la zona receptora.

Este meticuloso trabajo se realiza con ayuda de lupas de aumento, que mejoran la precisión de las maniobras de corte y fragmentación de la tira.

Normalmente la tira se divide en otras tiras longitudinales más finas y después, cada una de ellas se fragmenta a su vez transversalmente en unidades foliculares. Dado que las unidades foliculares resultantes del corte de las tiras pueden tener entre 1 y 3 pelos, éstas se van agrupando según el número de pelos que tienen, colocándolas en gasas o placas de Petri.

Las unidades foliculares se mantienen continuamente hidratadas en una batea con suero fisiológico para asegurar su vitalidad y viabilidad al ser injertadas.

La selección de las unidades foliculares según el número de pelos que contiene facilitará después el trabajo al cirujano, ya que es más deseable colocar las unidades foliculares de un solo pelo en la zona delantera del injerto a nivel de la nueva línea de nacimiento del pelo injertado, con el fin de obtener resultados más naturales. Los injertos que poseen más folículos se van colocando más hacia atrás.

Implante de injertos en la zona receptora

Solicitar Consulta Gratuita

3. Implante de los injertos en la zona receptora

En primer lugar se realizan las incisiones donde se va a implantar cada microinjerto de pelo. Para ello es necesario considerar los siguientes aspectos:

Definición de la línea de implantación del injerto capilar

La línea de implantación debe mantener una distancia mínima de 8 cm a la glabela (entrecejo). Deebe ser una línea de contorno irregular y debe respetar las entradas temporales. Estas condiciones son fundamentales para que el resultado del injerto de pelo resulte natural.

Anestesia de la zona receptora

Normalmente se infiltra el mismo tipo de solución que para la parte donante, realizándose una infiltración en anillo en torno a toda la zona receptora para mejorar el bloqueo anestésico.

La infiltración tumescente de la zona receptora es importante porque distiende los tejidos y aumenta la superficie cutánea temporalmente. Esto permite colocar los injertos de forma que resultarán más próximos unos a otros.

La anestesia tumescente no debe ser muy intensa, ya que si la tensión de la zona es muy grande se produce en efecto denominado “popping” que consiste en la extrusión de los injertos colocados por exceso de presión.

Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Realización de las incisiones para la colocación de los injertos

Las incisiones se realizan con agujas de 20 G o 22 G para los injertos de 1 solo pelo, y con agujas de 18G para los injertos que son algo más gruesos y tienen 2 ó 3 pelos.

Las incisiones más finas se realizan en la zona de la línea de implantación y ahí se colocarán los injertos de un solo pelo. Las incisiones de tamaño algo mayor se realizan más hacia la parte posterior y recibirán los injertos constituidos por 2 ó 3 pelos.

Las incisiones se realizan llegando a una profundidad media de 5 mm para garantizar la correcta recepción del injerto, sin que exista riesgo de que el éste quede en un plano demasiado profundo y produzca después una foliculitis.

La distancia entre las incisiones determinará la densidad resultante de pelo injertado, se considera que para obtener un resultado natural la densidad de implantes debe estar entre 20 y 40 unidades foliculares por centímetro cuadrado.

La orientación de los orificios es otro factor fundamental para que el resultado sea natural, ya que determinará la dirección en que se colocan y luego crecen los injertos. Por este motivo, las incisiones deben mantener el ángulo en que crece el pelo de forma espontánea.

En la línea anterior el pelo crece hacia delante, por lo que las incisiones deben estar orientadas 30º hacia delante. Y a medida que las incisiones se realizan en sentido más posterior, la orientación se va corrigiendo hasta que en la parte más posterior del injerto el ángulo de la incisión sea de aproximadamente 60º.

Colocación de los injertos

Los injertos se manejan con pinzas muy delicadas, evitando pinzar la parte baja de los folículos, procurando prenderlos por el tejido celular subcutáneo que los rodea.

Se pinzan muy suavemente para no traumatizarlos ni deformarlos y se colocan realizando muy poca presión. Esta parte de la cirugía es altamente técnico-dependiente y es fundamental la destreza de o los cirujanos que lo realizan.

Es habitual trabajar con lupas de aumento. Esta fase suele demandar 2 horas o 2,5 horas de todo el procedimiento.

Ver fotos de casos reales de antes y después del injerto capilar en IML

¿Desea conocer si la técnica FUT es la más adecuada para usted? Solicite ahora una consulta informativa gratuita con uno de nuestros cirujanos expertos de la Unidad de Trasplante Capilar de Madrid.

¿Desea más información? las condiciones. Cargando consulta