Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Boda a la vista: Aplicación de hilos tensores para actuar contra la flacidez

La aparición de flacidez y falta de firmeza facial y corporal se debe principalmente a un proceso normal de pérdida de firmeza cutánea, que suele comenzar a partir de los 30 años y que tiene su origen en la disminución del nivel de fibras de colágeno presentes en la piel. La exposición solar de forma continuada también hace que aparezcan muestras de fotoenvejecimiento.

La relajación de la musculatura subyacente colabora a la percepción de una piel menos tersa y la aparición de aparición de arrugas horizontales, flacidez y otros signos de edad.

Para el desarrollo de una actuación localizada sobre estas zonas, desde Instituto Médico Láser proponemos la realización de un tratamiento mínimamente invasivo como es la implantación de hilos tensores, con el que se mejorará ostensiblemente la firmeza de la piel a través de un procedimiento ambulatorio, que hace innecesaria la aplicación de cirugía.

La aplicación de hilos bidireccionales y de hilos tensores de polidioxanona, o PDO, se basa en la implantación de filamentos a nivel de la dermis profunda del cuello y los brazos, respectivamente, que presentan la particularidad de estar compuestos por filamentos totalmente reabsorbibles y biocompatibles, lo que reduce considerablemente el riesgo de rechazo por alergias o reacciones inmunológicas.

La implantación de hilos bidireccionales o hilos tensores PDO puede realizarse en una única sesión, con una duración inferior a una hora y en la que únicamente se requiere de la aplicación de anestesia local, lo que permite la vuelta a su actividad normal de una forma prácticamente inmediata.

Además, este procedimiento ofrece unos resultados que son visibles de forma inmediata, y que perdurarán en torno a 12 a 18 meses, ya que, en un primer momento, su aplicación supone la recuperación del tono y la tensión de los tejidos circundantes, motivados por la fibrosis que lleva aparejada su implantación, y con el paso del tiempo favorecerá la estimulación de la síntesis de colágeno y elastina en la piel, contribuyendo a la recuperación de su firmeza de una forma natural, y ofreciendo, por tanto, una piel más tersa, flexible, redensificada y con un contorno mejor definido.

Desde Instituto Médico Láser le recomendamos que, si desea obtener una información más detallada sobre este procedimiento, se ponga en contacto con nosotros, para concertar con nuestros facultativos expertos una consulta informativa gratuita, en la que llevarán a cabo una exploración minuciosa y pormenorizada de su caso, para ofrecerle el tratamiento más adecuado para usted.