/uk/

12 consejos para prevenir y reducir la retención de líquidos

 

12 consejos para prevenir y reducir la retención de líquidos

iml
30/03/2017

Una de las consecuencias del calor es la retención de líquidos en las piernas, que se manifiesta con síntomas incómodos y que pueden provocar varices y celulitis. Instituto Médico Láser ofrece 12 consejos para prevenir y eliminar la retención de líquidos en las piernas.

¿Qué es la retención de líquidos?

La retención de líquidos o edema es la acumulación de exceso de líquidos en los tejidos blandos. Este líquido procede del plasma y pasa del compartimento vascular al compartimento intersticial.

Los síntomas de la retención de líquidos pueden ser:

  • Pesadez
  • Calambres
  • Hinchazón
  • Debilidad
  • Dolor

Si la retención de líquidos o edema es general y aparece en todo el cuerpo, puede estar asociado a enfermedades graves.

Si la retención de líquidos se manifiesta en zonas localizadas, como las piernas, su origen puede ser por insuficiencia del sistema linfático, por alteraciones orgánicas o funcionales.

Causas de la retención de líquidos

La retención de líquidos puede ser un síntoma de distintas patologías:

  • Problemas circulatorios
  • Insuficiencia cardíaca
  • Trastornos renales, hepáticos o pulmonares
  • Hipertensión arterial
  • Ingesta de determinados medicamentos
  • Anovulatorios
  • Embarazo

Para determinar la causa de la retención de líquidos es necesario acudir al médico, quien realizará una historia clínica y un diagnóstico para descartar enfermedades graves y para plantear la opción terapéutica más adecuada para cada paciente.

Es necesario acudir al médico para determinar la causa de la retención de líquidos

Es necesario acudir al médico para determinar la causa de la retención de líquidos

12 consejos para prevenir y eliminar la retención de líquidos en las piernas

Existe una serie de medidas higiénico-dietéticas que podemos seguir para prevenir la retención de líquidos localizada de origen linfático:

  1. Menos sodio y más potasio. Reducir la sal en las comidas y consumir más frutas y verduras, especialmente las que poseen propiedades diuréticas, como espárragos, alcachofas, lechuga, apio, piña…
  2. Usar ropa amplia. Evitar prendas que opriman, como fajas, calcetines apretados o pantalones muy ceñidos.
  3. Usar medias de compresión que estimulen la circulación sanguínea.
  4. Practicar ejercicio suave que favorezca el drenaje, como la natación o caminar.
  5. Colocar las piernas en alto siempre que sea posible.
  6. Evitar las fuentes de calor.
  7. Evitar permanecer muchas horas de pie o sentado.
  8. Beber agua, para estimular el efecto diurético.
  9. Realizar baños de inmersión en agua fría, ya que es vasoconstrictora y favorece la circulación sanguínea.
  10. Estimular el drenaje con fitoterapia. Una infusión al día de té rojo, té verde, cola de caballo o salvia tienen un suave efecto diurético.
  11. Usar calzado cómodo, de tacón medio. Evitar tacón alto y zapatos planos.
  12. Recibir tratamientos médico-estéticos que previenen y tratan la retención de líquidos, entre los que destacan la presoterapia neumática intermitente, la terapia microalveolar, la carboxiterapia y la mesoterapia.

El siguiente vídeo muestra los síntomas de la retención de líquidos y uno de los tratamientos de IML en Madrid para eliminarla:

Presoterapia neumática intermitente

Consiste en aplicar presiones bajas a nivel distal y aumentar a medida que se aproxima al centro del cuerpo. El periodo de descompresión favorece la aspiración del líquido retenido por parte de los capilares, y el periodo de presión ayuda a su expulsión hacia los precolectores.

Por lo general, nuestros médicos recomiendan 2 sesiones semanales.

Terapia Microalveolar

Consiste en aplicar un masaje mediante un sistema de rodillos que ejercen una suave aspiración. Este masaje permite la apertura, descompresión y estiramiento de las distintas estructuras arteriales, venosas y linfáticas, por lo que favorecen el flujo sanguíneo y eliminan proteínas de alto peso molecular, reabsorbiendo así los edemas intersticiales.

En IML recomendamos aplicar un máximo de 3 sesiones por semana.

Carboxiterapia

Consiste en la infiltración subcutánea de CO2 en los tejidos afectos. Esta inyección de CO2 produce una mejora del intercambio gaseoso, por lo que reestablece la microcirculación y aumenta el flujo sanguíneo.

Pueden aplicarse hasta 2 y 3 sesiones por semana.

Mesoterapia

La Mesoterapia es la infiltración subcutánea de sustancias homeopáticas. El médico de IML selecciona aquellos principios activos con mayor poder drenante. Nuestros médicos recomiendan aplicar 1 sesión semanal.

¿Desea conocer cuál es el tratamiento más adecuado para la retención de líquidos? Pida una cita informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos.

Te puede interesar ...

Instituto médico láser

Paseo General Martínez Campos, 33 28010 Madrid (España)
WhatsApp: 637 504 871

Horario

Lunes a viernes de 9:30h a 21:00h
Sábados de 10:00h a 15:30h*
* Durante el mes de Agosto, el horario de los sábados es de 10:00h a 15:00h

Consulta gratuita





He leído y acepto la política de privacidad

Please leave this field empty.

WordPress Video Lightbox Plugin