Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Cirugía de retoque de injerto de pelo

Ante un caso de resultado poco satisfactorio en el injerto de pelo, el cirujano debe preguntar al paciente qué es lo que más le molesta del resultado no deseado, definir las prioridades e informarle de lo que realmente se puede conseguir. 

Los problemas que más preocupan a los pacientes son:

  • Tengo una corona de alopecia en torno al injerto.
  • Mi línea de implantación es muy densa y poco natural.
  • Mi línea de implantación es muy alta.

La corona alopécica en torno al implante es más difícil de solventar porque normalmente la zona donante está muy consumida o agotada.

La línea de implantación muy densa se puede resolver haciendo extracciones con micropunch de los propios injertos y redistribuyéndolos. Esto puede resolver simultáneamente el problema de que la línea de implantación esté demasiado adelantada. El camuflaje se consigue colocando los injertos obtenidos de la línea anterior delante de los injertos más grandes. Esta técnica suele requerir un poco más de pelo que se deberá obtener de la zona donante occipital.

 La cirugía de retoque corrige y optimiza los resultados del injerto de pelo

La cirugía de retoque optimiza los resultados del injerto capilar

 

¿Desea más información? »

En ocasiones lo que molesta al paciente es que no se puede peinar adecuadamente porque el pelo sale demasiado de punta o rizado (kinky hair) o es poco moldeable y se comporta como si fuera de alambre debido a las cicatrices que rodean cada microinjerto. Esto solo puede resolverse colocando microinjertos pequeños entre los pelos de alambre. Si el problema es que el pelo crece en dirección incorrecta, el pelo deberá ser explantado mediante técnica FUE y vuelto a implantar en su dirección correcta.

Las dos maniobras más resolutivas y frecuentes que hay para retocar el resultado de un injerto de pelo es injertar más pelo entre el pelo injertado en forma de microinjertos (camuflaje) y quitar ciertos injertos para reimplantarlos en la posición y dirección del pelo correcta en forma de unidades foliculares (extracción y reimplantación).  En ocasiones, una solución complementaria es la eliminación de una parte del pelo injertado en la técnica inicial mediante láser.

Camuflaje del resultado

La técnica del camuflaje consiste en crear una zona posterior de mayor densidad de folículos injertados, respetar el ángulo natural del crecimiento del pelo y manejar la dirección del pelo y su peso para aumentar la sensación de densidad pilosa.

El camuflaje siempre se realiza a base de implantar microinjertos entre los injertos gruesos en racimos, dejando éstos para crear un efecto de más relleno o masa pilosa.

El camuflaje se crea diseñando zonas de transición entre los injertos gruesos existentes. Esto permite mejorar el resultado con el menor número de nuevos injertos posible y permite tener mejor pronóstico en la viabilidad de los injertos, porque se colocan en zona de piel sana no tocada previamente.

El camuflaje no cambia la posición de la primera línea del pelo, pero se emplea para dar un aspecto más natural a la misma creando una zona de transición entre la frente sin pelo y los injertos anormales.

La zona de transición se construye mejor con unidades foliculares, puesto que proporcionan un camuflaje perfecto con pequeñas heridas adicionales en la piel receptora y aseguran un resultado de aspecto más natural. Al crear la zona de transición se debe hacer lo más a fondo que sea posible, cuanto más a fondo se realice, más natural será el resultado de camuflaje.

Pero el grado de intensidad del camuflaje varía en función de la densidad y grosor de los macroinjertos, así como en función de su extensión, también está condicionado por el color del pelo del paciente y de su piel, pues requiere más camuflaje si el contraste entre piel y pelo es mayor. También si los pelos injertados en ramilletes tienen un calibre y un grosor muy superior al pelo remanente de la zona temporal.

Los injertos se colocan en ubicaciones elegidas para evitar las densidades focales de los ramilletes y para crear áreas de densidad creciente que eliminan la simetría de los injertos. En ocasiones es útil crear un pico de viuda en el nacimiento del pelo para romper la artificial uniformidad de los injertos antiguos.

La técnica del camuflaje aumenta la sensación de densidad del pelo

La técnica del camuflaje aumenta la sensación de densidad del pelo

 

Solicitar Consulta Gratuita

Extracción y reimplantación

Cuando el camuflaje no es suficiente para obtener mejoría estética, se realiza la explantación y reimplantación de los injertos. Esta técnica, también llamada de escisión lineal o con micropunch, permite recolocar los injertos en áreas donde ofrecen un resultado más estético y natural.

La extracción y reimplantación suelen ser necesarias cuando los macroinjertos son demasiado grandes, la línea de implantación de pelo está muy baja o es muy gruesa o la coronilla ha sido trasplantada en baja densidad y no hay suficiente pelo donante para redensificarla.

También es una solución complementaria cuando la dirección del pelo implantado no es correcta o cuando la densidad de la zona implantada es tan alta que el camuflaje no puede o debe realizarse.

En estos casos, la extracción de los macroinjertos es prácticamente obligatoria.

En la mayoría de los casos es necesario realizar el camuflaje después de haber realizado la extracción y reimplantación, ya que es un trabajo complejo extraer los macroinjertos antiguos después de haber realizado el camuflaje y pone en riesgo los nuevos microinjertos recién implantados.

Angulado

Lo ideal es que todo el pelo injertado se coloque para que crezca en la misma dirección que lo hacía el pelo original de cada zona.

Es importante saber que el ángulo de los injertos se modifica parcialmente con el proceso de cicatrización. Cuando los ramilletes crecen en una dirección incorrecta pero no se plantea su extracción y reubicación, la forma de realizar el camuflaje es ir orientando los injertos nuevos de forma gradualmente angulada, colocando los más próximos a los ramilletes paralelos a estos y dando ángulo hasta conseguir la dirección correcta en los que están más alejados de cada ramillete.

En la zona de la coronilla se debe implantar el pelo en forma de completo remolino, bien respetando la dirección del pelo existente o bien creándola nueva. La ventaja es la naturalidad y el mayor efecto de tapizado que realiza el pelo al crecer inclinado girando de dirección.

¡Pide tu cita! Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Carga del pelo

Jugar con la colocación de los folículos para manejar la carga del pelo es uno de los recursos que mejores resultados da en el retoque de injertos de pelo. Se consigue colocando los nuevos injertos más cerca de lo normal en determinadas posiciones seleccionadas o bien usando unidades foliculares más grandes (con más folículos) justo en dichas áreas.

En el injerto de pelo virgen esta técnica se realiza para generar la carga del pelo.

El weighting o carga de pelo lateral se usa para mejorar la naturalidad del resultado de algunos pacientes, sobre todo aquellos que tienen una zona donante bastante empobrecida ya que permite optimizar la eficacia de cada unidad folicular que se coloca para camuflaje.

Limitaciones de la cirugía correctora de microinjerto capilar

Muchas de las correcciones que se realizan se basan en quitar injertos gruesos y mal implantados y ubicarlos de forma menos visible en otra ubicación de forma más correcta. La peor limitación y más difícil de salvar es la existencia de una zona donante pobre.

Por este motivo es imprescindible hacer un correcto recuento del número de unidades foliculares y su calidad podemos extraer de la zona donante para poder centrar las expectativas de corrección al paciente y poder planificar la estrategia más adecuada para la corrección.

Las limitaciones de la zona donante se pueden clasificar en:

  • Baja densidad de pelo.
  • Calibre de pelo fino.
  • Poca movilidad del cuero cabelludo de la zona.
  • Cicatrices de extracciones de tiras previas.

Baja densidad de pelo

Retoques del trasplante capilarEs importante graduar el nivel de densidad de pelo, el número de folículos que componen cada unidad folicular y el calibre o grado de miniaturización del pelo.

La media de densidad de pelo en personas de origen caucásico es de 2,2 pelos por mm2, pero puede haber personas con 3 pelos/mm2 o con 1,5 pelos/cm2 y son densidades que también se consideran normales.

La media de unidades foliculares en personas caucásicas es prácticamente constante, 1 unidad folicular por cada mm2. Por tanto, la densidad variable del pelo depende de que las unidades foliculares tengan 1,2 ó 3 folículos, integrándolas.

Después de la extracción de una tira, la densidad de unidades foliculares suele reducirse a 0,875 unidades por mm2 debido a la tensión y estiramiento de cuero cabelludo para cerrar la herida tras la extracción de la tira.

La zona donante puede llegar a quedar con una densidad de 0,5 unidades foliculares/mm2 como mínimo para que las extracciones previas y la presente resulten invisibles.

Solicitar consulta gratuita »

Calibre de pelo fino

El diámetro del tallo piloso es fundamental y muy condicionante en el efecto corrector que vamos a conseguir. El calibre del pelo es menos valorado que el número de pelos que vamos a implantar, aun así es un parámetro muy importante.

La media de calibre del pelo entre 0,06 mm en pelo fino caucásico y 0,14 mm en pelo de personas orientales. Existe una variabilidad de rango de calibre de pelo de 5 veces, mientras que la densidad de pelo puede variar de 150 a 300 pelos por cm2, solo tiene un rango que varía 2 veces.

Esto pone de manifiesto la importancia del calibre del pelo. Un pelo fino y claro va a producir menos efecto de cobertura que un pelo grueso y pigmentado.

Poca movilidad del cuerpo cabelludo en la zona donante

Para poder extraer suficiente cantidad de unidades foliculares en una zona intervenida previamente es imprescindible que haya suficiente laxitud en la zona donante que permita la extracción de una nueva tira.

La ubicación ideal de la incisión para la zona donante se localiza entre el relieve de la protuberancia occipital y la línea superior de la nuca.

En casos donde no existe suficiente laxitud para poder extraer otra tira se puede valorar hacer la extracción mediante FUE (Folicular Unit Extraction), técnica que no requiere de tanta laxitud pero que también puede ver afectado su rendimiento debido al afinamiento del cuero cabelludo y al alto grado de transección que se puede producir en zonas donde se han extraído tiras previamente, debido a las distintas tracciones cicatriciales que pueden reorientar la dirección del folículo y dificultar su tallado con el micro-punch que se emplea en FUE.

Cicatrices de extracciones de tiras previas

La cicatrización previa limita la cantidad de unidades foliculares que se puede extraer debido a tres motivos:

  1. Es necesario extraer una tira más larga para extraer la misma cantidad de unidades foliculares debido a que la densidad de unidades foliculares ya es más baja.
  2. La cicatrización destruye el componente elástico de la piel y atrapa el tejido celular subcutáneo que queda más anclado a la galea.
  3. La propia cicatriz previa requiere camuflaje y puede limitar la cantidad de unidades foliculares que se pueden extraer debido a que hay que dejar suficiente remanente de pelo para cubrir las cicatrices previas.

En ocasiones, los macropunch que se usaban antiguamente producían más anclaje del tejido celular subcutáneo a los planos más profundos que la cicatrización propia de la extracción de una tira.

Es importante testar bien la elasticidad de la piel antes de hacer la extracción de una tira cuando en la zona donante ha habido una extracción previa. 

¿Tiene alguna duda sobre nuestros tratamientos Capilares? Puede solicitar una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta