Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

¿Cómo actúa el láser en el acné?

El láser actúa en el acné de dos formas: reduciendo la infección de la bacteria P. acnes y destruyendo la glándula sebácea.

Antes y después del tratamiento de acné de IML

Antes y después del tratamiento con láser para el acné de IML

Cómo actúa el láser en el acné

Existen dos mecanismos por los cuales los láseres mejoran el acné:

  1. Disminución de la infección por Propionibacterium acnes (P. acnes), la bacteria que provoca el acné
  2. Destrucción o reducción de la actividad de las glándulas sebáceas

Solicitar Consulta Gratuita

1. Disminución de la infección por P. acnes

El primer mecanismo es la disminución de la sobreinfección por P. acnes. Equipos de fototerapia como la luz LED o la luz pulsada intensa actúan con eficacia frente a esta bacteria.

El P. acnes produce porfirinas, unas sustancias fotosensibles. La exposición a determinadas longitudes de onda induce cambios en las porfirinas con la producción de productos tóxicos que llevan a la destrucción de la bacteria. Por tanto, con estos tratamientos disminuye la sobreinfección y mejoran las lesiones inflamatorias.

Teniendo en cuenta que los pacientes de acné tienen una mayor tendencia a la infección por la bacteria, el tratamiento con láser, LED o IPL de forma regular puede ayudar a los pacientes con acné a controlar los brotes nuevos, por lo que los equipos de fototerapia son una herramienta eficaz para el tratamiento de mantenimiento. 

2. Destrucción o reducción de la actividad de las glándulas sebáceas

Existe un segundo mecanismo por el que determinados láseres mejoran el acné. Estos láseres tienen un efecto térmico y esto puede producir la destrucción o por lo menos la disminución de la producción de las glándulas sebáceas. Por lo tanto, el objetivo de estos tratamientos es disminuir la secreción sebácea. Para ello existen diferentes equipos siendo los equipos de láser fraccionado no ablativo 1540 los que están ofreciendo resultados más satisfactorios.

Este láser produce remisiones del acné bastante prolongadas en el tiempo, por lo tanto es una alternativa muy eficaz para muchos pacientes.

El acné es una patología multifactorial y como tal se puede beneficiar de diferentes tratamientos. En muchos casos, la combinación de varios de ellos es lo que ofrece mejores resultados, lo que supone erradicar varias de las causas de acné, con lo cual las posibilidades de mejoría son mayores.

Los láseres nos ofrecen la ventaja de tratar dos de las causas del acné. Su combinación con otros tratamientos tópicos es posible y recomendable en muchos pacientes. Con un buen planteamiento y explicando al paciente la necesidad de mantener un seguimiento y un tratamiento prolongado se pueden conseguir muy buenos resultados.

Pida cita ahora con uno de nuestros Dermatólogos expertos de Madrid, quien le explicará cuál es el procedimiento más adecuado para tratar su tipo de acné.

¿Desea más información? las condiciones. Cargando consulta