Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Toxina Botulínica Tipo A - Silicio

La infiltración de toxina botulínica tipo A combinada con la infiltración de silicio orgánico permite la corrección de las arrugas dinámicas al tiempo que revitaliza la piel. De esta forma tratamos dos componentes de las arrugas: el músculo y la piel.

Tratamiento de toxina botulínica + silicio orgánico en IML

La experiencia de los médicos estéticos de Instituto Médico Láser de Madrid ha demostrado que la personalización del tratamiento obtiene siempre resultados más satisfactorios, tanto para el paciente como para el médico.

Para personalizar el tratamiento, el médico debe poseer un conocimiento profundo de la musculatura y estructuras faciales, conocer bien la respuestas de cada producto inyectable y realizar un estudio pormenorizado del rostro del paciente.

En algunos pacientes que presentan arrugas dinámicas es interesante aplicar un tratamiento combinado que por un lado suavice los músculos responsables de la formación de arrugas y, por otro, que revitalice la piel del paciente. En estos casos, nuestros médicos estéticos pueden aplicar toxina botulínica tipo A e infiltraciones de silicio orgánico.

Tratamiento de infiltración de sustancias activas

La combinación de toxina botulínica y silicio orgánico elimina arrugas dinámicas y revitaliza la piel

Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Toxina botulínica contra las arrugas dinámicas

El tratamiento de arrugas con toxina botulínica tipo A es un compuesto proteico que impide la transmisión nerviosa, impide que el músculo reciba la señal que el nervio le está enviando para contraerse.

La toxina botulínica relaja la musculatura facial y, por tanto, corrige las arrugas que son musculares, las conocidas como arrugas de expresión.

La duración varía con las sesiones. Al principio el músculo está hiper-contraído y la toxina botulínica tiene más fibra muscular que relajar. A medida que avanzan las sesiones de toxina botulínica, la cantidad de sustancia que necesitamos es menor y la duración mayor, de entre 4 y 6 meses.

La toxina boutlínica se inyecta con microinyecciones a nivel muscular, con las agujas más finas del mercado.

Generalmente, el efecto de la toxina butlínica en patas de gallo se percibe antes, aunque su duración es menor. Sin embargo, en las arrugas del entrecejo suele tener una duración mayor.

Lo que molesta es cuando el producto penetra, no el pinchazo. Hay zonas en las que la infiltración no molesta nada y otras, como la glabela, en la que molesta algo más.


El botox impide la tranmisión nerviosa al músculo, evitando que se contraiga

La toxina botulínica obtiene resultados muy interesantes en el rejuvenecimiento facial

 

¿Le llamamos? »

¿Cuál es la edad ideal para iniciar el tratamiento con toxina botulínica?

Realmente no hay una edad, hay un paciente. Con la toxina botulínica, en un paciente que tiene una musculatura de mímica facial muy potente tendríamos que empezar cuando comienza a marcar unas líneas, porque esas líneas cuando son ya cutáneas si no tratamos el músculo se van a ir profundizando más.

Hay pacientes de 30 años que no presentan arrugas en el entrecejo, y sin embargo hay otros pacientes que con 26 años ya empiezan a marcar la arruga del ceño. Las arrugas faciales dinámicas no aparecen tanto por la edad, sino por la fuerza de contracción de los músculos faciales.

La toxina botulínica está contraindicada en pacientes que tengan enfermedades neurológicas severas y en los alérgicos al huevo, porque la toxina va vehiculizada en albúmina, que es la proteína del huevo.

Los médicos de IML pueden contraindicar la toxina botulínica por criterios no médicos sino estéticos, ya que a algunos pacientes, si se relaja su musculatura, desaparecen las arrugas, pero el resultado es muy artificial, sin expresividad, y nuestra filosofía es totalmente la contraria, ya que nuestro objetivo es obtener un resultado natural.

Por tanto, la indicación de la toxina botulínica depende de las características propias de la cara de cada paciente.

Silicio orgánico para revitalizar la piel

El silicio orgánico infiltrado a nivel dérmico mejora la estructura de la piel.

La sustancia intercelular de las células está formada por colágeno, elastina y ácido hialurónico. El silicio orgánico estabiliza la sustancia intercelular, hace que su densidad sea mayor para que la piel tenga mejor aspecto y mayor elasticidad.

Las infiltraciones de silicio orgánico pueden empezar a aplicarse a partir de los 28 años, cuando la piel comienza a mostrar los primeros síntomas de flacidez.

 Nuestros médicos estéticos realizarán un estudio detallado de su rostro para indicarle el tratamiento más adecuado para usted. Pida ahora una cita informativa gratuita.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta