Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Carboxiterapia Facial¿Qué resultados se obtienen al tratar la zona de la cara con Carboxiterapia?

Carboxiterapia facial

El tratamiento facial con carboxiterapia ofrece resultados gracias a la inducción de la mejora de la microcirculación y la estimulación en la formación de nuevo colágeno. Por ello, esta técnica tiene aplicaciones en la mejoría estética del rostro y del cuerpo

  • Para el tratamiento del rostro, con un cierto componente de flacidez y acúmulo graso en el óvalo de la cara, la carboxiterapia es un tratamiento interesante debido a que los efectos por vía percutánea son:
    • Mejora de la microcirculación local.
    • Aumento del intercambio de gases y oxigenación de los tejidos gracias al efecto Bohr.
    • Mejora de la síntesis de fibras elásticas y colágenas con mejoría del tono y elasticidad de la piel.
    • Destrucción de células grasas por efecto lipolítico.
  • Es aconsejable combinar el tratamiento con sesiones de mesoterapia facial percutánea o virtual, infiltraciones de silicio orgánico o técnicas combinadas propias de la bioplastia facial. Las sesiones se pueden realizar con periodicidad semanal.

Carboxiterapia en ojeras: ¿Qué resultados se obtienen?

La carboxiterapia para el tratamiento en ojeras es un recurso eficaz cuando las ojeras son oscuras debido a incremento de la visibilidad de la vascularización subyacente, o a su alteración, siendo éstas ojeras de color azulado.

Hay diferencias entre bolsas en los ojos y ojeras

Las bolsas en los ojos pueden aparecer por edema palpebral debido a la retención de líquidos, o porque existen bolsas de grasa oculares herniadas (de marcada tendencia familiar). También su presencia se puede agravar por consumo de alcohol, poco descanso u otros hábitos insalubres.

Sin embargo, en las ojeras hablamos de coloración oscura en la piel palpebral, y el tono que pueden tener es morado o amarronado.

Este aspecto oscuro de la piel de los párpados, sobre todo del inferior, puede tener un origen pigmentario (amarronado) de frecuente causa racial (determinadas razas como la mediterránea tienen más tendencia a presentar esta zona más pigmentada que el resto de la piel del rostro). Se acepta que son de origen genético y se deben a una tendencia genética a desarrollar un tejido periocular hiperpigmentado.

Donde la carboxiterapia obtiene resultados es en las ojeras de origen vascular (de color azulado o amoratado) pues bien pueden ser fruto de una alteración de la microvascularización de la piel de la zona que produce la acumulación de pigmentos sanguíneos por una deficiente circulación o bien simplemente se trata de la transparencia del entramado vascular venular de la zona a través de una piel excepcionalmente fina.

Aquí la carboxiterapia obtiene resultados debido a que las microinyecciones subcutáneas de Co2 producen una vasodilatación automática de los vasos mejorando la circulación y se produce la oxigenación de los tejidos gracias al desplazamiento de la saturación de la sangre del efecto Bohr.

Es importante que el paciente sepa que tras la sesión quedan los párpados hinchados durante unas horas (como tras no haber dormido o haber llorado). Las sesiones se pueden hacer semanal o quincenalmente y la inyección es recomendable realizarla con agujas de 30-32 G (la aguja más fina) para afectar lo menos posible a la delicada piel del párpado durante la sesión.

También es conveniente recordar que la piel que rodea los ojos es excepcionalmente fina y delicada, tiene un grosor medio mucho más fino que en el resto del cuerpo y apenas tiene glándulas sudoríparas y sebáceas, lo que contribuye a su fácil desecación. La piel de los párpados es tan delicada que manifiesta cualquier malestar físico o emocional.