/uk/

El sistema del balón intragástrico

Inicio | Preguntas frecuentes | El sistema del balón intragástrico

¿Qué es el sistema del balón intragástrico?

El sistema del balón intragástrico (BIG) es un balón de silicona, suave y expansible, que el médico especialista en aparato digestivo introduce desinflado a través de la boca y lo deposita en el estómago, donde más tarde se infla. Todo el procedimiento se realiza mediante una endoscopia bajo sedación.

El balón intragástrico ocupa parcialmente el estómago, produciendo sensación de saciedad

El balón intragástrico ocupa parcialmente el estómago, produciendo sensación de saciedad.

¿Cómo funciona el sistema del balón intragástrico (BIG)?

El balón ocupa parcialmente el estómago, por lo que aumenta la sensación de saciedad.

El sistema de BIG está diseñado para facilitar el cumplimiento de una dieta supervisada por un médico y un programa de modificación de la conducta alimentaria.

El balón intragástrico se introduce en el estómago a través de la boca sin necesidad de cirugía.

El médico, endoscopista y especialista en aparato digestivo, realiza un examen inicial del estómago con una cámara de televisión o gastroscopio y si no observa ninguna anormalidad procede a la colocación del balón a través de la boca y el esófago hasta llegar al estómago.

Una vez en el estómago se llena con una solución salina estéril, de tal manera que el balón será ya demasiado grande para pasar al intestino y flotara libremente dentro del estómago.

El tiempo invertido en colocar el balón varía, pero habitualmente es entre 20 y 30 minutos. Tras este tiempo el médico constatará que el dispositivo está bien colocado, permitiendo al paciente regresar a casa al cabo de unas horas.

Por consenso entre los fabricantes y los especialistas el balón deberá permanecer un máximo de 6 meses en el estómago, tiempo tras el cual será retirado.

La retirada del balón intragástrico será de la misma manera en que fue colocado, es decir, a través del esófago y la boca por un médico especialista en aparato digestivo, por medio de gastroscopia.

¿Quién puede beneficiarse del balón intragástrico?

El sistema del BIG tiene por finalidad ayudar a perder peso a las personas que estén por encima de su peso ideal por lo menos un 40%, o lo que en un adulto estándar puede suponer a partir de 20 - 25 kilos de sobrepeso.

Además el sistema BIG puede ser particularmente útil para gente considerada demasiado obesa o con riesgos mayores para intervenciones quirúrgicas serias. El uso de este sistema para perder peso antes de una operación puede reducir los riesgos asociados a la misma.

Efectos provocados por el balón intragástrico

¿Por qué perderá peso tras la colocación del balón intragástrico?

Es importante comprender que el sistema del balón intragástrico es un dispositivo que ayuda a perder peso al disminuir la ingesta diaria de alimentos por provocar una sensación de saciedad, es decir, una sensación de estómago lleno.

Por tanto, debe usarse junto con una dieta supervisada médicamente y un programa de modificación del comportamiento alimentario.

Por ende, la pérdida de peso dependerá de la observación estricta de la dieta a lo cual ayudará la disminución de apetito provocada por el estímulo de saciedad inducido por el balón dentro del estómago.

Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML

¿Cuánto peso perderé con el sistema BIG?

El ritmo adecuado para perder peso en cualquier tratamiento para la obesidad debería girar en torno a 1 kg a la semana. La pérdida de peso dependerá de factores como el tiempo en que permanezca el balón dentro del estómago (máximo 6 meses) y el ritmo de pérdida de peso de cada paciente.

Existe la posibilidad de que usted pierda poco peso o no pierda peso en absoluto mientras porta el balón, al igual que existe la posibilidad de que se pierda peso de una forma incontrolable o perjudicial para su salud. No olvide hablar con su médico a cerca de estas posibilidades.

¿Volverá a ganar peso después de la extracción del balón intragástrico?

Usted tendrá mayores posibilidades de mantener la pérdida de peso después de la extracción del balón intragástrico si mantiene los hábitos adquiridos en su dieta y comportamiento alimentario, durante el uso del balón.

Si se mantienen los hábitos adquiridos en la dieta, hay mayor posibilidad de mantener la pérdida de peso tras la extracción del balón

Si se mantienen los hábitos adquiridos en la dieta, hay mayor posibilidad
de mantener la pérdida de peso tras la extracción del balón.

 

¿Qué efectos desagradables pueden sentirse con el sistema del balón intragástrico?

Es muy probable que la presencia del balón dentro del estómago produzca nauseas o vómitos durante algunos días después de su colocación. El equipo médico puede prescribir medicamentos para aliviar estos efectos potenciales.

Riesgos asociados al uso del sistema del BIG

Como en todos los procedimientos médicos existe el riesgo de reacciones imprevistas, desconocidas y adversas a los medicamentos utilizados y a la clase de procedimientos implicados. Esto puede variar según las personas.

El balón intragástrico está fabricado con una silicona especial, ácido-resistente. Si el balón se desinflara antes de su momento programado, el colorante que lleva en su interior, provocaría un cambio en la coloración de la orina.

En caso de tal improbable situación, el balón desinflado es suficientemente pequeño para que pase por los intestinos y salga del cuerpo naturalmente. Existe algún caso descrito en el que el balón tuvo que ser quitado quirúrgicamente. Si usted sospechara que el balón se ha deshinchado, debe notificarlo inmediatamente al equipo médico.

Como en otros procedimientos gástricos existe el riesgo de que se produzcan lesiones en las paredes, ya sea por contacto directo con los instrumentos utilizados para la colocación del balón, como por el mismo, o por la producción excesiva de ácido por la pared gástrica. Posibles consecuencias de esto, son la formación de úlceras, hemorragias, dolores o perforaciones. Tales complicaciones pueden exigir la intervención médica o quirúrgica.

Naturalmente, su médico es la persona indicada con quien discutir todas sus preguntas, para que usted evalúe los beneficios y riesgos de este sistema.

"El balón se debe platear como un ayuda para cumplir una dieta médica equilibrada en principios inmediatos, vitaminas y minerales, individualizada según el índice de masa corporal y la composición corporal, y coordinada por un grupo de expertos compuesto por endocrinos, especialistas digestivos, psicólogos y enfermeras" - asegura el Dr. López-Nava - "El rechazo se produce muy raramente, tan solo en un 1-3% de los casos; resulta frecuente, no obstante, que durante los cinco días posteriores a su introducción el paciente experimente una cierta sensación de malestar y algunas nauseas, pero una vez superado este periodo estos problemas desaparecen. Los resultados pueden observarse desde la primera semana, dado que el dispositivo impide al sujeto comer la cantidad habitual a la que estaba acostumbrado su estómago y, al ser menor la ingesta, se produce una pérdida controlada del exceso de peso. No es necesario realizar un seguimiento médico especial, ni análisis de control, aunque si un seguimiento periódico para controlar los aspectos nutricionales del tratamiento".

El balón intragástrico se perfila como una herramienta de ayuda al paciente obeso, tanto para solucionar su problema, como para disminuir los riesgos o complementar en los casos muy graves a la clásica cirugía.

Si desea conocer cuáles son los métodos para adelgazar disponibles en nuestra clínica de Madrid, pida ahora una cita informativa gratuita.

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin