Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Alergia al sol: 5 tipos de fotodermatosis más comunes

La alergia al sol es una alteración de la piel cada vez más frecuente durante los meses de primavera y verano. Está provocada por la luz solar y puede manifestarse de diferentes formas: picor, enrojecimiento, habones, pápulas, vesículas… Este artículo describe los 5 tipos de fotodermatosis más comunes.

¿Qué es la alergia al sol?

La alergia al sol o fotodermatosis es un grupo de alteraciones de la piel producidas por la radiación ultravioleta UVB y UVA, la luz visible y la radiación infrarroja. Se producen por la reacción anómala de la piel ante la luz del sol. Los cromóforos anómalos se activan, exagerando las reacciones fotoquímicas y dando lugar a lesiones cutáneas de distinta clínica.

El enrojecimiento es un síntoma característico de las alergias al sol

El enrojecimiento es un síntoma característico de las alergias al sol

¿Desea más información? »

¿Qué tipos de fotodermatosis existen?

En función de la causa que desencadena la fotodermatosis, se distinguen 5 tipos:

  1. Fotodermatosis de origen desconocido
  2. Fotodermatosis de origen exógeno
  3. Fotodermatosis de origen endógeno
  4. Dermatosis fotoagravadas
  5. Genodermatosis

1. Fotodermatosis de origen desconocido

Son alteraciones de origen inmunitario. Las más comunes son:

  • Urticaria solar
  • Hidroa vacciniforme
  • Dermatitis actínica crónica (DAC)
  • Prurigo actínico
  • Eritema polimorfo solar

Urticaria solar

Puede aparecer a cualquier edad. Se manifiesta con eritema y habones a los pocos minutos de la exposición solar. Las lesiones desaparecen a las pocas horas. Está provocada por la luz visible. El tratamiento consiste en reforzar la protección solar, aplicando filtros solares, ropa adecuada y sombreros que cubran totalmente el rostro.

Hidroa vacciniforme

Suele darse en niños de fototipos claros. Los síntomas son pápulas y vesículas que pueden evolucionar a cicatrices varioliformes. El tratamiento es preventivo y debe incidir en la protección solar, evitando la exposición mediante prendas, gafas y películas protectoras para ventanas y ventanillas de coche.

Dermatitis actínica crónica (DAC)

Es común en pacientes de avanzada edad. La clínica consiste en lesiones en forma de placas descamativas en zonas expuestas. El tratamiento está orientado a la protección solar.

Prúrigo actínico

Suele iniciarse en la infancia en pacientes nativos americanos. El prurigo actínico cursa con erupciones elevadas, cuyos bordes están bien definidos.

Eritema polimorfo solar

Es la más frecuente. Por lo general, aparece en mujeres de entre 20 y 30 años con fototipos claros. El eritema polimorfo solar es una erupción pápulo-vesicular, es decir, son lesiones elevadas sobre el nivel de la piel circundante y pequeñas ampollas, que suelen incidir en cuello, escote y brazos.

Esta alteración de la piel está provocada por la radiación UVB y UVA. El tratamiento consiste en aplicar fotoprotectores, pantallas físicas como ropa y sombreros adecuados, ingesta de betacarotenos y, en fases agudas, el dermatólogo puede administrar corticoesteroides por vía tópica u oral.

El tratamiento de las alergias al sol está orientado a la protección solar con filtros, ropa adecuada y sombreros que cubran toda la cabeza

El tratamiento de las alergias al sol está orientado a la protección solar con filtros, ropa adecuada y sombreros que cubran toda la cabeza

¿Le llamamos? »

2. Fotodermatosis de origen exógeno

Se producen por la conjunción de un medicamento específico con la exposición solar. Son lesiones similares a las quemaduras solares, producidas por la inducción de agentes tóxicos activados con la luz del sol y, en ocasiones, con la luz visible.

Son más frecuentes en pacientes a los que se les administran muchos medicamentos o pacientes de avanzada edad.

Algunas reacciones cursan con enrojecimiento, inflamación y ampollas en las zonas expuestas. Otras son eczemas que se extienden a zonas no expuestas y que pueden persistir durante las semanas posteriores, mientras dure la presencia del alérgeno en la piel. Los principales fármacos fotoalergizantes son:

  • Antibióticos
  • Algunos ansiolíticos
  • Andidepresivos
  • Diuréticos
  • Antiinflamatorios no esteroideos

El tratamiento consiste en evitar la exposición al sol, en caso de que no sea posible suspender la toma del medicamento fotoalergizante. Los filtros solares no suelen ser suficientes, por lo que el paciente debe permanecer cubierto por la ropa y evitar las horas de mayor incidencia solar.

3. Fotodermatosis de origen endógeno

Estas alergias al sol están provocadas por altos niveles de porfirinas y trastornos que impiden la producción adecuada de hemoglobina, mioglobina y fermentos respiratorios del organismo.

Las más conocidas son las porfirias cutáneas, producidas por la luz visible.

Los síntomas son erupciones, ampollas y enrojecimiento. En algunos casos puede cursar con convulsiones y dolor abdominal.

El tratamiento requiere una protección solar extrema y continua. La glucosa aumenta el nivel de carbohidratos, necesarios para reducir la generación de porfirinas.

Ante una fotodermatosis o alergia al sol, es imprescindible la protección solar extrema y continua

Ante una fotodermatosis o alergia al sol, es imprescindible la protección solar extrema y continua

Solicitar consulta gratuita »

4. Dermatosis fotoagravadas

Son enfermedades de la piel que se agravan con la exposición solar. Las más comunes son:

Dermatomiositis

Es una inflamación muscular y cutánea. La piel presenta edema y un color violáceo. Además de evitar la exposición solar, el dermatólogo puede prescribir antiinflamatorios.

Lupus

Es una enfermedad autoinmune que afecta a los tejidos sanos. Tiene una mayor incidencia en mujeres. Se manifiesta con erupciones rojizas y es frecuente que forme la silueta de una mariposa entre la nariz y los pómulos. El tratamiento requiere la combinación de diferentes terapias, en función de la gravedad.

Poroqueratosis

Son lesiones pequeñas y simétricas. Presentan pápulas y placas con forma de anillo y borde elevado.

5. Genodermatosis

Es un grupo de enfermedades de la piel con componente genético o hereditario y que cursan con sensibilidad extrema a la radiación ultravioleta UVA y UVB.

Algunas de estas enfermedades son el síndrome de Goltz-Gorlin, que se caracteriza por presentar lesiones atróficas en la piel y deformación de los huesos y de las estructuras dentales, o el xeroderma pigmentosum, un trastorno de la capacidad de reparación del ADN que provoca mutaciones causadas por la radiación ultravioleta.

Nuestros dermatólogos disponen de amplia experiencia y de herramientas terapéuticas para realizar un diagnóstico preciso. Pida ahora una cita informativa gratuita con uno de nuestros Dermatólogos expertos de Madrid.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta

Otros artículos que pueden interesarle:

Consejos para una piel perfecta en verano

14 consejos para cuidar la piel en verano

4 nutrientes para una piel sana en verano