Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
 
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

10 creencias falsas sobre la dieta

Falsos mitos como que el pan engorda o que la fruta no debe tomarse de postre han circulado durante años, confundiendo a más de un paciente en su afán por cuidar su alimentación. En este artículo, la Dra. Blanca Vasco de IML desmitifica estas 10 creencias falsas sobre la dieta.

Mito nº 1. Nunca tomes fruta de postre

Falso. Podemos tomar la fruta a cualquier hora del día:

  • En el desayuno, acompañando a unos cereales o a un yogur.
  • A media mañana o media tarde, como tentempié saludable y sabroso.
  • Después de las comidas, en el contexto de una dieta saludable.

Eso sí, es recomendable tomar la fruta entera, ya que así posee más fibra y nutrientes que en zumo.

Podemos tomar fruta en el desayuno

Mito 1: No debe tomarse fruta de postre

 

¿Le llamamos? »

Mito nº 2. Puedes comer ensalada a voluntad

Depende de sus ingredientes. Si son ensaladas a base de verduras y hortalizas, crudas o cocidas, ayudarán a mantener la línea de forma muy sana, ya que aportan vitaminas y minerales y su fibra crea un efecto saciante.

Sin embargo, existen acompañamientos o aliños cuyo aporte calórico es mayor que el de la propia ensalada. Es el caso de la ensalada tipo César.

  • Si acompañamos la ensalada con atún, es mejor elegir atún al natural.
  • Los quesos grasos podemos sustituirlos por pedacitos de queso fresco desnatado.
  • Es recomendable sustituir la salsa mahonesa por aceite de oliva y vinagre en cantidades moderadas.

Consulte aquí: 10 aliños bajos en calorías.

Mito nº 3. Los productos light adelgazan

Falso. Los productos light pueden ayudar en la dieta de adelgazamiento por el hecho de no aportar calorías de más, pero no adelgazan por sí mismos.

No hay que consumirlos en exceso, ya que un producto light contiene al menos un 30% menos de calorías que el mismo alimento en su versión original. Pero si lo consumimos en exceso, podemos estar aportando más calorías a la dieta que si tomásemos el alimento original con mesura.

¡Pide tu cita! Primera Consulta Gratuita En IML le atenderá un médico especialista en su tratamiento desde la primera consulta.

Mito nº 4. Los cereales integrales engordan menos

Falso. Los cereales integrales poseen casi las mismas calorías que los cereales refinados.

Entonces, ¿por qué recomendamos tomar cereales integrales? La diferencia entre los integrales y los refinados radica en que los primeros, al conservar su fibra, vitaminas y minerales, producen un efecto saciente y reducen la absorción de azúcares y grasas, por lo que, por un lado pueden reducir el apetito y por otro ayudan a adelgazar. Además, los cereales integrales son importantes para la regulación del tránsito intestinal.

Mito nº 5. Para adelgazar hay que olvidarse de los hidratos de carbono

Falso. Los hidratos de carbono son la fuente de energía principal que recibe nuestro organismo y deben estar presentes en una dieta equilibrada.

Alimentos como el pan no deben ser desterrados de la dieta, sino que debemos controlar las cantidades que comemos y elegirlo siempre integral.

Las legumbres son una importante fuente de proteínas, hierro, fibra y vitaminas del grupo B. Por sí solas no tienen un alto contenido en grasa. Si se preparan con verduras y sin grasas añadidas (por ejemplo, las procedentes de embutidos, carnes, etc.), las legumbres deben estar presentes en la dieta.

La pasta y el arroz son saludables en la dieta si son integrales, si no van acompañados de salsas o acompañamientos grasos y si vigilamos las cantidades que comemos.

Las patatas pueden tomarse hervidas, al horno o al vapor, acompañando a legumbres o verduras. Hay que evitar las patatas fritas.

Los hidratos de carbono deben estar presentes en una dieta equilibrada

Los hidratos de carbono deben estar presentes en una dieta equilibrada

 

Solicitar consulta gratuita »

Mito nº 6. Los edulcorantes no tienen calorías

Falso. No se puede generalizar.

La fructosa es el azúcar presente de forma natural en la fruta. Al igual que otros azúcares, sí aporta calorías y tomada sin moderación puede contribuir al aumento de peso.

El sorbitol, el xilitol y el manitol sí contienen calorías, aunque en muy baja cantidad.

Los únicos edulcorantes que no contienen calorías son el extracto de stevia y la sucralosa.

Mito nº 7. Beber agua entre las comidas adelgaza

Falso. Hay que beber agua a lo largo del día, desde por la mañana hasta la hora de acostarse. No se recomienda reducir el consumo de agua a los tramos entre comidas.

Para aquellos pacientes a los que les cuesta beber agua, pueden tomarla en forma de infusiones o caldos de verduras.

Mito nº 8. Los refrescos light con gas no engordan

Existen en el mercado refrescos gaseosos sin azúcar y sin calorías, por lo que estos productos no van a frenar el proceso de adelgazamiento de una dieta. Sin embargo, no es aconsejable beberlos a diario. Deben tomarse de forma puntual, para aliviar la ansiedad de tomar algo dulce, por ejemplo.

Los refrescos con gas pueden provocar flatulencias y otras molestias, incluso algunos pueden favorecer la descalcificación ósea a largo plazo.


Los alimentos con fibra reducen la absorción de colesterol

Los alimentos con fibra reducen la absorción de colesterol

 

Solicitar Consulta Gratuita

Mito nº 9. La fibra resta calorías

Falso. La fibra no resta las calorías de los alimentos que ingerimos, sino que, si la consumimos en abundancia, puede reducir la absorción de algunos nutrientes.

Así, el consumo de fibra soluble de avena, cebada, judías y algunas frutas reduce ligeramente los niveles de colesterol LDL.

Sin embargo, la fibra también debe consumirse con moderación, ya que un exceso de fibra puede impedir la completa absorción de minerales como el hierro, el calcio, el cobre o el zinc.

Mito nº 10. Hay alimentos capaces de cambiar el metabolismo

Falso. El metabolismo no cambia por consumir unos u otros alimentos.

El metabolismo tiene un alto componente genético, por eso cada persona tiene un ritmo metabólico diferente. A lo largo de los años, el metabolismo se ralentiza. Sin embargo, en ocasiones es necesario diagnosticar un cambio metabólico para descartar patologías endocrinológicas, como el hipotiroidismo o la diabetes.

Dra. Blanca Vasco. Unidad de Medicina Estética Corporal de IML en Madrid.

Nuestros especialistas de la Unidad de Endocrinología y Nutrición pueden asesorarle sobre cuál es la dieta más adecuada en su caso. Solicite ahora una consulta informativa gratuita en nuestra clínica

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta

Otros artículos que pueden interesarle:

¿Cómo se debe hacer una dieta?

La dieta equilibrada: Requerimientos nutricionales

La dieta proteinada