Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Tratamiento de Celulitis con Radiofrecuencia y Silicio Orgánico

Breve explicación de la celulitis

La celulitis es una dermopaniculosis vasculopática, ya que en su cascada fisiopatológica se ven afectados los siguientes factores:

  • Factores vasculares
  • Alteraciones del tejido conectivo
  • Alteraciones de los adipocitos
  • Disposición de los lóbulos de grasa

En la celulitis se ven afectados diferentes factores

En la celulitis se ven afectados diferentes factores (vasculares, tejido conectivo, adipocitos...)

Factores vasculares

Al parecer, la celulitis se desencadena por un empeoramiento de la microcirculación local, que provoca alteraciones en la permeabilidad de los capilares. Parte del plasma sale de los capilares y se deposita en el tejido conectivo.

Alteraciones del tejido conectivo

Como consecuencia de la extravasación del plasma, éste queda retenido en el tejido conectivo, provocando edema o retención de líquidos y sustancias de desecho. Además, impide el correcto metabolismo de los adipocitos circundantes.

La alteración del tejido conectivo produce, a su vez, una afección de los fibroblastos, que producen más colágeno, endureciendo los septos fibrosos. Los septos fibrosos son los compartimentos donde se alojan los adipocitos. El endurecimiento de los septos fibrosos hace que éstos traccionen los adipocitos hacia dentro, mientras que la hipertrofia de las células grasas hacen que protuya hacia el exterior, creando el efecto de relieve capitoné o piel de naranja.

Alteraciones de los adipocitos

La progesterona provoca la hipertrofia de los adipocitos o células grasas, que acumulan mayor cantidad de lípidos.

Disposición de los lóbulos de grasa

En la mujer, los lóbulos de grasa son de mayor tamaño que en el hombre y están dispuestos de forma perpendicular a la dermis, lo que favorece aún más que los adipocitos atrofiados se abulten hacia el exterior, provocando el efecto de piel de naranja.

La celulitis en mujeres se debe a la disposición femenina de la estructura del tejido subcutáneo

La celulitis en mujeres se debe a la disposición femenina de la estructura del tejido subcutáneo.

 

¿Desea más información? »

¿Cuáles son las fases de la celulitis?

El tejido adiposo se constituye en celulítico en varias fases:

1. Edema intersticial

La permeabilidad de los capilares, que parece ser producida por influencia de los estrógenos, aumenta la permeabilidad capilar, por lo que parte del plasma sale de los vasos sanguíneos y se deposita en el tejido conectivo, dando lugar al edema y a la retención de líquidos que sobrecargan el sistema linfático.

En esta etapa, la piel no presenta cambios importantes. Localmente puede apreciarse una temperatura algo más baja que en el resto del cuerpo.

2. Fase exudativa

Además de los líquidos depositados fuera de los capilares, también se produce la extravasación de proteínas de alto peso molecular al tejido conectivo. La presión de los capilares fragiliza las paredes vasculares. La liberación de sustancias como la serotonina, la histamina o la prostaglandina produce reacciones inflamatorias en los tejidos.

En esta fase suelen aparecer otros problemas asociados, como flacidez, varices, hematomas y síndrome de piernas pesadas.

3. Fase de fibrosis

Con la acumulación de toxinas y líquidos en el tejido conjuntivo, se produce una reacción fibrosa que aumenta la actividad de los fibroblastos, que generan más fibras elásticas y de colágeno, fibrosando los septos fibrosos. El endurecimiento de los septos oprime los vasos sanguíneos, los adipocitos y las terminaciones nerviosas.

Por su parte, los adipocitos hipertrofiados como consecuencia de un mal intercambio celular con el líquido intersticial forman micronódulos que quedan encerrados entre los septos fibrosos.

La tracción de los septos fibrosos por un lado, y la protusión de los adipocitos hipertrofiados por otro, forman las irregularidades propias de la celulitis, la llamada piel de naranja u hoyuelos en la piel.

En la fase de fibrosis, la piel de naranja es más consistente al tacto y se presenta más definida que la celulitis edematosa.

4. Fase de esclerosis

Los nódulos aumentan de tamaño hasta convertirse en macronódulos. Las estructuras fibrosas se endurecen. La celulitis es dura al tacto y se perciben los macronódulos sin necesidad de pellizcar la zona. Al presionar las terminaciones nerviosas y los vasos, puede llegar a ser dolorosa al tacto.

En esta etapa, la celultis puede ser dolorosa de forma espontánea. Suele aparecer en las cartucheras y en la cara interna de las rodillas.

Según avanzan las fases de la celulitis, los adipocitos presentan más atrofia, formando macronódulos

Según avanzan las fases de la celulitis, los adipocitos presentan más atrofia, formando macronódulos

Solicitar Consulta Gratuita

Tratamiento de la celulitis

Los factores hormonales son una de las causas más frecuentes de la celulitis. La mayoría de las mujeres desarrollan celulitis en alguna de las distitnas etapas de la vida, como la pubertad, el período premenstrual, el embarazo, los anovulatorios y la menopausia. Además, la celulitis no suele remitir por sí sola, sino que tiende a evolucionar.

En IML, la celulitis es abordada desde distintas disciplinas y con constancia:

Abordaje multidisciplinar

Debido a que en la celulitis influyen numerosos factores, el tratamiento en IML integra las siguientes medidas:

Constancia

Al ser un problema estético crónico, en IML comenzamos la terapia con un tratamiento de choque, pero para mantener los resultados es necesario realizar sesiones de mantenimiento y conservar los hábitos saludables que hemos adoptado. De lo contrario, el círculo vicioso de la celulitis volverá a iniciarse.

¿Cuál es el mejor tratamiento corporal para la celulitis?

El mejor tratamiento para la celulits es aquel que tiene en cuenta el tipo de celulitis que presenta la paciente y sus problemas asociados, como pueden ser la grasa localizada o la flacidez.

La experiencia de nuestros médicos ha demostrado que los mejores resultados se obtienen mediante la combinación de diferentes tratamientos contra la celulitis.

¿Desea más información? »

Tratamiento de la flacidez asociada a la celulitis

La celulitis edematosa puede ir acompaña de flacidez (celulitis flácida). Uno de los tratamientos más eficaces contra la flacidez es la combinación de la radiofrecuencia y la infiltración de silicio orgánico.

Radiofrecuencia

El objetivo de la radiofrecuencia es mejorar la calidad y consistencia de los tractos de tejido conjuntivo afectos en la celulitis, además de mejorar la vascularización y obtener un cierto componente de lipólisis.

Mediante la aplicación de radiofrecuencia, emisión del espectro electromagnético de alta frecuencia (1MHz- 50MHz), se produce el calentamiento controlado de la dermis y el tejido graso, preservando la epidermis del daño térmico.

La aplicación de radiofrecuencia obtiene el calentamiento óptimo de la piel. Este calentamiento es debido al movimiento rotacional de las moléculas de agua en campos electromagnéticos alternantes producidos por la emisión de la onda electromagnética correspondiente ante la resistencia del tejido a la conducción de la corriente. Las moléculas de agua producen un efecto mecánico (fricción) que se convierte en calor.

La Radiofrecuencia tensa la piel para mejorar la flacidez asociada a la celulitis

La radiofrecuencia tensa la piel para mejorar la flacidez asociada a la celulitis

 

¿Le llamamos? »

Ello provoca un tensado térmico de los septos fibrosos, vasodilatación y drenaje de los depósitos grasos al sistema linfático y muerte celular de las células grasas inducida por el calor.

Los estudios acreditan que la lesión térmica controlada sobre el colágeno produce su inmediata contracción y la liberación de TGF Beta2 (Factor de Crecimiento Tisular) que se acopla a los receptores de membrana de los fibroblastos produciendo la liberación a nivel microsomal la secreción de HSP- 47 (Heat Shock Protein- 47) cuya presencia es imprescindible para la correcta producción y ensamblaje del nuevo colágeno.

El reforzado de la estructura del colágeno da como resultado una mejoría por la disminución de la protusión de la grasa subdérmica que se añade en un segundo tiempo y la consiguiente reafirmación de los tejidos.

El incremento de calor local produce una vasodilatación periférica que mejora el componente vascular de la celulitis. El incremento de calor local produce la destrucción de un porcentaje de adipocitos no despreciable que también redunda en la mejora de la calidad de la piel.

Durante el procedimiento, el paciente puede experimentar una sensación de calor o pequeña molestia que suele ser leve y se alivia normalmente en minutos. Queda un cierto enrojecimiento de la zona que desaparece en unas horas, las quemaduras son excepcionales.

El siguiente vídeo muestra casos reales de antes y después del tratamiento Triforce Tech, una combinación de técnicas para mejorar los tres problemas estéticos más frecuentes: celulitis, flacidez y grasa localizada.

El número de sesiones depende del estado del paciente, pero suelen ser necesarias entre 8 y 12. La aplicación de radiofrecuencia es absolutamente técnico dependiente, deben realizarse tres pasadas en casa sesión en toda la región anatómica a tratar, la primera en espiral para obtener efecto lipolítico, la segunda en dirección a las líneas de tensión de Langer, y la tercera en la dirección paralela a las líneas de tracción gravitacional.

El manejo de esta alternativa terapéutica es absolutamente versátil y la calidad de los resultados están en dependencia de la calidad e intensidad de la aplicación de las sesiones y de la respuesta tisular que son capaces de desencadenar los tejidos del paciente. Es imprescindible una absoluto rigor en la aplicación de la terapia para la obtención de los mejores resultados.

La capacidad de generación de nuevas fibras elásticas para la corrección del componente de flacidez que acompaña a la celulitis mediante las infiltraciones secuenciales de silicio orgánico, auténtico elemento estructural para la piel.

¡Pide tu cita! Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Silicio Orgánico

El Silicio Orgánico es una molécula orgánica de silicio, es decir, silicio combinado con átomos de carbono.

El silicio es un metaloide que se encuentra en gran cantidad en la naturaleza, no se ha considerado un elemento importante para el hombre hasta recientemente. Realmente el silicio está presente en múltiples tejidos como hueso, músculos o tejido conjuntivo de la piel. La tasa de silicio en el organismo disminuye notablemente con la edad.

Juega un importante papel en el metabolismos de los glicosaminas (sustancia fundamental de la piel) y de las fibras colágenas y elásticas de la piel.

El Silicio Orgánico (Monometiltrisilanol o silanotriol estabilizado con ácido salicílico) actúa en la reorganización de la estructura del tejido conectivo: las fibras de colágeno y la elastina recuperan su organización, obteniendo una conservación del grosor dérmico.

La vía de aplicación del Silicio Orgánico es válida en las dos técnicas típicas de la mesoterapia corporal:

  • Inyección intradermal por multi punción y Técnica lineal retro-trazadora.
  • Sesiones de Silicio Orgánico: 12 sesiones intercaladas semanalmente con las sesiones de radiofrecuencia.

Nuestros expertos en Medicina Estética Corporal pueden asesorarle sobre los tratamientos corporales para mejorar la celulitis. Solicite ahora una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta