Nuevos hilos tensores COG 3D en IML

iml
01/03/2019

Con la incorporación de los nuevos hilos tensores COG 3D, nuestros médicos estéticos disponen de una opción más para prevenir y tratar la flacidez.

En este artículo explicamos qué novedades aportan y en qué casos resulta interesante aplicarlos.

¿Qué son los hilos tensores COG 3D?

Los hilos tensores COG 3D son unas suturas que se implantan bajo la piel para estimular el colágeno y mejorar la flacidez cutánea.

Las principales características de estos hilos son:

  • Tienen una longitud mayor que la media estándar.
  • Son espiculados a lo largo de todo el perímetro del hilo. Las espículas son unos pequeños apéndices perpendiculares al hilo que favorecen el anclaje en la dermis.
  • Las espículas tienen forma de cremallera, por lo que la tracción es mayor.

¿Para qué zonas están indicados los hilos tensores COG 3D?

Para nuestros médicos estéticos, estos hilos son interesantes en zonas de tejido compacto o de piel más pesada. Por ejemplo, en zonas corporales como glúteos y muslos.

¿Qué resultados se obtienen con los hilos COG 3D?

Los resultados de los hilos COG 3D incluyen:

  • Efecto lifting
  • Generan nuevo colágeno
  • Actúan contra la flacidez de grado leve o moderado
  • Previenen la flacidez
  • Redensifican la dermis

Los resultados son muy naturales.

Para que el resultado sea óptimo, el paciente no debe presentar un avanzado descolgamiento de los tejidos o un alto nivel de laxitud cutánea.

En estos casos, el médico estético puede recomendar otro tipo de técnicas más específicas para la flacidez de grado avanzado.

¿Cuánto duran estos hilos?

Los efectos son temporales, con una duración en torno a los 18 meses.

Los hilos producen dos tipos de resultados:

  1. El resultado inmediato es un efecto mecánico de tensión desde su implantación.
  2. Los hilos generan una fibrosis a su alrededor que, a su vez, estimulan la producción de colágeno nuevo. Las fibras colágenas necesitan varias semanas para su total formación.

El organismo reabsorbe completamente el hilo en un tiempo aproximado de un año y medio.

Para optimizar al máximo el efecto de los hilos, en IML podemos aplicar sesiones de radiofrecuencia al menos 5 meses después de la implantación de los mismos.

La radiofrecuencia calienta los tejidos para estimular la producción de colágeno, lo que ayudará a mantener los resultados obtenidos con los hilos.

¿Cómo se implantan los hilos tensores?

Una vez que el médico estético ha evaluado al paciente y diseñado el trazado de la zona a tratar, los hilos se implantan mediante una aguja guía.

Para reducir la molestia, en el punto de entrada se puede infiltrar lidocaína.

El hilo se inserta en la dermis, donde queda anclado gracias a sus espículas. Los hilos se colocan según el diseño realizado por el médico, formando una red que eleva y sostiene los tejidos.

El procedimiento se realiza, por lo general, en menos de una hora y el paciente puede volver inmediatamente a su actividad habitual.

¿Cuántos hilos COG 3D son necesarios?

El número de hilos depende del grado de flacidez del paciente y de los objetivos que se deseen obtener.

En zonas pequeñas como el rostro y con grados de flacidez leves, por lo general suelen implantarse entre 4 y 10.

En zonas corporales longitudinalmente más amplias, como las piernas o los brazos, podemos implantar un número de hilos mayor.

¿Desea saber si los hilos COG 3D son los más indicados para usted? Solicite una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos estéticos, quien estará encantado de estudiar su caso de forma personalizada.

Le puede interesar ...

Instituto médico láser

Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
WhatsApp: 637 504 871

Horario

Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
Sábados de 10:00h a 15:30h*
* Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

Consulta gratuita