Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

15 trucos para no engordar en vacaciones

Los dietistas de la Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML en Madrid han elaborado una lista de 15 trucos y consejos para disfrutar de la oferta gastronómica a pie de playa controlando la báscula y evitando el aumento de peso a la vuelta de vacaciones.

Trucos para no engordar en vacaciones

IML ofrece 15 trucos para no engordar durante las vacaciones

 

Solicitar consulta gratuita »

    1. Aprovechar los productos del mar. Es el momento de disfrutar de todo tipo de pescado y marisco de temporada:
      • Acedías
      • Choco
      • Pargo
      • Gamba blanca
      • Almeja
      • Camarón
      • Centollo
      • Mejillón
      • Calamar
      • Anguila
      • Bonito
      • Buey de mar
      • Sardina

El marisco de temporada, como los mejillones, es bajo en calorías y alto en proteínas

El marisco de temporada, como los mejillones, es bajo en calorías y alto en proteínas

Solicitar Consulta Gratuita

  1. Elegir métodos de elaboración sin aceites ni salsas. El pescado y el marisco pueden tomarse a la plancha, hervido, al vapor o al horno.
  2. Aliñar con condimentos que no aporten calorías ni grasas. Por ejemplo, el limón potencia el sabor del pescado y el marisco. El ajo y el perejil en crudo aportan un sabor potente. Encontrará más aliños bajos en calorías aquí.
  3. Elegir verdura como primeros platos. Pueden tomarse crudas, aliñadas con unas gotas de aceite y hierbas aromáticas, o cocinadas a la plancha, a la parrilla o al horno, con ajo muy picado.
  4. Pedir tapas bajas en calorías, como encurtidos (pepinillos en vinagre, cebollitas, banderillas o aceitunas). Hay que tener en cuenta que 5 ó 6 aceitunas equivalen a una cucharada de aceite, por lo que no debemos consumirlas en exceso.
  5. A la hora de las cañas, no tomar más de una cerveza al día. Es preferible que la segunda la pidamos 0% de alcohol y reducida con gaseosa. Esta clara light contiene muchas menos calorías que la clara normal. Puede aplicarse también al vino, al que se puede añadir zumo de limón natural o refresco de limón sin azúcar.
  6. Saciar la sed primero con agua. Después, con bebidas bajas en calorías y sin azúcar.

Las ensaladas, como primeros platos o como guarnición, ayudan a no engordar

Las ensaladas, como primer plato o como guarnición, ayudan a no engordar

¿Desea más información? »

  1. Incluir ensaladas en todas las comidas. Una de las ventajas de la ensalada es que permite muchas variantes. Pueden ser de un solo ingrediente, como la ensalada de tomate, o de varios tipos de hortalizas. Además, pueden aderezarse con pedacitos de fruta, frutos secos, legumbres, cuscús, pasta… Por tanto, es difícil cansarse de ellas. Lo importante es renunciar a las salsas y aliñarlas con moderación.
  2. Elegir como primeros platos elaboraciones ligeras, saciantes y refrescantes, como el gazpacho light o cremas de verdura sin nata ni mantequilla, como la crema de calabaza, la de remolacha o de la de melón.
  3. Elegir métodos de cocción saludables, como la plancha, la parrilla, el horno o el espeto para cocinar el pescado, la carne o el pollo. Son métodos de cocción disponibles en los chiringuitos y restaurantes cercanos a la playa que no aportan calorías de más.
  4. Pedir la guarnición que queremos con cada plato. Las más recomendables son las verduras, ya sean crudas, al vapor o a la brasa. En caso de que no queramos guarnición, pedir expresamente que el plato no venga acompañado de patatas fritas.
  5. Sustituir los postres altos en calorías y los helados por fruta de temporada, que contiene gran cantidad de agua y antioxidantes.
  6. Finalizar la comida con una infusión digestiva o café, a los que se les puede añadir hielo y edulcorante. En el siguiente enlace encontrará otras bebidas saludables y refrescantes para el verano.
  7. Compensar una comida copiosa con una cena ligera, rica en proteínas, lácteos desnatados o fruta.
  8. Realizar 45 minutos de ejercicio físico diario, que puede consistir en largas caminatas en la playa. Este ejercicio ayudará a mantener el consumo basal de calorías más alto que el del reposo.

Nuestros dietistas son expertos en la elaboración y seguimiento de dietas personalizadas. Solicite ahora una consulta informativa gratuita con nuestros especialistas de la Unidad de Endocrinología y Nutrición.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta

Otros artículos que pueden interesarle:

Dieta: Trucos para compensar los excesos en vacaciones 

Dieta de la piña para 7 días 

12 consejos para un bronceado bonito y seguro