/uk/

Cómo eliminar manchas solares

 
Cómo eliminar manchas solares

Cómo eliminar manchas solares

IML
05/09/2018

En Dermatología, la consulta por excelencia en esta época es cómo eliminar manchas solares, el recuerdo de los efectos negativos del sol en la piel.

En este artículo, nuestros dermatólogos ofrecen recomendaciones para identificar de forma prematura las potenciales manchas solares malignas, así como para mejorar el aspecto de las benignas.

¿Cuáles son las manchas solares malignas?

Las manchas solares malignas son las que suponen problemas graves de la piel y de la salud del paciente, como el melanoma, una enfermedad que se origina en los melanocitos o células productoras de la melanina (sustancia marrón que da color a la piel y al pelo).

Otros tipos de manchas malignas no melanoma son el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular. La queratosis actínica es una lesión que, si no se trata, puede convertirse en tumor.

La detección precoz de las manchas malignas es fundamental para su tratamiento, por lo que nuestros dermatólogos recomiendan acudir a consulta cuando localicemos nuevas manchas en la piel, sobre todo aquellas que aparecen en las zonas más expuestas a la radiación solar.

Un método sencillo de detección precoz que podemos realizar de forma doméstica, dos o tres veces al año, es la regla ABCD, que consiste en la autoexploración de la piel y la observación de las manchas y lunares bajo cuatro criterios:

  • A (Asimetría): los lados desiguales de la lesión podrían ser una señal de malignidad.
  • B (Bordes): una de las características de las lesiones malignas puede ser la falta de definición o irregularidad de sus bordes.
  • C (Color): el color irregular, con distintos tonos, es otro de los posibles signos de mancha maligna.
  • D (Diámetro): los lunares normales suelen ser pequeños. Cuando la mancha o lunar tiene un diámetro mayor de 6 cm, puede tratarse de una lesión grave de la piel.

El paciente debe consultar con el dermatólogo en caso de que sus manchas o lunares presenten uno o varios de estos criterios y, además de tener en cuenta la regla ABCD, cuando se producen cambios en la mancha (picor, sangrado, descamación, crecimiento, cambio de color), también se debe acudir a la consulta del especialista en Dermatología.

Nuestros especialistas en Dermatología recomiendan realizar esta autoexploración con frecuencia, por ejemplo, una vez después de las vacaciones de verano, otra en invierno y otra más en primavera, ya que este test es muy sencillo para el paciente y la anticipación en la detección es clave para tratar las lesiones graves.

diagnóstico de manchas solares

Manchas solares en la piel: tipos de manchas benignas

Afortunadamente, la mayoría de las consultas en Dermatología son por lesiones pigmentarias benignas, como los léntigos solares, unas manchas marrones que aparecen sobre todo en el rostro, los hombros y las manos.

Los léntigos solares son manchas solares planas, tienen el borde bien definido y pueden ser ovaladas o redondas.

Aparecen sobre todo en pieles claras y su presencia suele aumentar a medida que el paciente va cumpliendo años, especialmente a partir de los 40.

Los léntigos seniles son hiperpigmentaciones de mayor tamaño, que suelen mostrar un aspecto rugoso.

Las pecas son similares, aunque redondas y de diámetro inferior a los léntigos. Se oscurecen tras la exposición solar.

Otro tipo de manchas que no tienen origen en la exposición solar, pero que empeoran con el sol, es el melasma, una mancha marrón difusa muy frecuente en mujeres de edad fértil que suele extenderse sobre las mejillas, la frente y el labio superior.

Cómo quitar manchas solares

A pesar de que en el mercado existen cosméticos que prometen quitar manchas solares, lo cierto es que, en la mayoría de los casos, no son suficientes para obtener buenos resultados en manchas intensas o profundas, como el melasma o los léntigos.

Algunos preparados tópicos, como los que contienen retinoides o ácido glicólico, pueden ser interesantes como tratamiento domiciliario preparatorio o coadyuvante, pero según la experiencia de nuestros dermatólogos, la autoría del éxito en el resultado recae principalmente en el tratamiento médico.

Cada tipo de mancha tiene un tratamiento óptimo, de ahí la importancia del correcto diagnóstico. En nuestra clínica de Madrid, los especialistas en Dermatología disponen de diferentes herramientas de diagnóstico de manchas, aunque la mayoría de las veces es suficiente con el diagnóstico clínico visual o mediante un dermatoscopio.

En otros casos puede ser necesario un instrumento diagnóstico avanzado que proporcione mayor precisión, como el Microscopio Láser Confocal, un equipo que permite realizar biopsias in vivo, sin cortes y sin extracción de muestras que también está disponible en IML.

Las manchas circunscritas o bien delimitadas como los léntigos responden bien al tratamiento con láser Alejandrita Q-Switched o láser Alejandrita de picosegundos (Picosure), para cuya eliminación pueden ser necesarias entre 1 y 3 sesiones.

Las queratosis seborreicas pueden tratarse con láser fraccional de CO2.

Las manchas difusas tipo melasma responden mejor al tratamiento con peeling químico y con la infiltración de principios activos como el ácido tranexámico, una molécula que bloquea la formación de melanina. En función del tipo de melasma, puede ser interesante combinar la aplicación de ácido tranexámico con sesiones de láser de picosegundos.

Para saber cuál es el mejor tratamiento para su tipo de manchas le recomendamos que solicite una consulta informativa gratuita con uno de nuestros dermatólogos expertos, quien estará le realizará un diagnóstico preciso y responderá a todas sus dudas.

Le puede interesar ...

Instituto médico láser

Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
WhatsApp: 637 504 871

Horario

Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
Sábados de 10:00h a 15:30h*
* Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

Consulta gratuita

WordPress Video Lightbox Plugin