/uk/

Ácido hialurónico y Toxina Botulínica para las zonas íntimas

 

Ácido hialurónico y Toxina Botulínica para las zonas íntimas

IML
19/08/2016

Estamos acostumbrados a relacionar el uso del ácido hialurónico y la toxina botulínica en el tratamiento del envejecimiento facial, ya que ofrece resultados muy satisfactorios tanto en la bioestimulación de la piel como en la reposición de volúmenes perdidos.

Sin embargo, el mecanismo de acción de estas dos sustancias permite su uso terapéutico en diferentes especialidades médicas, como la Traumatología, la Oftalmología y la Dermatología, en el tratamiento de patologías tan dispares como el estrabismo y la hiperhidrosis, en el caso de la toxina botulínica, hasta la artrosis o determinados problemas estéticos y funcionales de la zona vulvar y vaginal, en el caso del ácido hialurónico. Este artículo describe el uso terapéutico de estos dos principios activos en el ámbito de la Ginecología Estética.

El ácido hialurónico y la toxina botulínica tienen diversas aplicaciones en el ámbito de la Ginecología Estética

Ácido hialurónico para las zonas íntimas

El ácido hialurónico está compuesto de moléculas con gran capacidad para retener agua, por lo que regula el equilibrio hídrico de los tejidos.

Según su grado de densidad molecular, el ácido hialurónico puede obtener dos beneficios:

  1. Hidratar y bioestimular los tejidos.
  2. Rellenar, aportar volumen.

La bioestimulación de los tejidos se fundamenta en dos mecanismos de acción:

  1. Activación de los fibroblastos, células responsables de generar el colágeno y la elastina que aportan flexibilidad y tono a la piel y las mucosas.
  2. Formación de nuevos vasos sanguíneos que irrigan las paredes vaginales, el introito vaginal y los labios mayores, facilitando la oxigenación y nutrición celular en la zona.

En Instituto Médico Láser de Madrid, el ácido hialurónico se aplica como tratarmiento para la corrección estética y funcional de carácter leve o moderado en la zona genital:

Uno de los usos terapéuticos del ácido hialurónico es el rejuvenecimiento de labios mayores, labios menores y vagina

Uno de los usos terapéuticos del ácido hialurónico es el rejuvenecimiento de labios mayores, labios menores y vagina

 

Rejuvenecimiento de labios mayores, labios menores y vagina

La infiltración de ácido hialurónico de baja densidad en los labios mayores, el introito vaginal y la propia vagina tiene como objetivo regenerar los tejidos en grado leve de atrofia vulvo-vaginal.

El tratamiento se realiza de forma totalmente ambulatoria y no requiere ninguna preparación especial.

El ácido hialurónico reduce la inflamación de los tejidos y mejora la lubricación vaginal, mejorando así las relaciones sexuales de la paciente y, por tanto, su calidad de vida.

Para los grados altos de atrofia vulvo-vaginal, ya sea por la laxitud vaginal tras los partos o por la menopausia, en IML aplicamos el láser de CO2 y, como tratamiento coadyuvante, nuestros ginecólogos pueden infiltrar ácido hialurónico.

Para rejuvenecer la piel de los labios mayores y la mucosa del introito vaginal disponemos también de la radiofrecuencia Protégé Intima, que es totalmente compatible con la infiltración del ácido hialurónico. La sinergia de ambos tratamientos en la zona vulvar en el caso de que la paciente presente un mayor grado de atrofia.

Aumentar la sensibilidad del punto G

El punto G es una pequeña protuberancia ubicada en la cara anterior de la vagina, a unos 3-5 cm de la uretra. Presenta una densa inervación, por lo que es muy sensible al tacto y al roce.

Para aumentar la exposición y sensibilidad del punto G, en IML infiltramos un relleno con ácido hialurónico de densidad media o alta. Para reducir la molestia, podemos aplicar un anestésico tópico o bien anestesia local infiltrada.

El ácido hialurónico permite aumentar la sensibilidad y proyección del punto G

El ácido hialurónico permite aumentar la sensibilidad y proyección del punto G

Aumento de labios mayores

El paso de los años y el descenso de estrógenos durante la menopausia puede provocar flacidez y pérdida de volumen en los labios mayores.

El ácido hialurónico de densidad alta rellena el volumen perdido, rejuveneciendo el aspecto de los labios mayores.

Toxina botulínica contra el vaginismo

En Ginecología Estética, la toxina botulínica se emplea en el tratamiento del vaginismo.

El vaginismo es una contractura involuntaria de los músculos de la vagina que dificulta (y en algunos casos impide) la penetración, haciéndola dolorosa.

La toxina botulínica relaja los músculos de la pared vaginal, impidiendo así su contracción espontánea.

La infiltración se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local. La paciente puede retomar su actividad normal inmediatamente. Los resultados se obtienen de forma rápida y su duración aproximada es de entre 6 y 12 meses.

¿Desea conocer cuál es el tratamiento de Ginecología Estética más adecuado para usted? Solicite ahora una consulta informativa gratuita con uno de nuestros ginecólogos expertos:

 

Otros artículos que pueden interesarle:

Dudas frecuentes sobre Ginecoestética. Primera parte

Dudas frecuentes sobre Ginecoestética. Segunda parte

8 tratamientos que mejoran la función sexual femenina

Le puede interesar ...

    Instituto médico láser

    Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
    WhatsApp: 637 504 871

    Horario

    Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
    Sábados de 10:00h a 15:30h*
    * Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

    Consulta gratuita





    He leído y acepto la política de privacidad

    Deja este campo en blanco, por favor.

    WordPress Video Lightbox Plugin